Cómo evitar el exceso de azúcar en tu dieta

0
180

Publicidad

A veces el consumo de azúcar es inevitable, pero no podemos negar que en nuestra dieta hay más azúcar del que debería… y del que pensamos. El azúcar oculto es uno de los grandes hándicaps de la alimentación actual, y no son pocos los alimentos que esconden azúcar. Reducir su consumo es el objetivo que deberíamos marcarnos, y si estás pensando en cómo evitar el exceso de azúcar en tu dieta no puedes perderte los 6 consejos que vamos a darte y que te ayudarán a seguir una alimentación más saludable.

¿Cuánto azúcar tomas en el desayuno?

El desayuno es la comida más importante del día, pero también en la que es más fácil caer en la trampa de los azúcares ocultos. Las tortitas, las barritas energéticas, los zumos de frutas -si no lo exprimes tú en casa-, el café, los cereales, el pan de molde que utilizas para tus tostadas… Todos ellos esconden azúcar por todas partes. Si forman parte de tu desayuno habitual, quizá deberías sustituirlos por alimentos sin procesar, como los copos de avena o la quinoa, fruta, semillas y frutos secos o zumos y batidos hechos en casa.

Redefine tu dieta

No hablamos de un cambio radical en tus pautas de alimentación -aunque a veces es necesario-, sino de que identifiques los alimentos ricos en azúcar o azúcares ocultos y los cambies por otros más saludables. Las barritas energéticas, los yogures de sabores, los frutos secos tostados o los zumos enlatados siempre aparecen entre los alimentos a suprimir, sin olvidar los dulces o alimentos industriales. Las salsas también ocultan una cantidad muy importante de azúcar, lo que nos lleva directos al siguiente punto.

Mejor hacerlo en casa que comprarlo ya hecho

Uno de los grandes responsables, por no decir el culpable, del exceso de azúcar que consumimos es la industria alimenticia, que añade azúcar todos los alimentos que produce, como las salsas, zumos, batidos y otros condimentos que muchas veces podríamos preparar nosotros mismos en casa pero que por comodidad preferimos comprar en el supermercado. Como suele pasar, preparar las salsas y condimentos en casa es mucho más saludable que comprarlas hechas, ya que entre otras cosas nos ahorramos el azúcar.

Consume más grasas saludables

Las grasas no tienen por qué ser malas. De hecho, las grasas saludables como el omega 3 tienen efectos muy beneficiosos para nuestro organismo. Si consumimos las grasas saludables y la proteínanecesarias -muchas veces van de la mano- nuestro cuerpo se sentirá mejor, y no tendremos tantos antojos de dulce. El aceite de oliva o el de coco, el aguacate, los lácteos crudos, las nueces o las semillas como las de lino ayudan a ello. Puedes añadir estas grasas saludables en cada una de tus comidas.

¡No te bebas el azúcar!

Todos sabemos que el agua es la mejor bebida que existe, pero muchas veces la sustituimos por los refrescos azucarados, bebidas energéticas o isotónicas para deportistas, zumos… en resumen, en vez de por el agua nos decantamos por las bebidas azucaradas que tantos problemas crean. Si buscas alternativas saludables al agua tenemos el té verde o de hierbas, el café negro solo o el agua de coco. Eso sí, no endulces artificialmente estas bebidas ya que estarás comiendo azúcar.

Utiliza endulzantes naturales

Por suerte cada vez tenemos más endulzantes naturales alternativos al azúcar, y son muy fáciles de encontrar: la estevia, la miel cruda, el azúcar de coco o el sirope de arce -puro y orgánico- pueden ejercer sin problemas en papel del azúcar a la hora de cocinar en casa, tanto la comida de nuestro día a día como los postres o pasteles en ocasiones especiales. Incluso el sabor será mejor que cuando utilizas azúcar.

Publicidad