Usos medicinales del Laurel

0
95

Laurus nobilis - Köhler–s Medizinal-Pflanzen-086.jpg

Publicidad

El té del Laurel, está hecho del arbusto dulce y fragante del laurel y ha ganado fama en la industria del té,  gracias a sus propiedades medicinales.

Hay muchas variedades de laureles pero lo importante es saber identificar el que es comestible antes de ponerlo en la cocina para hacer un té.

El Sweet Bay Laurel se cultiva como una hierba de jardín y sus hojas son picantes y fragantes.

Las hojas pueden utilizarse frescas o secarlas al sol con el propósito de usarlas como  hierba aromática.

Las hojas se machucan para obtener de ellas un aceite fragante y en muchas bebidas se utilzar para hacer infuciones que se combinan con bebidas alcohólicas como ginebra, vodka y el laurel le da un saborcito picante a dichas bebidas.

Los griegos y los romanos utilizaban el laurel por sus propiedades medicinales, desde tiempos antiguos.   A pesar del mito que rodea los orígenes de esta planta, la ciencia moderna demuestra las propiedades nutritivas del laurel porque es rico en vitaminas y minerales que son muy necesarios para gozar de una buena salud.

El laurel contiene diferentes tipos de compuestos químicos que actúan como antioxidantes y protegen contra el daño de los radicales libres.

Las hojas frescas también contienen cantidades amplias de vitamina A (6185 UI por porción de 100 gramos) y vitamina C (46,5 mcg por porción de 100 gramos).

Además de esto, las hojas de laurel contienen complejos de vitamina B como la niacina, la riboflavina, la piridoxina y el ácido pantoténico.

También son una excelente fuente de ácido fólico, proporcionando casi 180 mcg de folatos por porción de 100 gramos.

Los minerales esenciales que se encuentran en las hojas de laurel incluyen calcio, potasio, manganeso, magnesio, cobre, hierro, selenio y zinc.

Beneficios para la salud y usos terapéuticos

Algunos de los beneficios comunes de la hierba de laurel y sus usos son los siguientes.

Los antioxidantes en el laurel del laurel dulce consisten en compuestos químicos que pueden ayudar a combatir el daño causado por los radicales libres, reduciendo así el riesgo de cáncer.

Estas hojas también tienen propiedades anti-envejecimiento.

Los compuestos químicos que se encuentran en las hojas de laurel también ayudan a hacer la digestión.

Las cocinas indias y mediterráneas promueven el uso de hojas de laurel como agente antiséptico y digestivo.

Se usan las hojas laurel secadas e infundidas en el té para proporcionar bienhestar al aparato digestivo o como supresor del apetito para la pérdida de peso.

La vitamina A es esencial para la salud de la piel, el cabello y la visión.

Funciona como un potente antioxidante que puede reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Las hojas dulces de laurel contienen casi el 206 por ciento del valor diario recomendado de vitamina A por cada 100 gramos.

El complejo de Vitamina B contenido en las hojas de laurel ayuda a regular la función del sistema nervioso, algunos órganos y la producción de hormonas.

Además, el consumo de hojas secas o frescas de laurel como parte de la dieta diaria también puede ayudar a las personas con diabetes a regular su metabolismo y bajar los niveles de azúcar en la sangre.

También contiene Vitamina C y se puede utilizar para reducir la inflamación, combatir las enfermedades virales y estimular el sistema inmunológico contra la enfermedad que causan los virus y bacterias.

El ácido fólico o los folatos presentes en las hojas de laurel son una parte necesaria del desarrollo del ADN en los fetos.

Introducidas en la dieta prenatal, las hojas de laurel dulce pueden fomentar la síntesis del ADN e incluso reducir el riesgo de trastornos nerviosos en los niños.

Los minerales esenciales contenidos en hojas de laurel, incluyendo el calcio, el hierro, el cobre, el potasio, el manganeso, el magnesio, el selenio, y el cinc, contribuyen a diversas funciones corporales tales como procesar enzimas, mejorar la producción de las células de la sangre, regulando la función de los órganos y de los músculos, etc.

Otros usos terapéuticos de hojas de laurel incluyen el uso de aceites esenciales extraídos de las hojas, bayas o la corteza del árbol para curar heridas, quemaduras o inflamación y para aliviar el dolor muscular o esguinces.

Las curaciones naturales u orgánicas usan las propiedades curativas del laurel de laurel dulce en píldoras, cremas, geles, champús herbarios, y humectantes.

Beber té de laurel puede ayudar con los síntomas ocasionados por el resfriado o de la gripe.

Otros usos

Los beneficios de los extractos de hoja de laurel los usan las industrias para manufacturar  repelentes de insectos en forma de cremas y geles.

Las hojas del laurel de bahía también actúan como un diurético y astringente.

En los últimos tiempos, las hojas de laurel dulce se les da mucha importancia  debido a sus propiedades medicinales y curativas.

Precauciones / Efectos secundarios / Advertencias

Algunas de las precauciones a tener en cuenta son las siguientes:

El laurel debe usarse con moderación al cocinar.

Si está usando hojas frescas de laurel, asegúrese de lavarlas muy bien

Tenga cuidado al alimentar a los niños pequeños con hojas de laurel.   Esta hoja debido a su textura, puede causar asfixia si se consume entera.

La medicina tradicional sospecha que la hoja de laurel puede tener propiedades abortivas,  y aunque no hay una muestra o evidencia médica que lo compruebe es mejor que las mujeres embarazadas o lactantes no consuman el té de laurel si no es con la aprobación de su médico.

Algunos efectos secundarios que podría producir las hojas del laurel son alergias como eccema en la piel manos, pies o cara, y en algunos casos dificultades respiratorias.

No es recomendado el uso excesivo de las hojas de laurel para hacer infusiones o tés porque contiene propiedades narcóticas.

También el beber demasiado té de laurel podría a largo plazo causar náuseas o diarrea.

En el caso de experimentar algunos de estos síntomas mencionados arriba, después de haber consumido hojas de laurel, consulte a su médico de inmediato.

Publicidad