Cómo prevenir el melanoma maligno – lo que nadie te había explicado

0
332
Cómo prevenir el melanoma maligno – lo que nadie te había explicado

Cómo prevenir el melanoma maligno – lo que nadie te había explicado

Publicidad

El cáncer de piel es uno de los melanomas más temidos, y más en temporadas de verano. En ocasiones nos preocupamos en exceso cuando vemos que, de la noche a la mañana, tenemos nuevos lunares en nuestra piel. En esos casos te preguntas si es cosa de la edad o si realmente deberías ir al médico. Puede incluso que te asustes más de lo debido, sobre todo porque no sabes cómo se ve un melanoma maligno, o porque, tal vez, algún familiar tuyo ya lo ha padecido. En cualquier caso, debes saber que hay diversas maneras de prevenir el melanoma maligno. Si no sabes demasiado sobre la prevención del cáncer de piel, no te preocupes, en este artículo de alimentaycura.com te contaremos lo que nadie te había explicado sobre cómo prevenir el melanoma maligno.

Qué es un melanoma maligno

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que aparece cuando las células encargadas de proteger nuestra piel de los rayos del sol, los melanocitos, se vuelven malignos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el melanoma maligno suele darse, en la mayoría de los casos, debido a un uso excesivo de las camas solares o a una exposición inadecuada del sol.

Sistema ABCD melanoma

Probablemente habrás oído hablar de este método pero no sepas qué es el sistema ABCD para identificar manchas en la piel. Se trata de:

  • A) asimetría: los melanomas suelen presentar formas irregulares, mientras que los lunares benignos son más redondeados.
  • B) borde: si los bordes son desiguales, es decir, mellados o con muescas, se trata de un melanoma; por el contrario, el bode de un lunar benigno es siempre liso.
  • C) color: presentar lunares marrones es normal, mientras que si hay distintos tonos de marrón o incluso negro, puede ser signo de melanoma maligno.
  • D) diámetro: si el lunar es peligroso, suele medir más de 6 milímetros. Además, este tipo de lunares hay que vigilar cómo evolucionan. Si crecen, es mala señal.

Ahora que ya sabes la apariencia que debe tener una mancha de la piel para que resulte sospechosa de ser un melanoma, te recomendamos que acudas con urgencia a tu médico o especialista si presentas alguna de estas características.

Factores de riesgo para el cáncer de piel

Hay distintos factores que facilitan la llegada del melanoma maligno, como por ejemplo:

  • Tu predisposición genética: contra esto no podemos luchar, pero si tenemos familiares con este problema, lo mejor es que hagamos lo posible por cuidarnos.
  • Haber padecido otro cáncer de piel: esto predispone a que nuestro organismo pueda sufrir con más facilidad otros tipos de cáncer.
  • Tener un sistema inmunitario debilitado: ciertas enfermedades o medicamentos debilitan el sistema inmunitario, lo que nos vuelve propensos a contraer patologías, ya que nuestras defensas no pueden hacer mucho por nosotros.
  • No protegerse del sol: los rayos ultravioleta (UV) cada vez son más potentes debido a la capa de ozono. Es por ello que debemos protegernos del sol con crema solar, sombreros, gafas de sol y buscar de tanto en tanto la sombra, sobre todo si sabemos que podemos padecer esta enfermedad.
  • El color de la piel: diversos estudios revelan que las personas de piel clara tienen más propensión a contraer el melanoma maligno. Esto se debe a que los melanocitos, las células encargadas de proteger la piel de los rayos UV, son los que crean a su vez la melanina, las células que fabrican el pigmento en la piel. De esta forma, las personas de piel más oscura están más protegidas de los rayos del sol, pero no por ello son inmunes al melanoma maligno. Estas también deben protegerse, aunque en menos medida.

Alimentos contra el melanoma

Hoy en día nuestra dieta no es tan saludable como antes, la mayoría de los alimentos que podemos encontrar en el mercado contienen muchos productos químicos que son cancerígenos o malignos para nuestra salud. Evitando este tipo de alimentos fortalecerás a tu organismo contra el melanoma. A continuación te mostramos algunos ejemplos:

  • No cocines con aceite de oliva: el aceite de oliva es muy sano si se toma en crudo. No obstante, cuando alcanza grandes temperaturas sus propiedades cambian y se vuelven nocivas para la salud. Por lo tanto, para cocinar es mejor utilizar aceite de girasol o mantequilla. Esto incluye también evitar las patatas fritas y otros alimentos cocinados con aceite de oliva.
  • Grasas trans: se encuentran en muchos alimentos procesados, como los congelados, las comidas precocinadas, las galletas, etc. Las grasas trans son altamente peligrosas debido a que no solo provocan cáncer, sino también diabetes y enfermedades del corazón.
  • Acesulfamo potásico: según algunos estudios, es el causante de muchos tipos de cáncer.
  • Aceite de canola: es un tipo de aceite muy nocivo para salud. Este producto “ahoga” a las células de nuestro organismo, lo que repercute que a la larga, al no poder funcionar bien, provoquen distintos tipos de cáncer.

Te recomendamos que siempre que puedas evites este tipo de alimentos para no debilitar tu organismo.

Sustancias y conservadores tóxicos para el cuerpo humano

No todos los productos dañinos para el organismo están en lo que ingerimos. También hay algunas sustancias químicas con las que debemos tener cuidado para prevenir el cáncer de piel:

  • Aluminio: cuidado con los desodorantes, colonias, cremas y otros productos que van directos a nuestra piel. Muchos de ellos contienen aluminio y, en contacto con nuestra piel, puede filtrarse en nuestro organismo y crearnos a la larga enfermedades como el cáncer de piel.
  • Mercurio: suele usarse en la industria cosmética para producir esencialmente maquillaje. Este metal pesado es de elevada toxicidad y puede producirnos múltiples consecuencias en la piel, como el melanoma maligno.
  • Fenol y fenil: son sustancias altamente peligrosas que se utilizan como desinfectantes y que pueden encontrarse sobre todo en enjuagues bucales. Reciben muchos nombres, como nitropheno, phenolphthalein, chlorophenol o phenylenediamine sulfate. Diversos estudios demuestran que son altamente cancerígenos.
  • Ftalatos: se trata de sustancias disolventes y suavizantes que suelen estar en cremas, esmaltes de uñas, perfumes, desodorantes o lacas para el pelo y que, al igual que los anteriores, es el causante de muchos tipos de cáncer. En las etiquetas se le puede encontrar con el nombre de dietilhexiloftalato(DEHP), dibutilftalato(DBP), butilbenzilftalato(BBP), diisononilftalato(DINP), diisodeciloftalato(DIDP) y dinoctilftalato(DNOP).

No obstante, la lista es mucho más larga y por ahora indefinida, ya que cada vez son más los estudios y descubrimientos que se hacen al respecto. Por lo tanto, en alimentaycura.com os aconsejamos que siempre que podáis optéis por productos naturales de todo tipo, incluso que os decantéis por productos caseros.

Este artículo es meramente informativo, en alimentaycura.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Publicidad