5 remedios de origen natural para calmar la irritación vaginal

0
55

Uno de los problemas más comunes que puede experimentar toda mujer en cualquiera de las etapas de su vida es la irritación vaginal.

Publicidad

Se trata de un síntoma bastante molesto que puede venir acompañado de malos olores, enrojecimiento y dolor, según la causa que lo origine.

La zona vaginal está protegida por una flora microbiana que se encarga de mantener la humedad para eliminar las bacterias dañinas y prevenir posibles infecciones.

La alteración de ese flujo puede conducir a la irritación y, por ende, a diversas afecciones que pueden resultar bastante incómodas.

Existen varios desencadenantes para estos problemas íntimos que suelen ser vergonzosos para la mujer. Afortunadamente, también hay varios tratamientos para aliviarlos de forma natural antes de que avancen a una etapa más complicada.

A continuación te hablaremos de sus causas, para que las tengas en cuenta, y también agregaremos algunos remedios naturales que te servirán para combatirla.

Causas de la irritación vaginal

La piel de la vulva y la vagina es más delicada y vulnerable que el resto de áreas del cuerpo, por lo que existe un mayor riesgo de desarrollar diversas condiciones.

La irritación se puede originar por:

Una infección

Una alteración del pH vaginal

Alergia a diversos componentes, como los químicos o productos de higiene

No tolerancia al látex de los preservativos

Uso de pantalones muy ajustados

Ropa interior de materiales sintéticos

Pantalones de licra o leggins

Asimismo, otras posibles causas pueden ser la candidiasis vaginal, las enfermedades de transmisión sexual y la menopausia.

Candidiasis

La candidiasis vaginal es un tipo de infección que se produce por un hongo llamado Candida albicans. Consiste en la proliferación de levaduras en la vagina, lo que genera un flujo espeso y blanquecino que se caracteriza por un fuerte olor a pan.

En la mayoría de los casos genera irritación en la parte interna y externa, y causa una molesta sensación de comezón y ardor.

Enfermedades de transmisión sexual

Uno de los síntomas que alertan de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) es la irritación vaginal. Aunque en pocos casos sea este su origen, lo mejor es consultar al médico para evitar posibles complicaciones.

Recuerda protegerte cuando vayas a mantener una relación sexual. Aunque algunas mujeres se sienten seguras cuando están planificando, lo cierto es que debemos tener en cuenta que hay peligros mayores al no protegerse, como la transmisión de enfermedades.

Menopausia

Durante la menopausia se producen una serie de cambios hormonales que afectan de forma directa la zona vaginal al alterar su pH y causar resequedad.

En este caso se requiere de ayuda médica para recibir un tratamiento que permita balancear las hormonas para impedir la irritación y reducir los riesgos de infección.

Tratamientos naturales

En casos de infecciones o ETS es esencial consultar con un especialista para recibir un diagnóstico preciso antes de proceder con cualquier tratamiento.

A nivel general, existen una serie de remedios caseros que pueden ser útiles para aliviar los síntomas y combatir las bacterias.

Yogur con probióticos

El consumo y aplicación de yogur natural con probióticos es uno de los mejores remedios para calmar la irritación.

Este tipo de cultivos bacterianos saludables ayuda a disminuir los patógenos dañinos para restaurar el pH natural de la flora vaginal.

Inserción de ajo

El ajo es uno de los remedios naturales que más se utiliza. Sus propiedades ayudan a aliviar infinidad de enfermedades, y en este caso es excelente debido a que es antibacteriano y analgésico.

¿Cómo se usa?

El remedio casero más sencillo consiste en introducir en la vagina medio diente de ajo recién cortado.

Para facilitar su posterior extracción, deberemos usar una aguja y un hilo para crear una especie de tirador, como si fuera un tampón. De este modo, no correremos el riesgo de no poder sacarlo.

Dejaremos que el trozo de ajo actúe durante la noche, a no ser que sintamos una excesiva molestia o irritación. Lo más posible que notemos un ligero picor o calor. Mediante este sencillo remedio, el ajo irá soltando la alicina de manera gradual para eliminar los hongos.

Caléndula

La caléndula es uno de los mejores remedios para aliviar los problemas asociados con la zona íntima. Cuenta con un efecto antibiótico que ayuda a prevenir y combatir las infecciones para aliviar el posible dolor e inflamación.

Ingredientes

2 cucharadas de caléndula (30 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Calentaremos el agua y agregaremos la caléndula.

Cuando la infusión haya hervido retiramos del fuego.

Dejaremos reposar hasta que se enfríe.

Cuando alcance una temperatura soportable, procederemos a hacer lavados con la mezcla en la zona.

Últimas consideraciones

Aunque muchas aún sienten cierta vergüenza a la hora de tratar lo relacionado con su zona íntima, es primordial consultar cuando se tienen este tipo de molestias.

La vagina es bastante delicada y debe ser atendida de forma oportuna para evitar el desarrollo de enfermedades y síntomas de mayor gravedad.

Publicidad