¡Precaución! Estas son algunas señales de que tienes una infección en el diente y estos son algunos consejos para aliviarla

0
83

Quizás alguna vez te pasó, o tal vez no pero una infección en el diente puede ser algo realmente muy desagradable. Su nombre médico es “absceso” y es causada por bacterias. Puede ocurrir por una complicación de una caries, o cuando un diente se rompe o está astillado. Al agrietarse el esmalte, las bacterias infectan el centro del diente (pulpa) y eso puede propagarse desde la raíz hasta los huesos. También, hay hábitos que la pueden generar o agravar una infección en el diente como, por ejemplo: llevar una dieta rica en azúcares, tener una mala higiene dental, gingivitis, caries difíciles, entre otras cosas.

Publicidad

Pero, ¿cómo darte cuenta que tienes una infección en el diente?

Síntomas de una infección en el diente 

Inflamación

Dolor intenso y palpitante.

Mal aliento.

Enrojecimiento de encías.

Hinchazón de las mejillas.

Dificultad para tragar.

Alteración en el gusto.

Fiebre.

Inflamación de ganglios.

Sensibilidad.

Si tienes alguno de estos síntomas o sospechas que podría tratarse de una infección en el diente, debes acudir al odontólogo cuanto antes. Pero, para sentirte un poco mejor en el mientras tanto, también puedes optar por alguno de estos remedios naturales:

Agua y sal

En agua tibia, coloca media cucharadita de sal y mezcla.Hazte buches. La sal tiene propiedades antibacterianas y antisépticas que pueden ayudar a aliviar la inflamación y detener la propagación de bacterias en la boca.

Aceite de coco

Ponte una cucharadita de aceite de coco en la boca. Agítala en tu boca por unos 15 minutos (sin tragar), escupe y enjuágate con agua tibia. Ésta es una técnica de medicina oral ayurveda para controlar las bacterias, combatir el mal aliento, e incluso blanquear los dientes.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes que eliminan las bacterias. Para usarlo, mezcla dos cucharaditas de peróxido de hidrógeno con una de agua tibia, enjuágate (sin tragar) y escupe.

Cúrcuma

La cúrcuma es antiséptica, antibiótica y anti-inflamatoria. Usa una cucharadita de polvo de cúrcuma con un poco de agua, aplica la pasta en la boca, deja actuar por 15 minutos y enjuaga.

Publicidad