3 remedios naturales para tratar la calvicie

0
84

Publicidad

La alopecia o calvicie es la enfermedad por la cual se produce una pérdida excesiva de pelo, afectando zonas de la piel donde hay presencia de este, como la cabeza, las cejas, los genitales y las axilas.

La pérdida de pelo puede darse por casos de estrés, mala circulación en la sangre, razones hereditarias, enfermedades cutáneas o mala alimentación. Dentro de sus diferentes tipos encontramos la alopecia androgénica, la areata, la traumática y la difusa.

Alopecia androgénica

La alopecia androgénica es la causa principal en el 90 % de los casos que se presentan por calvicie. Esta se suele dar por patrones hereditarios, causa daños en la producción de testosterona y afecta a su composición genética.

De esta forma el folículo piloso se ve afectado y se atrofia su actividad habitual, generando la reducción progresiva del volumen del cabello hasta que desaparece.

 Tratamiento

Existen distintos tratamientos para esta afección del cuero cabelludo:

Método FUE: El método FUE es una técnica de microimplante capilar, que consiste en la extracción de folículos de partes las partes que no tienen la composición genética alterada (las partes laterales y la nuca).

Una vez extraídas, se injertan en la zona que está totalmente limpia.

Método de tira: La tira es otra técnica de microimplante capilar, que consiste en la extracción de una tira de 1 cm de ancha en la parte posterior de la nuca. El largo de la tira dependerá de la cantidad de folículos que se vayan a implantar.

Mientras el cirujano hace las perforaciones, un equipo de personas está extrayendo los folículos pilosos de la tira retirada de la nuca.

Minoxidil: Es un vasodilatador que se administra de forma tópica en el cuero cabelludo para evitar la producción de dihidrotestosterona y permitir que el folículo piloso crezca de formal normal.

Finasteride: Es un fármaco que actúa de forma supresora en las acciones hormonales, lo cual previene los efectos biológicos de las hormonas sexuales (testosterona).

Remedios naturales para prevenir la calvicie

Para esta parte debemos tener en cuenta que una vez se haya perdido totalmente la función del folículo piloso no se puede recuperar. Sin embargo, sí existen soluciones naturales a para prevenir la atrofia o la disfunción de este.

A continuación te diremos algunos remedios naturales que te ayudarán a fortalecer el pelo.

1. Aloe vera

El cristal de sábila ha sido recomendado para tratamiento capilares desde hace mucho tiempo. La sábila presenta propiedades cicatrizantes que, en este caso, ayudan a prevenir la atrofia de los folículos pilosos.

¿Qué debes hacer?

Extrae el cristal de una hoja de sábila.

Con ayuda de un mortero, tritura el cristal hasta obtener una sustancia homogénea.

Aplica en la cabeza y realiza un masaje durante 10 minutos.

Cubre con un gorro y deja actuar por una hora.

Aplicación

Aplica este tratamiento por las noches, sobre el cabello seco, y enjuaga con agua fría. antes de dormir. Esto ayudará a fortalecer el cabello y le aportará más brillo.

2. Miel de abejas con yema de huevo

El huevo tiene componentes que ayudan a fortalecer el cuero cabelludo, le aportan brillo y otras propiedades que el folículo piloso necesita para no atrofiarse.

Ingredientes

1 yema de huevo

2 cucharadas de miel (50 g)

¿Qué debes hacer?

En un recipiente mezcla ambos ingredientes y revuelve hasta tener una mezcla uniforme.

Aplica en el cuero cabelludo en forma de masaje durante 10 minutos.

Colócate un gorro de baño y deja actuar por 30 minutos.

Enjuaga con agua fría.

Aplicación

Aplícalo antes de lavarte el pelo. Puedes repetir hasta 4 veces a la semana.

Lee también: Mitos sobre la pérdida de cabello

3. Guásimo

El palo de guásimo es de los mejores remedios que hay para prevenir la atrofia del folículo piloso. Además, ayuda a fortalecer el pelo y le aporta brillo.

Ingredientes

2 tazas de agua (500 ml)

2 trozos de corteza de guásimo (30 g)

¿Qué debes hacer?

En recipiente añade el agua y los dos trozos de corteza de guásimo y deja hervir.

Una vez alcance el punto de ebullición, saca la corteza del agua.

Esta producirá una mucosa que deberás aplicar en el cuero cabelludo con ayuda de un guante.

Realiza masajes en círculos durante 10 minutos.

Administra este tratamiento cuatro veces por semana. Debes tener en cuenta que debes aplicarte la mucosidad del guásimo lo más caliente que puedas resistir.

Sigue estos consejos para prevenir la calvicie y disfrutar de una vida más óptima.

Publicidad