¿Se puede curar de forma natural el Lupus Eritematoso Sistémico?

0
879
¿Se puede curar de forma natural el Lupus Eritematoso Sistémico?

¿Se puede curar de forma natural el Lupus Eritematoso Sistémico?

La enfermedad autoinmune inflamatoria que afecta a múltiples órganos y tejido conectivo en el cuerpo incluyendo el corazón, el cerebro, los pulmones, las articulaciones, los vasos sanguíneos, la piel y los riñones entre otros se llama Lupus Eritematoso Sistémico (SLE por sus siglas en ingles).

Publicidad

El tratamiento médico convencional para el lupus implica dosis elevadas de corticosteroides que suprimen el sistema inmune y causan muchos otros efectos secundarios.

Este artículo te proporcionará información sobre cómo tratar los efectos inflamatorios de enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico naturalmente.

Además, aprenderás por qué es importante evitar los efectos de los tratamientos farmacológicos inmunosupresores, si es posible, y tratar las causas del trastorno.

Síntomas del Lupus eritematoso sistémico

Lesiones cutáneas afectan al 90% de las personas con lupus, como es evidente por erupciones en forma de mariposa presentes en el rostro de la persona afectada.

Las erupciones cubren las mejillas y el puente de la nariz.

Los signos comunes de lupus incluyen:

  • Cambios artríticos.
  • Fatiga crónica.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Dolores de cabeza.
  • Llagas en la boca.
  • Bajo recuento de glóbulos blancos.

Síntomas neurodegenerativos avanzadas de la enfermedad incluyen pérdida de memoria, confusión, ansiedad y depresión.

Los pacientes de Lupus son también propensos a síntomas cardiodegenerativos incluyendo anemia, tensión arterial alta, enfermedad cardíaca, falta de aliento, convulsiones y problemas de movilidad.

El lupus eritematoso presenta una amplia gama de síntomas clínicos que pueden ser leves o amenazantes para la vida, lo que hace que el diagnóstico sea a menudo un proceso complicado y prolongado.

¿A quién afecta el lupus eritematoso sistémico?

El lupus es un trastorno autoinmune crónico que afecta a 9 mujeres por cada 1 hombre.

Las personas con mayor riesgo de lupus también incluyen:

  • Personas de ascendencia asiática o africana.
  • personas en edades reproductivas entre los últimos años de la adolescencia y principios de los 40s
  • la mayor prevalencia se da en Italia, Martinica, España y la población afro-caribeña británica.

Los investigadores presumen que los factores que desencadenan los efectos más graves de lupus se caracterizan principalmente por las hormonas femeninas como el estrógeno.

Así como las fluctuaciones hormonales causados por estrés y el embarazo que afecta al sistema inmune.

Las personas con historial familiar de enfermedades autoinmunes tienen mayor riesgo de desarrollar el trastorno.

Los factores de riesgo ambientales incluyen a personas con mayor exposición a toxinas y dietas pésimas.

Por ejemplo, una dieta rica en alimentos procesados ​​aumenta el estado inflamatorio del cuerpo, aumentando el riesgo de complicaciones autoinmunes como alergias alimentarias y trastornos gastrointestinales.

Relación entre el microbioma y el lupus eritematoso sistémico

El intestino juega un papel importante en la salud del sistema inmune al contribuir a la desintoxicación y absorción de nutrientes.
Más de 1000 especies únicas de bacterias conforman el microbioma intestinal.

Un crecimiento excesivo y el agotamiento de ciertas bacterias es evidente en personas con lupus.

Los investigadores han encontrado que personas con niveles bajos de las cepas benéficas Lactobacilli y bifidobacterium y niveles elevados de Lachnospiraceae productora de butirato están presentes en el desarrollo precoz de lupus.

Las personas que padecen lupus deberían tomar un probiótico diario y consumir alimentos ricos en probióticos.

Incluir probióticos ricos en bacterias Lactobacillaceae saludables puede provocar efectos antiinflamatorios por supresión de las interleucinas y células T inflamatorias y estimular las células T reguladoras (Treg) para mantener la homeostasis inmune celular.

Las verduras crudas también son una excelente opción para curar problemas de intestino.

Evitar toxinas innecesarias es necesario para:

  • equilibrar la flora intestinal.
  • Mejorar la motilidad digestiva.
  • Eliminar las toxinas.
  • Reducir la inflamación.

Los vegetales crudos mejoran la homeostasis al favorecer un ambiente alcalino que no es susceptible a la enfermedad.

Medicamentos prescritos influyen en el microbioma intestinal

Desafortunadamente, muchos medicamentos recetados para tratar síntomas de lupus incluyen medicamentos inmunosupresores que pueden aumentar el desequilibrio microbiano en el intestino.

Fármacos como el Cytoxan (ciclofosfamida) y Rheumatrex (methotrexate) suprimen la inflamación, reduciendo la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones.

Por su parte, los esteroideos causan múltiples efectos secundarios que también pueden alterar el microbioma y tienen efectos dañinos comparables a los antibióticos.

De hecho, los investigadores han encontrado que ciertas drogas promueven un ambiente bacteriano dentro del intestino que a pesar de no ser clasificados como patógenos, siempre pueden favorecer síntomas artríticos en enfermedades autoinmunes.Personas genéticamente predispuestas al lupus son más propensos a albergar bacterias intestinales comensales que promueven la autoinmunidad.

19 maneras de combatir el lupus eritematoso sistémico

Los siguientes consejos pueden ayudar en la lucha contra el lupus eritematoso sistémico.

1. Prueba de sensibilidad a los alimentos / Alergias

Es vital determinar qué sensibilidad a los alimentos o alergias puedas tener.

Estos alimentos producen estrés en el cuerpo y pueden causar brotes.

Observa cómo responde tu cuerpo a la eliminación de ciertos alimentos por períodos específicos de tiempo mediante una dieta de eliminación.

Presta especial atención al gluten y lácteos.

2. Cambio de dieta

Seguir un programa de nutrición antiinflamatoria aqui tienes la dieta.

También debes tener en cuenta los alimentos ricos en oxalato y eliminarlos.

3. Mejorar los hábitos para dormir

De 8 a 9 horas de sueño de calidad es esencial para la curación total y el funcionamiento óptimo del cerebro.

4. Reducir el estrés

disfrutar de más paz y tranquilidad en la vida, limitando las actividades estresantes. Usted puede aprender cómo prosperar bajo estrés aquí .

5. Consumir hierbas ricas en antioxidantes

Incluir hierbas y especias para aumentar el poder antioxidante de las comidas como el jengibre, orégano, ajo, cúrcuma, albahaca, tomillo y romero.

También puedes beber infusiones de estas hierbas regularmente.

6. Agregar magnesio y alimentos ricos en vitamina B a la dieta

El magnesio tiene beneficios curativos increíbles para la mente y el cuerpo.

Ayuda a regular el azúcar en la sangre patrones de señalización y también protege la barrera hemato-encefálica.

Algunos de los más ricos alimentos ricos en magnesio y vitamina B incluyen lácteos de reses alimentadas con hierbas, semillas de calabaza, cacao y vegetales verdes oscuros.

Consumir los alimentos que mejor toleras.

7. Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 de cadena larga EPA y DHA son necesarios para mantener los niveles de azúcar en la sangre saludable.

Así como para reducir el dolor y la inflamación.

Aumentar el consumo al incluir regularmente en la dieta.

8. Zumos/Jugos de verduras

Una forma eficaz de aumentar los antioxidantes y fitonutrientes es mediante el consumo regular de jugos de verduras y frutas.

9. Déficit de vitamina D

Las personas que sufren carencia de vitamina D (tienen niveles inferiores a 40 ng/ml) son significativamente más propensas a desarrollar inflamación crónica y enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico.

Una forma sencilla de superar el déficit es con pequeñas caminatas en las primeras horas de la mañana.

No obstante, las personas con lupus pueden experimentar sensibilidad en la piel cuando se exponen a los rayos ULTRAVIOLETA del sol, lo que puede provocar un brote de la enfermedad.

Si la fotosensibilidad tiene su piel cubierta para arriba cuando afuera es crucial consumir un suplemento de vitamina D3/K2 de alta calidad para mejorar sus niveles de vitamina D.

10. Práctica de puesta a tierra

Actualmente estamos rodeados por frecuencias electromagnéticas (CEM).

Dichas frecuencias promueven disfunción en los neurotransmisor y nos producen estrés.

Caminar descalzo sobre la tierra, hierba o arena con regularidad para equilibrar los impulsos eléctricos es la forma ideal de puesta a tierra.

El suelo es capaz de retirar del cuerpo de forma natural las frecuencias magnéticas que absorbemos.

11. Mejorar la salud de las mitocondrias

Las mitocondrias son una especie de pequeños motores eléctricos que se encuentran dentro de cada célula.

Las personas con enfermedades autoinmunes tales como lupus pueden tener disfunción mitocondrial.

Es importante incluir nutrientes específicos incluyendo cisteína N-acetil, ácido lipoico, CoQ10 y L-carnitina, para recuperar el funcionamiento óptimo de las mitocondrias.

13. Cuidado quiropráctico

Recibir ajustes regulares de un quiropráctico puede aliviar el estrés sobre el sistema nervioso y mejorar el bienestar en general.

14. Ayuno intermitente

Una de las mejores maneras de optimizar la función mitocondrial es tener por lo dejar 16 horas entre el desayuno y la cena sin comer.

Períodos de ayuno intermitente refuerza la función mitocondrial mediante la mejora de eficiencia energética.

El ayuno intermitente es también una gran manera para limitar la inflamación y estrés oxidativo.

El cuerpo responde con una respuesta antiinflamatoria durante los períodos de ayuno intermitente, incluyendo aquellos con enfermedades autoinmunes.

Como esta actividad curativa se pierde cuando el alimento es consumido regularmente otra vez, trate de consumir tus comidas durante un período de 8 horas como de 11:00 a 19:00.

15. Aceites esenciales y el lupus eritematoso sistémico

Los aceites esenciales promueven la oxigenación en todo el cuerpo y debilitan los efectos del estrés oxidativo mediante aromaterapia antioxidante de gran alcance.

Experimentar con los beneficios curativos de la hierbabuena, manzanilla, naranja dulce y lavanda.

Coloca una o dos gotas de tu aceite favorito en la palma de las manos y frota ambas manos.

Seguidamente coloca las manos sobre la nariz e inhala lenta y profundamente los vapores del aceite esencial.

Esta acción estimulará el flujo de sangre al cerebro.

16. Ejercicio de baja intensidad

Con frecuencia durante todo el día puede aumentar el flujo de líquido sinovial en las articulaciones y reducir el estrés oxidativo en el cuerpo.

Evitar una vida sedentaria mediante los ejercicios de baja intensidad como Pilates, aerobicos en el agua, ciclismo, natación o simplemente caminar.

El movimiento limita la inflamación, mejora la salud de las articulaciones y aumenta la producción de neuronas en el cerebro.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Publicidad