Cómo preparar un licuado especial de remolacha para controlar el colesterol

0
124

Publicidad

El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra en los lípidos de la sangre. El organismo, en cierta medida, lo necesita para producir continuamente células sanas.

Sin embargo, producto de los descontroles en sus niveles, puede formar depósitos en los vasos sanguíneos, elevando de forma considerable el riesgo de problemas cardíacos.

Esta condición, conocida en términos médicos como hipercolesterolemia, interfiere en el buen funcionamiento de órganos vitales y produce consecuencias que ponen en riesgo la vida.

Si bien se puede dar por cuestiones hereditarias, la mayor parte de las veces es el resultado de la elección de un estilo de vida poco saludable, sobre todo en lo que tiene que ver con la dieta.

Por este motivo, es fundamental que la persona mejore sus hábitos y acceda a ciertos remedios que favorecen su control de forma 100 % natural.

En esta oportunidad queremos recomendar un licuado especial de remolacha cuyas propiedades nutricionales favorecen la descomposición de esta grasa.

¡No dudes en probarlo!

¿Cuáles son los riesgos de tener el colesterol alto?

Cuando una persona tiene el colesterol alto se expone a muchas enfermedades. Esta sustancia va generando un bloqueo en las arterias, interfiriendo en el paso del flujo sanguíneo a través de estas.

Algunas de las consecuencias de este descontrol son:

Sobrepeso u obesidad

Aterosclerosis

Enfermedad vesicular

Infarto de miocardio

Presión arterial alta

Hepatopatías e isquemia

Aumento de la glucosa en la sangre

Visita este artículo: 5 claves para controlar el colesterol

Síntomas del colesterol alto

El principal riesgo de tener el colesterol alto es que no suelen haber síntomas contundentes para identificarlo. De hecho, desde hace muchos años se incluyó en el grupo de enfermedades catalogadas como “asesino silencioso”.

Pese a esto, algunos síntomas comunes podrían ayudar a lograr un diagnóstico oportuno. Las señales de alerta incluyen:

Sensación de pesadez abdominal

Mareos y visión borrosa

Inflamación de las extremidades (edema)

Mal aliento

Dolor en el pecho

Debilidad y fatiga

Intolerancias alimentarias

Problemas intestinales

Urticaria o alergias cutáneas

¿Por qué utilizar remolacha para reducir el colesterol?

La remolacha, también conocida como betabel, es una de las verduras más recomendadas para los pacientes con problemas de colesterol.

Sus principales beneficios se le atribuyen a sus aportes de fibra y compuestos antioxidantes, los cuales ayudan a descomponer este lípido.

Tiene propiedades depurativas que apoyan las funciones del hígado, órgano donde se produce la mayor parte del colesterol. Sus nutrientes purifican la sangre y ayudan a remover las toxinas.

Sus aportes de fibra dietética mejora el proceso de absorción de las grasas, impidiendo que formen depósitos en el organismo. Esto, por supuesto, reduce la tendencia a acumular colesterol.

Su contenido de niacina apoya la formación de colesterol bueno (HDL), el cual es determinante para remover los residuos de colesterol malo (LDL) y triglicéridos.

Entre otras cosas, contiene fitonutrientes como la betanina y vulgaxantina, que pueden ayudar a aliviar la inflamación y el deterioro celular.

Ver también: ¿Cuáles son los beneficios de la remolacha roja?

¿Cómo preparar este licuado de remolacha para el colesterol?

Aunque el ingrediente protagonista de este licuado es la remolacha, también vamos a incluir otros alimentos que resultan idóneos para regular los niveles de colesterol.

Como resultado conseguimos una bebida desintoxicante que, ingerida de forma regular, mejora la salud cardiovascular, el peso corporal y la vitalidad en general.

Ingredientes

1 manzana

1 raíz de remolacha

El jugo de 2 naranjas

El jugo de 1 limón

Preparación

Pela la manzana y córtala en varios trozos.

Pica la remolacha en pequeños cubos y reserva.

Corta los cítricos a la mitad y extráeles el zumo.

Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y, si es necesario, agrégales un chorro de agua para facilitar su procesado.

Licua por unos minutos, hasta obtener una bebida homogénea y sin grumos.

Modo de consumo

Lo ideal es tomar el licuado recién preparado, ya que es el momento en que concentra todas sus propiedades. Si bien se puede reservar en la nevera, pasadas unas horas habrá perdido algunos de sus nutrientes.

Tómalo en ayunas, mínimo 3 veces a la semana.

Si recién te dieron el diagnóstico de colesterol alto, consúmelo todos los días, durante 3 o 4 semanas seguidas.

Importante: Evita este licuado si tienes enfermedades en los riñones. La remolacha contiene oxalatos que pueden producir complicaciones en caso de piedras renales.

Para finalizar recuerda que, aunque este licuado favorece el control del colesterol, es primordial que adoptes otros hábitos saludables. Realiza ejercicio regular, aliméntate bien y evita el estrés.

Publicidad