Remedios caseros y efectivos para las hernias

0
63

Las hernias se producen cuando una víscera sale fuera del abdomen, a través de un orificio ya existente en la capa muscular. Se originan por el fallo de los mecanismos de resistencia de la pared de este.

Publicidad

Si hemos notado una protuberancia en alguna parte de nuestro cuerpo podríamos tener una hernia. En especial, si la observamos después de haber realizado algún movimiento o levantamiento forzado. Ya que esta es una de las causas más frecuentes de las hernias.

Hasta que podamos hacernos las pruebas pertinentes podemos recurrir a este sencillos y efectivos remedios naturales para aliviar sus síntomas.

Tipos de hernias

Podemos dividir las hernias en cuatro grandes grupos:

Hernia inguinal y crural: Son las hernias más habituales y se localizan en la región de la ingle. Las inguinales son más frecuentes en el varón y a veces descienden hacia el testículo.

Las crurales aparecen en la mujer, con el crecimiento de ganglios en dicho lugar. En algunos casos pueden estrangularse.

Hernias umbilicales y epigástricas: Son muy frecuentes y, como su nombre indica, aparecen en el ombligo o por encima de él. Casi siempre su aparición se relaciona o con un embarazo o con un aumento de peso.

Eventraciones: Son las hernias que aparecen en la cicatriz de antiguas operaciones. En la mayoría de los casos se han producido por una mala cicatrización en la primera intervención debido a sangrado, absceso o esfuerzos no controlados que han provocado un cierre deficiente.

Otras hernias: Existen otros tipos de hernias, mucho menos frecuentes, como las pararrectales o de Spiegel o las hernias lumbares. Estos están causados por exceso de fuerza.

Datos de interés sobre las hernias

Cuando tenemos una hernia se presenta lo siguiente:

En la mayoría de ocasiones se identifica la aparición de un bulto de forma espontánea.

Debemos realizar mayor esfuerzo para levantarnos y, posteriormente, al tumbarnos en la cama esta desaparece. También se puede acomodar de manera manual.

En ocasiones el bulto es evidente, no retorna al interior de la cavidad abdominal y duele.

Hay que tener en cuenta que, al presentar dolor, esta puede llegar a estrangularse. Es importante acudir de inmediato al especialista.

Ya sabemos que en cualquier momento estamos expuestos a la aparición de hernias, por lo que es necesario cuidar las posturas y mantenerse pendiente de las indicaciones para que estas no aparezcan.

Si en determinado caso te llega a suceder, puedes hacer uso de remedios de origen natural para aliviar el dolor. A continuación conocerás algunos que puedes realizar para mejorar este aspecto.

Remedios naturales para aliviar los síntomas de las hernias

La medicina natural siempre será una alternativa para combatir los síntomas de muchas enfermedades o afecciones del cuerpo. Conoce algunas preparaciones que te ayudarán muchísimo.

Arcilla, vinagre y repollo

La arcilla es muy beneficiosa porque, a la vez que absorbe agua y toxinas, aporta una gran cantidad y variedad de minerales a través de los poros de la piel.

El vinagre, en especial si es el de manzana, es un alimento que regula el pH, activa la circulación y reduce la inflamación.

El repollo tiene muchas propiedades entre ellas, destacamos sus virtudes antiinflamatorias y analgésicas, las cuales nos ayudan a calmar muchas molestias e inflamaciones.

Ingredientes

5 cucharadas de arcilla en polvo (100 g)

2 cucharadas de vinagre (30 ml)

1 vaso de agua (200 ml)

2 o 3 hojas de repollo

Las cantidades dependerán del tamaño de la zona afectada por la inflamación. Podremos variarlas siempre y cuando conservemos las proporciones indicadas.

Elaboración y aplicación

Mezclaremos la arcilla, el vinagre y el agua. Debemos usar utensilios y recipientes de cristal o cerámica, pero no de plástico ni de metal para no quitar las propiedades de la arcilla.

Obtendremos una masa cremosa lista para aplicar. Si está demasiado líquida añadiremos un poco de arcilla. Si, por el contrario, está demasiado sólida, incorporaremos más agua.

Justo cuando ya vayamos a usar el remedio, escaldaremos las hojas de repollo. Es decir, las introduciremos unos segundos en agua hirviendo.

Aplicaremos este remedio sobre toda la zona inflamada. Encima colocaremos las hojas de repollo escaldadas, con cuidado de no quemarnos.

Dejaremos que actúe durante media hora o bien hasta que se seque la arcilla.

Podemos repetir la aplicación dos o tres veces al día, hasta notar una mejoría.

Infusión de cúrcuma para las hernias

Esta raíz, gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, es una excelente opción para aliviar el dolor y la hinchazón causada por estas.

Ingredientes

1 cucharada de raíz de cúrcuma (15 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Calienta el agua junto con la raíz de cúrcuma y lleva a ebullición.

Espera 3 minutos después de que comience a hervir.

Retira y deja reposar.

Bebe mientras la infusión aún esté caliente.

Hay muchas plantas naturales con propiedades antiinflamatorias y analgésicas, cualquiera de ellas será una excelente opción para tratar este tipo de síntomas. Recuerda mantener atento a las indicaciones para evitar este tipo de dolencias.

Publicidad