Remedios caseros para el duodeno inflamado – los más efectivos

0
448
Remedios caseros para el duodeno inflamado – los más efectivos

Remedios caseros para el duodeno inflamado – los más efectivos

Publicidad

El duodeno es la primera parte del intestino delgado, es decir, justo el primer tramo después del estómago. Precisamente por estar situado ahí, tan cerca del estómago, es frecuente que los jugos gástricos y algunas enzimas producidas en este órgano lleguen a irritar este tramo del intestino delgado. Por este motivo y por otros, la mucosa puede verse irritada y dañada produciendo lo que se conoce como duodenitis o inflamación de esta parte del cuerpo.

Cuando esto sucede podemos encontrarnos muy molestos e incluso tener problemas digestivos derivados de este, por lo que es importante tratar esta afección cuanto antes y evitar complicaciones. Además de seguir las pautas de tu médico, en alimentaycura.com te recomendamos que uses como refuerzo algunos remedios caseros para el duodeno inflamado como los que te comentamos en este artículo. ¡Pruébalos!, verás que son los más efectivos.

Causas y síntomas del duodeno inflamado

Como hemos comentado, la inflamación del duodeno es la hinchazón que se produce en el revestimiento interno o mucosa del primer tramo del intestino delgado. Puede originarse por diversas razones, pero las principales causas del duodeno inflamado son las siguientes:

  • Producción elevada de ácidos gástricos o estomacales, es decir, problemas de acidez estomacal.
  • Comer alimentos irritantes, como los picantes, el alcohol, el café y los refrescos, entre otros.
  • Medicamentos como los AINE (antiinflamatorios no esteroideos-inflamatorios).
  • Celiaquía, puesto que a veces la duodenitis crónica inespecífica y la celiaquía están estrechamente unidas. Cuando la inflamación del duodeno no parece tener un origen claro, hay veces que se termina detectando una celiaquía o intolerancia al gluten.
  • Infección por la bacteria Helicobacter pylori en el sistema digestivo, así como por otras bacterias.
  • El estrés y la ansiedad.
  • El tabaquismo a largo plazo.
  • Cirugías en el aparato digestivo.
  • Traumatismos en la zona abdominal.

Asimismo, es necesario poder reconocer cuándo podemos estar sufriendo esta afección digestiva para acudir al especialista. Así, estos son los principales síntomas de la duodenitis:

  • Dolor punzante y ardor en la zona abdominal
  • Hinchazón abdominal
  • Indigestiones
  • Gases
  • Sensación de saciedad constante
  • Náuseas y vómitos
  • Heces oscuras

Tratamiento de la duodenitis

Si crees que puedes padecer este problema, como ya hemos dicho, lo mejor es acudir al médico o al gastroenterólogo, que está especializado en el sistema digestivo. Así, si te preguntas cómo curar el duodeno inflamado, te interesará saber que el especialista te recetará el mejor tratamiento con medicamentos, así como un cambio en la alimentación, que puede ser temporal o de forma habitual, y te recomendará unas pautas para cuidarte a partir de ahora, evitando al máximo que se repita el problema. Todo ello lo ajustará a cada caso, por lo que algunos medicamentos, dosis y pautas pueden variar de un paciente a otro.

Entre los medicamentos que puede recetarte se encuentran los antiinflamatorios aptos para cada situación. Además, es probable que también incluya medicinas adecuadas para tratar la acidez estomacal. Asimismo, entre las pautas que te ofrezca para que te cuides en casa, puede recomendarte algún remedio natural o casero.

Por ello, a continuación, detallamos cuáles son los mejores remedios caseros para el duodeno inflamado o la duodenitis.

Yogur para la duodenitis

Si te preguntabas cómo curar la duodenitis naturalmente, te gustará saber que hay diversos remedios que puedes hacer en casa, efectivos y económicos, y que el médico puede recomendártelos como refuerzo del tratamiento medicinal.

El yogur es una de las mejores opciones, ya que posee propiedades antibacterianas muy potentes porque ayuda a regular la propia flora intestinal. Además, reduce el malestar aliviando el dolor y la hinchazón considerablemente y en poco tiempo.

Para notar fácilmente su efecto se aconseja tomar 1 yogur al día o, como máximo, dos yogures diarios. Desde el primer momento se puede empezar a sentir alivio, pero para que haya una gran mejoría es necesario consumirlo mínimo una semana seguida y en casos más graves más tiempo, prolongándolo dependiendo de la situación.

Miel y limón para el duodeno inflamado

Aunque el limón es un cítrico y ácido, puede ayudar a aliviar la inflamación del primer trozo del intestino delgado, algo que al principio puede parecer contradictorio pero no lo es. Concretamente, puede hacerlo gracias a su potente efecto antiséptico y depurativo, que ayuda a limpiar el aparato digestivo en profundidad de bacterias y toxinas, y también gracias a su capacidad para regular el pH del estómago, ya que es un alcalinizante. Asimismo, la miel está muy recomendada para tratar este problema porque es también antiséptica, calmante, hidratante y ayuda a reducir las alergias e intolerancias.

Para usar la miel y el limón para tratar la inflamación del duodeno necesitarás tomar un vaso de jugo de limón recién exprimido con una cucharada grande de miel natural bien mezclada, todos los días en ayunas.

Jugo de granada

El jugo extraído de las granadas contiene altos niveles de antioxidantes y taninos, además de fibra, que ayudan a reducir la inflamación y el malestar, aliviando también síntomas como la diarrea y los vómitos. De hecho, es uno de los remedios caseros para la duodenitis más usados en todo el mundo.

Se recomienda tomar el jugo de granada recién exprimido 1 vez al día en ayunas. Se puede tomar un vaso entero o bien combinar la granada con la miel y el limón, por lo que entonces conviene hacer medio vaso de jugo de granada, 2 o 3 cucharadas de miel natural y el jugo de un limón.

Se puede tomar este jugo, o la combinación comentada, varios días hasta encontrarse recuperado del todo, pero se notará alivio desde el principio.

Agua de coco

El agua de coco es muy rica en fibras, minerales y vitaminas que resultan muy adecuados para combatir este tipo de hinchazón en el sistema digestivo. Por este motivo, cada vez más, este remedio natural es utilizado por personas que sufren distintos trastornos digestivos, desde indigestiones hasta estreñimiento. Así, ayuda a regenerar la mucosa digestiva, a desinflamarla y fortalecerla, mejorando el problema y evitando su reaparición, si se incluye este producto natural en la dieta habitual.

Para tomar agua de coco para curar el duodeno inflamado hay que comprar una que sea orgánica y/o ecológica, ya que son las formas más naturales y saludables que hay en el mercado. Toma entre 2 y 3 vasos al día para notar efectos positivos en tu recuperación.

Infusión de manzanilla y diente de león

Otra de las mejores opciones para aliviar este problema intestinal es tomar plantas medicinales diuréticas y calmantes. Por ejemplo, una de las combinaciones más usadas es la infusión de manzanilla y diente de león.

Para hacerla hierve un litro de agua en una olla y añade 2 cucharadas de hojas y flores secas de manzanilla y otras 2 cucharadas de flores y hojas secas de diente de león, remueve bien durante 10 minutos y retírala del fuego. Deja la olla apartada del fuego y tapada, para que la infusión repose 5 minutos, cuélala y ya puedes tomarla. Se aconseja tomar esta infusión 2 veces al día, antes del desayuno y antes de la cena, durante los días que necesites hasta encontrarte mejor.

Raíz de jengibre

Otro remedio natural para curar la inflamación del duodeno es la raíz de jengibre. Esta planta medicinal ha sido utilizada desde hace ya varios siglos, sobre todo en la medicina natural china, porque contiene diversas propiedades muy beneficiosas para la salud. Contiene diversas vitaminas, fibras y varios minerales. Entre las propiedades del jengibre para tratar la duodenitis encontramos su poder antiinflamatorio, digestivo y calmante.

Puedes incluirlo en tus platos de comida, sin embargo es más efectivo su efecto cuando se toma en infusión, ya que es más directo. Toma 2 infusiones diarias durante, al menos, una semana y como máximo dos semanas seguidas. Si el sabor no te gusta te recomendamos que añadas un poco de jugo de limón fresco.

Alimentos para una dieta para el duodeno inflamado

Es vital que además de las medicaciones indicadas por el doctor, también ajustemos la alimentación. Los mejores alimentos para una dieta para curar la duodenitis son los alimentos ricos en fibra y los alimentos que contienen altos niveles de vitamina A, ya que estos son dos de los nutrientes más importantes para disminuir la hinchazón y la irritación de las mucosas digestivas. Entre estos alimentos encontramos los siguientes:

  • Jugo de uvas
  • Fresas
  • Naranjas
  • Melón
  • Moras
  • Melocotones
  • Frutos rojos y bayas
  • Apio
  • Lentejas
  • Zanahoria
  • Leche de soja
  • Calabaza
  • Repollo
  • Arroz
  • Avena

En cambio, hay que evitar tomar alimentos que irriten el digestivo y promuevan la producción de ácidos gástricos, como el alcohol, los picantes, las especias, los encurtidos, la bollería industrial y los fritos.

Este artículo es meramente informativo, en alimentaycura.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Publicidad