Bebidas carbonatadas: por qué no es recomendable su consumo

0
98

Publicidad

El consumo de bebidas carbonatadas puede ser perjudicial para nuestra salud si abusamos de ellas. Esto se debe a su alto contenido en azúcar refinado y otros ingredientes que no aportan nada saludable al organismo.

Bien sabemos que muchas de ellas son muy apetecibles por la gran variedad de sabores que podemos encontrar. Sin embargo, el consumo prolongado de estas que no son bebidas saludablespuede crear obesidad, problemas gástricos, cariesy otras afecciones . Os lo contamos.

Qué trastornos generan las bebidas carbonatadas

consumo.jpg”>

El consumo de bebidas carbonatadas puede crear efectos adversos que muchos desconocen o no quieren conocer. Las constantes campañas promocionales nos venden sus productos como panaceas, mientras que, si miramos detenidamente cada uno de sus ingredientes veremos que no son nada saludables.

Trastornos de obesidad

Generalmente, las bebidas gaseosas están cargadas de azúcares refinados (almíbar de maíz de alta fructosa o sacarosa). Estos ingredientes pueden afectar los niveles de insulina, de la leptina o de la ghrelina.

El consumo prolongado de la fructosa puede crear efectos negativos en las hormonas, alterando el crecimiento en los niños o generando obesidad. Para hacernos una idea, una lata de refresco carbonatado puede contener hasta 10 cucharaditas de azúcar refinado.

El sobrepeso puede desembocar enfermedadescomo:  diabetes, problemas en el sistema cardiovascular, cáncer, entre otros.

Provocan caries y debilitan el esmalte

Además de su contenido excesivo de azúcar, las bebidas gaseosas tienen ácidos (cítricos y fosfóricos) que colaboran en la degeneración del esmalte dental y en la aparición de caries. Los ácidos desmineralizan los dientes especialmente en la edad de crecimiento, por lo que, en esta etapa es importante racionar este tipo de bebidas.

Puede provocar osteoporosis

Las personas que abusan de las bebidas carbonatadas, normalmente pasan por alto otras bebidas como pueden ser los lácteos o los zumos naturales. Sustituir las vitaminas y minerales de los alimentos naturales por otros como los carbonatados, generan déficit. Las consecuencias empiezan a aparecer en los huesos y en las articulaciones conduciendo a una osteoporosis prematura. La carencia de calcio en etapas de crecimiento provoca lesiones y deformaciones.

Por otro lado, el ácido fosfórico presente en las bebidas gaseosas incrementa los niveles de fosfato en la sangre y favorece la expulsión del calcio a través de la orina, por lo que descalcifican los huesos.

Problemas en el sistema cardiovascular

El abuso del azúcar contribuye en el desarrollo de enfermedades relacionadas con el corazón en aquellas personas con el síndrome metabólico. Éstas muestran hipertensión arterial, obesidad de abdomen, niveles altos de los triglicéridos o resistencia a la insulina.

Las personas que abusan de las bebidas gaseosas son más propensas, en un futuro, a padecer infartos o diabetes (incluso los hipoglucémicos).

Alteraciones en los riñones

Muchos estudios han desvelado las probabilidades de desarrollar cálculos renales cuando se abusa de las bebidas carbonatadas. El incremento del ácido fosfórico en la sangre hace que el calcio presente en los huesos se libere y se elimine por la orina. Ésta se satura cristalizando el calcio y generando cálculos.

Trastornos derivados de los colorantes de las bebidas carbonatadas

En las bebidas gaseosas se emplean multitud de colorantes para ofrecer un aspecto más apetitoso. Sin embargo, hay que saber que cada uno de ellos son la causa de múltiples afecciones como la hiperactividad o las alergias.

Colorante caramelo. Éste se utiliza en bebidas con tonos marrones, puede crear alteraciones en la sangre o cáncer.

Colorante amarillo 5 (E102). Puede desarrollar asma, urticaria o alergia cuando se mezclan con analgésicos.

E120 o colorante cochinilla. Este colorante proviene de los insectos. Puede provocar alergias o hiperactividad en los niños.

Es importante prestar atención a estos efectos adversos y tratar de sustituir las bebidas carbonatadas por bebidas más saludables.

Publicidad