Por qué salen granos en la lengua – aquí la respuesta

0
193
Ad

Publicidad

Los granitos en la lengua consisten en unos pequeños bultos en este órgano que pueden resultar muy molestos si no se tratan, dificultando incluso la alimentación. Estos granitos pueden salir por diversos motivos: por una mordedura, una rozadura, algunos alimentos… Por lo que, de forma general, no debemos preocuparnos demasiado. Es más, la mayoría de estos granos en la lengua desaparecen en cuestión de horas.

No obstante, hay ocasiones en que el tamaño, escozor o color de los bultos pueden llegar a alarmarnos. Es entonces cuando debemos prestarles un poco más de atención y visitar al médico para que pueda examinarlos como es debido y recetar el mejor tratamiento para cada caso. Pero para que tengas una pequeña idea de por qué salen granos en la lengua, en Alimentaycura.com hemos preparado este artículo para ti. ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Causas de los granitos en la lengua en niños

Los niños pequeños, sobre todo cuando sufren cambios en la alimentación, suelen padecer rojeces o granitos en la lengua. Estos bultitos, que no deben pasar desapercibidos, suelen ser causa de lo siguiente:

Alergias: muchas alergias aparecen en la infancia, incluso puede darse en la lactancia materna. Las alergias pueden ser muy peligrosas, ya que dependiendo de el grado podrían llegar a asfixiar al bebé. Por eso mismo, ante cualquier signo extraño en el bebé, es importante acudir de urgencias al médico.

Intolerancias: las intolerancias son otra de las razones más comunes de la aparición de granitos en la lengua. Aunque en adultos no suele ser el síntoma más común, sí que puede serlo en niños y bebés, ya que ellos son mucho más susceptibles a las enfermedades. Pese a que la intolerancia no sea tan grave como una alergia, sí que es igualmente imprescindible que lleves a tu hijo o hija al médico si crees que puede estar padeciendo una intolerancia alimentaria.

Cambios en la alimentación: cuando vamos introduciendo alimentos nuevos en nuestros hijos, el cuerpo de estos pueden padecer distintos cambios, como rojeces o granitos en la lengua. Suele suceder sobre todo cuando las nuevas comidas son algo más ácidas o picantes. Su lengua es tan sensible en esas edades que podría darse el caso de que reaccionasen de esta forma ante el nuevo sabor. De ser este el caso, los granitos desaparecerían en seguida, aunque sería también aconsejable llevarle al médico para que pueda comprobar su estado de salud.

Desde Alimentaycura.com recordamos que ante cualquier duda, lo mejor es llevar a los niños al pediatra para que pueda descubrir la raíz del problema.

Causas de los granitos en la lengua que escuecen

Cuando los granitos de la lengua escuecen o duelen, lo más común es que se trate de lo siguiente:

Comida picante: si has comido recientemente algo muy picante y no estás acostumbrado, es probable que te aparezcan bultitos dolorosos en la lengua que pueden llegar a escocer.

Mordedura: a veces, cuando nos mordemos por accidente también pueden aparecernos pequeños bultos en la lengua semejantes a granitos. La lengua suele curarse sola muy rápidamente, aunque si la mordedura tiene mal aspecto, lo mejor es acudir al médico para que te eche un vistazo.

Quemazón en la lengua: si has comido algo muy caliente, es muy posible que te salgan granitos en la lengua, debido a la inflamación de las papilas gustativas. Además de eso, también cabe la posibilidad de que sientas que te has quemado el paladar o los carrillos.

Deficiencia de la vitamina B12: así como de ácido fólico, zinc o hierro también puede provocar granitos o aftas en la lengua y en la boca en general. Para saber si es este el caso, tendrás que hacerte un análisis de sangre. El médico decidirá qué es mejor en tu caso.

Comidas grasas: consumir demasiada grasa también puede llegar a provocar bultos en la lengua, ya que el cuerpo intenta expulsar la grasa sobrante a través de la piel y, en ocasiones, pueden obstruirse los poros de la lengua, generando esos granitos que pueden picar o incluso doler.

Causas de los granitos en el fondo de la lengua

Si los granos en la lengua están presentes solo en la parte de atrás, puede deberse a los siguientes motivos:

Enfermedad de Kawasaki: se trata de una patología ocasionada por una bajada de defensas, afectando sobre todo a las mucosas, ganglios linfáticos, el corazón y las paredes de los vasos sanguíneos. Los síntomas más comunes en esta enfermedad son fiebres muy elevadas y constantes, rojez en los labios y ojos, lengua muy roja o blanca y granitos en la parte de atrás de la lengua. Además, también pueden presentarse diarrea, vómitos, tos, erupciones cutáneas o descamaciones en diversas zonas del cuerpo.

VPH: el virus del papiloma humano es otro de los motivos por los que pueden aparecen granitos en la lengua, normalmente en la parte posterior de esta y en la garganta. Si sospechas que has podido contraer la enfermedad, lo mejor es que vayas al médico cuanto antes.

Verrugas: las verrugas, por increíble que parezca, se contagian con mucha facilidad. Por lo que si tienes una verruga en el dedo y te la chupas, podrían aparecer también en tu boca o lengua. En este caso, aparecerían aproximadamente en la zona en la que hayamos puesto el dedo.

Causas de los granos en la lengua blancos

Si lo que tenemos son granos blancos en la lengua, lo más posible es que se trate de lo siguiente:

Diabetes: la diabetes es una de las enfermedades que puede ocasionar granitos blancos en la lengua. Del mismo modo, la diabetes puede manifestarse en la boca de otras maneras, como carias, aftas o alteraciones del gusto.

Inflamación papilas gustativas: si te has mordido accidentalmente la lengua o te la has quemado, puede que se te inflamen las papilas gustativas y, por consiguiente, parezca que tienes granitos blancos en la lengua.

Candidiasis: este hongo forma colonias de microorganismos blancos en la lengua o en el paladar, por lo que si te salen granitos blancos en la lengua, esta podría ser una de las causas. De ser este el caso, lo mejor es que le pongas remedio cuanto antes, ya que sino la infección podría extenderse por el paladar, la garganta y las amígdalas, entre otras.

Causas de los granos en la lengua y dolor de garganta

Si lo que tenemos es granitos en la lengua y, además, dolor en la garganta, lo más probable es que se trate de lo siguiente:

Escarlatina: la escarlatina es una infección causada por estreptococos que genera, entre otras, dolor de garganta, lengua con granitos y cubierta de una capa blanca, así como sarpullidos rojizos por el cuerpo, piel áspera, fiebre y mucho malestar. A pesar de que ya prácticamente no hay brotes de escarlatina, los más propensos a contraerla son los niños y niñas de entre 5 y 12 años.

Faringitis bacteriana: la faringitis puede ser causada por un virus o por una bacteria. Si se trata de una bacteria, no solo da dolor de garganta, sino que también inflama las amígdalas, granitos rojos (especialmente al fondo de la lengua), capa gris en la lengua y manchas blancas en las amígdalas, también llamadas placas.

Herpes: los herpes suelen ser muy contagiosos. Estos pueden aparecer tanto en los labios como en el interior de la boca, como la lengua. Suelen aparecer ampollas o granitos y puede llegar a dar fiebre y dolor de garganta debido a la infección.

Tratamiento para los granitos en la lengua

Para curar los granitos de la lengua, lo primero será saber por qué aparecen. Dependiendo de cuál sea la causa, el tratamiento será uno u otro. Si solo buscamos paliar los síntomas, no solo no solucionaremos el problema, sino que los granitos seguirán apareciendo y hasta empeorando. Por lo tanto, es mejor que acudas a un médico cuanto antes para que pueda hacerte las pruebas pertinentes para saber qué te ocurre y cómo solucionarlo.

Este artículo es meramente informativo, en Alimentaycura.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Publicidad