5 remedios efectivos para la bronquitis

0
460

Publicidad

Una tos mal cuidada puede terminar en bronquitis. Sucede cuando la capa que cubre los bronquios se inflama e impide la conexión con los pulmones.

Esto significa que el organismo está más propenso a contraer una infección y, además, entra menos aire.

Esa es la razón por la que cuesta respirar, hay una tos frecuente y con exceso de flemas. Afortunadamente,si se trata a tiempo no tiene consecuencias graves.

Por lo general, las personas que no prestan atención a los síntomas de una bronquitis pueden terminar con un problema crónico.

Y es que que con el paso del tiempo los pulmones se lesionan gravemente y los problemas respiratorios aumentan. Inclusive llega a provocar fallos cardiacos.

Tipos de bronquitis

Aguda

Este tipo de bronquitis puede estar causada por virus, gripe o un simple resfriado.

Su contagio sucede cuando una persona tose y la bacteria queda en el aire. También se transmite por contacto físico.

Dura alrededor de 10 días, sin embargo, la tos se prolonga por semanas aunque la infección haya desaparecido. Si se atiende a tiempo mejora en pocos días.

Crónica

Cuando el paciente llega a este nivel, tiene que estar preparado para sufrir una enfermedad permanente y con alto nivel de gravedad.

Esto pasa cuando la capa de los bronquios lleva mucho tiempo irritada y se experimenta una tos recurrente.

Las bacterias o el virus infectan los bronquios y empeoran el padecimiento.

Es posible que, aunque el médico dé un tratamiento, se presente una recaída, porque los bronquios sufren un daño irreversible.

Síntomas

Cansancio

Fiebre

Cuerpo cortado

Tos frecuente

Exceso de flema

Dolor en el pecho

No dudes en acudir al médico si:

La tos no te deja dormir.

Dura más de 3 semanas.

Presentas sangre en la flema.

Tienes dificultad para respirar.

Remedios naturales

1. Agua y sal

Este remedio es muy básico y efectivo para descongestionar el pecho. Consiste en hacer gárgaras con agua y sal. La mezcla ayuda a eliminar las flemas que se acumulan en el tubo respiratorio.

Ingredientes

1 vaso de agua (200 ml)

2 cucharadas de sal (20 g)

Preparación

Pon a hervir el agua.

Cuando llegue a ebullición, retira del fuego, agrega 2 cucharadas de sal y mezcla bien.

Enseguida dale un trago y haz gárgaras durante 1 minuto.

Repite cinco veces y espera el efecto.

2. Limón

¿Sabías que muchos medicamentos llevan limón? Esto se debe a que contiene ácido ascórbico, lo que comúnmente conocemos como vitamina C.

Además, gracias a su efecto antioxidante ayuda a eliminar las bacterias que se forman en las vías respiratorias. 

Ingredientes

El jugo de 1 limón

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Calienta una taza de agua y añádele el jugo de un limón.

Mezcla bien y espera unos 5 minutos antes de beberlo.

3. Eucalipto

Las propiedades del eucalipto lo posicionan como una de las plantas favoritas de los naturistas, ya que tiene efectos expectorantes, antibacterianos y descongestionantes.

Cuando se prepara en infusión no solo actúa a la hora de beberlo también inhalarlo favorece la expulsión de flemas.

Ingredientes

4 tazas de agua (1 litro)

1 cucharada de hojas de eucapilto (10 g)

Preparación

Pon a hervir 1 litro de agua y agrega las hojas de eucalipto.

Deja que se realice la decocción durante 15 minutos.

Bebe 3 veces al día y notarás la mejoría.

4. Orégano

El orégano es un combo de defensas curativas. Y es que, además de una alta cantidad de antioxidantes, contiene ácidos fenólicos.

Destaca por sus propiedades:

Digestivas

Tónicas

Expectorantes

Antiespasmódicas

Diaforéticas

Antibióticas

No te preocupes si al ingerirlo notas síntomas como de resfriado o fatiga.

Este ingrediente elimina las bacterias que se acumulan en la sangre y cuando tienes estos síntomas es señal de que tu organismo se está desintoxicando.

Para contrarrestar estas molestias es necesario beber por lo menos 2 litros de agua al día. 

Ingredientes

4 cucharadas de orégano (40 g)

1 ½ taza de miel (500 g)

Preparación

En primer lugar coloca en una sartén las 4 cucharadas de orégano y cocina a fuego lento.

A continuación, añádelas en un recipiente con la miel y mezcla bien.

Toma una cucharada diaria.

5. Malva

La malva tiene propiedades antiinflamatorias y expectorantes. Descongestiona las capas que cubren a los bronquios pero, además, facilita la expulsión de flemas.

Ingredientes

5 cucharadas de hojas de malva (50 g)

4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

Añade las hojas de malva y el agua en una olla y lleva a ebullición.

Deja que hierva, por lo menos, 20 minutos.

Endulza al gusto y bebe 3 tazas al día. 

Recomendaciones

Practica actividad física leve para reforzar los músculos que ayudan a respirar.

Aléjate de ambientes donde haya mucho humo en general.

Bebe, por lo menos, 2 litros de agua e infusiones.

No te expongas a cambios bruscos de temperatura.

No uses productos en aerosol.

Publicidad