Vitaminas: Qué Son, Para qué sirven Y cuáles necesitas

0
102

Publicidad

Las vitaminas son compuestos orgánicos que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para mantenerse sano y con vitalidad. Casi todas provienen de los alimentos, excepto la vitamina D, que también se gana al recibir luz solar.

La cantidad de vitaminas producidas por el cuerpo para mantenerse con vida es escasa y a veces ninguna.

La demanda de estas sustancias varía en los seres vivos y cada una tiene un rol diferente para la salud.

Por ejemplo, los humanos necesitan un frecuente ingreso de vitamina C, pero los perros no. Estos animales la producen o sintetizan para sus necesidades.

Lista de Vitaminas

Datos para mejor comprensión

Los siguientes son 5 datos sobre las vitaminas que favorecerán a comprender mejor qué son y para qué sirven.

La medicina conoce 13 vitaminas

Las vitaminas son solubles en dos tipos de sustancias, en agua y en grasas

Las vitaminas solubles en grasas son más fáciles de almacenar para el cuerpo

Las vitaminas se identifican como compuestos orgánicos porque poseen carbono en su composición

La mejor fuente de cada tipo de vitaminas es la comida. Los suplementos vitamínicos también son válidos por recomendación médica

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son sustancias orgánicas formadas por moléculas de carbono presentes en los alimentos, sobre todo en los naturales. Constituyen un elemento clave para el buen funcionamiento del metabolismo.

No ingerir suficientes vitaminas podría provocar enfermedades peligrosas. Son nutrientes esenciales que el cuerpo no produce en las cantidades que demanda.

Se conocen 13 componentes orgánicos categorizados como vitaminas.

Vitamina A: interviene en la salud de los dientes, huesos, tejidos blandos, mucosas, membranas y en la piel.

Vitamina B6 o piridoxina: interviene en la creación de glóbulos rojos y en la salud cerebral.

Vitamina B12: interviene en la salud de la sangre y en la del sistema nervioso.

Vitamina C o ácido ascórbico: mantiene saludable los dientes, encías y tejidos.

Vitamina D: producida por el cuerpo al exponerse al sol. Muy importante para el calcio y la piel.

Vitamina E o tocoferol: importante para la sangre y la utilización de la vitamina K.

Vitamina K: requerida para la coagulación de la sangre.

Biotina: importante para metabolizar proteínas y carbohidratos, entre otros procesos.

Niacina: ayuda a mantener sana la piel.

Folato: ayuda a formar glóbulos rojos y a regular funciones celulares.

Ácido pantoténico: importante para metabolizar alimentos y regular las hormonas.

Riboflavina: importante para la producción de glóbulos rojos y el crecimiento del cuerpo.

Tiamina: interviene en la producción de energía del cuerpo a través de los carbohidratos.

Vitaminas solubles en grasas y en agua

Las vitaminas solubles en grasas se almacenan en los tejidos adiposos del cuerpo y en el hígado. Estas son la A, E, D y K.

A diferencia de las solubles en agua, son más fáciles de guardar en el cuerpo. Pueden mantenerse por días, semanas y meses. Estas vitaminas se absorben en el intestino, proceso que se alcanza por los lípidos o grasas.

Las vitaminas solubles en agua, C y B, no permanecen mucho tiempo en el cuerpo, porque no puede almacenarlas. Son expulsadas por la orina.

Influencia de las vitaminas

Vitamina A

Se conocen químicamente como retinol, retinal y betacaroteno, junto a otros tres caroteniodes.

Es soluble en grasas

Una ingesta insuficiente podría causar ceguera nocturna y queratomalacia, enfermedad ocular que conlleva a resequedad en la córnea

El hígado, el aceite de hígado de pescado, las zanahorias, el brócoli, las batatas, la mantequilla, col rizada, espinaca, calabaza, el huevo, algunos quesos, la leche y el melón, son alimentos ricos en vitamina A.

Vitamina B

Se le conoce químicamente como, tiamina.

Es soluble en agua

Una ingesta insuficiente podría causar enfermedades conocidas como, beriberi, caracterizadas por fatiga intensa. Su escaso consumo podría causar el síndrome de Wernicke-Korsakoff

El cerdo, los cereales, las semillas de girasol, el arroz integral, espárragos, coliflor, las papas, naranjas, el hígado, los huevos y la col rizada, son fuentes de vitamina B

Vitamina B2

Se le conoce químicamente como, riboflavina.

Es soluble en agua

Una ingesta insuficiente podría causar ariboflavinosis, enfermedad caracterizada por llagas en la boca

El espárrago, las bananas, el queso cottage, la leche, el yogur, la carne, los huevos, el pescado y los granos verdes, son fuentes de vitamina B2

Vitamina B3

Se le conoce químicamente como, niacina o niacinamida.

Es soluble en agua

Una ingesta insuficiente podría causar malestares mentales y pelagra, enfermedad caracterizada por manchas en la piel y trastornos digestivos

El hígado, el pollo, la carne, el atún, salmón, la leche, los huevos, el aguacate, los tomates, vegetales de hojas verdes, el brócoli, las zanahorias, batatas, el espárrago, las nueces, los granos integrales, las legumbres, los hongos y la levadura, son fuente de vitamina B3

Vitamina B5

Se le conoce químicamente como, ácido pantoténico.

Es soluble en agua

Una ingesta insuficiente podría causar parestesia, sensación anormal de los sentidos

Las carnes, los granos integrales sin procesar, el brócoli, aguacate y las huevas de peces, son fuentes de vitamina B5

Vitamina B6

Se le conoce químicamente como piridoxina, piridoxamina o piridoxal.

Es soluble en agua

Una ingesta insuficiente podría causar anemia, neuropatías periféricas, daños al sistema nervioso en el cerebro y en la espina dorsal

La carne, las bananas, los granos integrales, vegetales y las nueces, son fuente de vitamina B6. La leche también la aporta pero pierde casi la mitad al secarse, congelarse o enlatarse

Vitamina B7

Se le conoce químicamente como, biotina.

Es soluble en agua

Una ingesta insuficiente podría causar dermatitis o enteritis e inflamaciones del intestino

La yema del huevo, el hígado y algunos vegetales, son fuentes de vitamina B7

Vitamina B9

Se le conoce químicamente como ácido fólico o ácido folínico.

Es soluble en agua

Una ingesta insuficiente podría causar males congénitos en el embrión durante el embarazo. Las mujeres deben consumir suplementos de ácido fólico hasta por un año completo, antes de decidir quedar en estado

Vegetales de hojas verdes, las legumbres, el hígado, la levadura de pastelería, los productos fortificados con granos y las semillas de girasol, son fuentes de vitamina B9

Algunas frutas y la cerveza suman cantidades moderadas

Vitamina B12

Se le conoce químicamente como cianocobalamina, hidroxocobalamina y metilcobalamina.

Es soluble en agua

Una ingesta insuficiente podría causar anemia megaloblástica, enfermedad en la que se producen glóbulos rojos anormales, poco efectivos e inusualmente grandes

El pescado, las almejas, carnes, aves, los huevos, la leche y los productos lácteos, son fuentes de vitamina B12. Algunos cereales fortificados, productos de soya y la levadura nutricional fortificada también la tienen

Vitamina importante para las dietas veganas, por lo que se recomienda tomar suplementos de esta con regularidad.

Vitamina C

Se le conoce químicamente como, ácido ascórbico.

Es soluble en agua

Una ingesta insuficiente podría causar anemia megaloblástica

Las frutas y los vegetales son fuentes de vitamina C

El hígado también tiene altas cantidades, sin embargo, los períodos de cocción prolongada destruyen las moléculas de esta.

Vitamina D

Se le conoce químicamente como ergocalciferol o colecalciferol.

Es soluble en grasas

Una ingesta insuficiente podría causar osteomalacia, padecimiento caracterizado por la debilidad de los huesos

Su fuente es la exposición a los rayos ultravioletas B por la luz del sol, pero por períodos moderados y de forma que no cause ningún daño a la piel. Otras fuentes son los pescados grasos, los huevos y el hígado de res.

Vitamina E

Se les conoce químicamente como tocoferoles o tocotrienoles.

Una ingesta insuficiente podría causar anemia hemolítica en los recién nacidos

El kiwi, las almendras, el aguacate, los huevos, la leche, las nueces, los vegetales de hojas verdes, los aceites vegetales sin cocinar y los granos integrales, son fuentes de vitamina E

Vitamina K

Se le conoce químicamente como filoquinona o menaquinonas.

Es soluble en grasas

Una ingesta insuficiente podría causar diatésis hemorrágica, enfermedad caracterizada por la susceptibilidad a sangrar

Los vegetales de hojas verdes, el aguacate, kiwi y el perejil, son fuente ricas de vitamina K

La mejor forma de mantenerse abastecidos de vitaminas es por una dieta balanceada y variada, que sume buena cantidad de frutas y vegetales.

Posiblemente el doctor recomiende tomar cápsulas de ciertas vitaminas si el paciente tiene alguna condición especial, está embarazada o si sostiene una dieta estricta.

No se superará la cantidad indicada por el médico si se tomará suplementos recetados. Una sobredosis podría ser dañino para la salud.

El paciente informará al doctor todas las medicinas o sustancias que consume, porque podrían interactuar con los suplementos vitamínicos.

Comparte este artículo en las redes sociales

Publicidad