Beneficios de las plantas para el cerebro

0
113

Publicidad

Las hortalizas verdes son siempre un dolor de cabeza para muchas personas. A pesar de que hay cierta población que las adora, hay otros que no las pueden ni mirar, sobre todo los niños. Por más que Popeye haya intentado demostrar que las plantas son extremadamente saludables para el organismo, pocos son realmente entusiastas de este tipo de alimentos. No obstante, según estudios recientes, consumir lechugas, espinacas o coles es tan beneficioso que quizá quiera considerar la próxima vez que le ofrezcan una ensalada.

Resulta que las plantas mencionadas producen excelentes efectos en la memoria y la capacidad cognitiva de quienes las comen frecuentemente. Es tan sorprendente su incidencia que quienes no las ingieren podrían tener 11 años de desventaja, en cuanto a cognición y agilidad mental se refiere. El experimento, cuyas conclusiones fueron publicadas en el portal Neurology.org, tomó como muestra a 960 personas con edades cercanas a los 80 años que, además, no poseían ningún indicio de demencia ni alguna otra enfermedad mental.

Cada participante tuvo que responder una encuesta sobre cómo era su dieta generalmente y realizar ciertos ejercicios para determinar sus habilidades intelectuales. Aunque, a ciencia cierta, no hubo forma de asegurar que las mentes más brillantes debían su capacidad cognitiva a su nutrición, había una fuerte correlación en cada caso analizado.

Si es verde, es bueno

Martha Morris, una de las científicas que analizó los resultados, declaró a medios estadounidenses que el sondeo ayudó a comprobar lo que ya se creía sobre esta clase de alimentos. Asimismo, aseguró que quienes incluyan vegetales en su dieta estarán fortaleciendo su cerebro de forma constante. Entre los principales nutrientes que se pueden hallar en estos ingredientes están las vitaminas E y K, ácido fólico, betacaroteno y luteína. Todos muy buenos para la salud.

Incluir las plantas en las comidas no es tan difícil como parece. Basta con elevar la ingesta de preparaciones como ensaladas y vegetales salteados, así como empezar a incluir espinacas, lechugas o berros en sándwiches o tortillas. Tenga la certeza de que su cerebro se lo agradecerá con el tiempo.

Publicidad