Esta hormona es la razón por la que no puedes perder peso, lee cómo solucionar este problema

0
178
Esta hormona es la razón por la que no puedes perder peso, lee cómo solucionar este problema

Esta hormona es la razón por la que no puedes perder peso, lee cómo solucionar este problema

Si siempre estás tratando de bajar de peso, y ningún cambio en la dieta o dura sesión de ejercicios puede dar resultados visibles, a continuación, la hormona leptina puede ser la razón detrás de todo.

Publicidad

Esta hormona es segregada por las células y su función principal es la de equilibrar tu peso y los niveles de energía del cuerpo. La leptina realiza su función de dos formas: la primera es indicarle al cerebro cuando es el momento de dejar de comer, la segunda es mediante la estimulación del tejido graso para quemar energía.

A medida que se creces y te pones más grueso, el cuerpo libera más leptina en el flujo de sanguíneo con la finalidad de crear un equilibrio mediante la estimulación del tejido graso para quemar la grasa excesiva. Pero, pareciera como que la hormona no estuviera funcionando bien. Para entenderlo mejor, una gran cantidad de personas con exceso de peso desarrollan lo que llamamos resistencia a la leptina.

Razones de resistencia a la leptina

Cuando el cuerpo llega a elevados niveles de leptina durante un periodo de tiempo más largo, pierde la sensibilidad a la leptina. Esto trae como resultado de que el cerebro no escucha cuando la leptina le indica que debe dejar de comer o acelerar el metabolismo.

Esta condición en el cuerpo provoca dificultades en el proceso de perder peso y mantener saludable la tasa de metabolismo. Por otra parte, las personas con resistencia a la leptina son propensas a enfermedades crónicas, causando exceso de grasa del estómago y aumento de la inflamación.

La resistencia a la leptina también puede ocasionarse como consecuencia de las dietas de choque. Con el fin de perder peso rápidamente, hay personas caen en el error de reducir drásticamente su consumo de calorías. Sin embargo, esto causa problemas ya que hace que la leptina responda diciendo que el cerebro necesita más comida. Por lo tanto, siempre será una buena idea evitar este tipo de dietas, enemigo que en su mayoría no podrá entregar los resultados deseados, y causara más daño que beneficios.

El consumo continuo de alimentos procesados ​​es el tercer caso por el cual uno puede ocasionar resistencia a la leptina. Estos alimentos dañinos incluyen: hidratos de carbono refinados, alimentos altos en azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa y alimentos altos en grasa.

 

Publicidad