Beneficios y propiedades del tomillo para nuestra salud

0
54

Publicidad

El tomillo tiene componentes muy interesantes entre los que destacamos el aceite esencial con fenoles como timol y carvacrol, flavonoides y terpenoides.

Estos componentes le confieren al tomillo propiedades antibacterianas, hipotensivas, antivíricas o antiinflamatoria, entre otras.

Entre otros beneficios, el tomillo destaca por los siguientes:

Favorece la respiración, contrarresta el dolor de garganta, la bronquitis, la tos y problemas de la voz.

Su alto contenido de hierro favorece el aumento de hemoglobina en nuestra sangre.

Es óptimo para tratar el problema de hiperhidrosis (exceso de sudoración en manos y pies) que afecta a miles de personas.

Ayuda a conciliar el sueño fácilmente.

Es un buen antibiótico y cicatrizante de heridas en la piel.

Disminuye los dolores musculares, pies cansados, lumbagos y reumatismo.

Si estamos sufriendo de algún trastorno digestivo, el tomillo mitigará las molestoas Nos ayudará también a limpiar nuestro tracto intestinal.

Propiedades y usos medicinales

Por sus características y propiedades, el tomillo puede ser usado para varios fines terapéuticos, tanto internos como externos. En el caso de su uso interno tenemos:

Como estimulante digestivo: Sobre todo en casos de anorexia, el tomillo tiene una cualidad muy interesante, y es que tiene la capacidad de abrir el apetito y las ganas de comer.

Se le puede considerar antibiótico ya que es un desinfectante natural gracias a su enorme riqueza en una sustancia llamada timol.

Es un relajante natural que puede ser tomado en caso de falta de sueño, causado por diversos motivos, o en situaciones de pesadez corporal o mucho cansancio.

Infusión de tomillo

salud.jpg”>

Ingredientes

1 cucharadita de tomillo (15 g)

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Calentaremos el agua hasta que llegue a ebullición y añadiremos el tomillo.

Dejaremos reposar 5 minutos, colaremos y bebemos.

Infusión de tomillo, limón y miel

La infusión de tomillo miel y limón es una bebida de reconocida tradición en la medicina casera y natural, debido a sus distintas cualidades curativas respecto a trastornos respiratorios y de garganta.

Es ideal en casos de gripes, catarros, resfriados y tos, puesto que nos ayuda a calmar los síntomas. Asimismo, sus propiedades también tienen otros efectos positivos en el organismo.

Ingredientes

1 taza de agua (250 ml)

1 cucharadita de tomillo (5 g)

El jugo de 1 limón

1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

Calentaremos el agua junto con el tomillo y lo llevaremos a ebullición.

Cuando hierva, dejaremos que repose 3 minutos, le añadiremos una cucharadita de miel y beberemos.

Infusión de tomillo y manzanilla para la fiebre

salud-1.jpg”>

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias que, sumadas a los beneficios antisépticos del tomillo, nos ayudarán a combatir los síntomas de la fiebre.

Ingredientes

1 cucharadita de flores de manzanilla (5 g)

1 cucharadita de tomillo (5 g)

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Añadiremos las 2 tazas de agua en un recipiente y las llevaremos a ebullición.

A continuación, añadiremos el tomillo y la manzanilla y dejaremos que se realice la decocción durante unos 10 minutos.

Pasado el tiempo indicado, dejaremos reposar 5 minutos y beberemos.

Infusión de tomillo, orégano y limón para el tracto respiratorio superior

El orégano tiene vitaminas A, del grupo B, C, E y K, así como fibra y minerales (hierro, magnesio, calcio y potasio). Destaca por sus efectos antiinflamatorios, antimicrobianos y antifúngicos.

salud-2.jpg”>

El orégano fomenta la producción de sudor como un modo de desintoxicación natural, por lo que ingerirlo podría ayudar a que nuestro cuerpo elimine las flemas no deseadas en los pulmones

Si contraemos gripe o resfriado, el aceite de orégano puede sernos bastante útil. Mientras más alta sea la concentración de carvacrol, más efectivo será.

El orégano tiene una poderosa actividad antiviral, por lo que alivia los síntomas de forma inmediata en personas con infecciones del tracto respiratorio.

Ingredientes

1 cucharadita de tomillo (5 g)

1 cucharadita de orégano (5 g)

El zumo de 1 limón

3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

Añadiremos las hierbas y el jugo de limón en un recipiente y calentaremos a fuego lento.

Incluiremos el agua, bajaremos el fuego y dejaremos reposar durante 5 minutos.

Después de este lapso de tiempo beberemos y nos abrigaremos para favorecer la sudoración.

salud-3.jpg”>

Publicidad