INCREIBLE!! “REMEDIO MENONITA” PARA ELIMINAR EL COLESTEROL ALTO Y REGULAR TU PRESIÓN ARTERIAL.

0
52

Publicidad

Los Amish {menonitas} han utilizado este tradicional y beneficioso remedio desde hace mucho tiempo.

Ellos afirman que este recurso se utiliza contra muchas enfermedades, así como para mejorar el sistema inmunológico.

La mezcla de estos ingredientes es sorprendente y beneficiosas contra un gran número de enfermedades y condiciones médicas.

La presión arterial alta no controlada es un problema de salud muy grave que puede conducir a enfermedades cardíacas y aumentar el riesgo de embolia.

La buena noticia es que mediante un plan de alimentación saludable, en combinación con ejercicio y técnicas efectivas para reducir el estrés, las probabilidades de disminuir su presión arterial estarán a su favor.

Ademas con este efectivo remedio y jugo natural que mostrare a continuación, te ayudare a combatir estas 2 terribles enfermedades.

INGREDIENTES:

1 diente de ajo (rallado).

1 cucharada de jugo de limón.

1 pedazo de jengibre fresco (rallado).

1 cucharadita de vinagre de manzana.

1 cucharadita de miel.

PREPARACIÓN:

Para preparar este remedio sólo tienes que mezclar todos los ingredientes o simplemente mezclarlos como desees. Debes mantener la mezcla en la nevera durante 5 días.

USO:

Utiliza esta mezcla de curación antes del desayuno y la cena. No consumir más de tres dosis al día.

Los resultados positivos se notarán después de una semana. Bajaras el nivel de colesterol y reducirás la presión arterial alta.

Colesterol en los niños

Cada vez son más los casos entre niños o jóvenes que debido a una incorrecta dieta y al sedentarismo se
convierten en serios candidatos a padecer hipercolesterolemia en el futuro.

En líneas generales, éstas deben ser las cifras para niños y adolescentes:

Normal: menos de 170 mg/dl

Normal-alto: entre 170 y 199 mg/dl

Alto: por encima de 200 mg/dl

Colesterol en la mujer

Durante el embarazo.

Suele ser normal que la mujer sufra una alteración de los niveles lipídicos ensangre. Las embarazadas deben controlar sus cifras y extremar el cuidado si son pacientes con
hiperlipidemias previas.

Durante la menopausia.

Se producen alteraciones en el patrón lipoprotéico relacionado con el descenso
de los estrógenos: disminuye el HDL y aumentan el total y el LDL.

Los médicos recomiendan la terapia hormonal sustitutoria (estrógenos y progesterona) o la terapia hormonal de estrógenos. Ambos tratamientos reducen las molestias habituales de la menopausia y
previenen la osteoporosis.

Además, en ocasiones, también pueden elevar ligeramente el HDL y reducen el total.

Colesterol y Obesidad.

Los pacientes obesos suelen tener hipertrigliceridemia y un nivel bajo de HDL
(colesterol bueno).

Bajar de volumen produce un aumento de los niveles de HDL, una reducción de los niveles de
triglicéridos, recomendable tolerancia a la glucosa, disminución de los niveles de insulina y ácido úrico, y descenso de la tensión arterial.

Colesterol y Sedentarismo.

El ejercicio es una de las recomendaciones generales para el tratamiento y la
prevención de la hipercolesterolemia.

Entre las consecuencias positivas del ejercicio físico sobre el organismo destaca la recomendablea de la capacidad pulmonar, del sistema cardiovascular y de los niveles de colesterol y de tensión arterial.

Colesterol y Alcohol.

El consumo excesivo de alcohol causa hipertrigliceridemia.

Publicidad