Propiedades de la matricaria para migraña, encías (bebés) y más

0
310

File:Anthemis arvensis marina baixa.jpg

Publicidad

La matrícaria es una planta herbácea perenne, perteneciente a la familia de las compuestas o asteráceas,  muy aromática

Ésta también es conocida como Pyrethrum parthenium; pyrethrum deriva dei término griego pur («fuego»), en alusión al sabor ardiente de la raíz.

Es oriunda de Eurasia, concretamente de la Península Balcánica, Anatolla y el Cáucaso, aunque en la actualidad crece en numerosas reglones de todo el mundo.  

La parte medicinal son sus hojas de color amarillo verdoso. Tiene multitud de pequeñas cabezuelas floridas parecidas a las margaritas o la manzanilla con el centro amarillo y pétalos exteriores blancos, reunidas en grupos.

El médico griego Dioscórídes alababa a matricaria por su utilidad en muchas dolencias, incluido el «fuego de san Antonio», que podemos interpretar como artritis, así como para «todas las Inflamaciones e hinchazones calientes», la apatía y la melancolía.

En la época romana, y a partir de entonces, la matrícaria se utilizó para los «trastornos femeninos», para inducir la menstruación y facilitar la expulsión de la placenta en el parto.

Aparece en la edición escocesa de 1791 del Edinburgh Dispensatory para la histeria. En 1857 el suplemento a la farmacopea británica de Theophllus Redwood la describe como tónico, estimulante y antihisterismo.

 

Propiedades curativas

La matrícaria es antlcoagulante, antiequimótica, antünflamatoria, antiespasmódica, aperitiva, amarga, carminativa, emenagoga, sedante, estimulante, estomacal, vasodilatadora y vermífuga.

Se ha utilizado durante siglos para tratar la fiebre, el dolor de cabeza, migraña, dolores de estómago y de muelas, las picaduras de insectos, los trastornos menstruales y los partos. También se ha empleado para combatir la psoriasis, las alergias, el asma, los acúfenos, el mareo, las náuseas y los vómitos. Los trabajos de investigación señalan también que podría ser útil para las personas que padecen síntomas leves de artritis reumatoide.

En la actualidad se utiliza fundamentalmente para las migrañas, y las investigaciones sugieren que podría ayudar a prevenirlas. Se cree que, al inhibir la segregación de serotonina y prostaglandinas -a las cuales se atribuyen los ataques-, limita la inflamación de los vasos sanguíneos del cerebro evitando así el espasmo que se supone contribuye a las migrañas o jaquecas.

En 2005 se descubrió que la partenollda, su principio activo, provocaba la muerte celular de las células madre de la leucemia. En 2007 unos investigadores californíanos descubrieron que la matricarla también inducía la muerte celular en células leucémicas pre-B de alto riesgo. Más recientemente se ha utilizado en un preparado comercial para el cuidado cutáneo destinado a calmar la piel enrojecida e irritada.

 

Remedios populares

Remedio con matricaria para la migraña Verter en una taza de agua que esté hirviendo 1 cucharada de matricaria.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza.  Esta planta contiene partenolido, una sustancia analgesica de gran poder para combatir la migraña.

Remedio con matricaria para el dolor de estómago: Elaborar una decocción de 30 gramos de las flores de matricaria en 1 litro de agua durante 20 minutos. Beber una taza si se siente dolor de estómago luego de haber consumido una comida abundante

Remedio con matricaria para las hemorroides   Mezclar, a partes iguales, hojas de vid, espino, hamamelis, aquilea  y matricaria y extraer 4 cucharadas. Echar en medio litro de agua cuando esté ya hirviendo y dejar reposar por 15 minutos. Beber a lo largo del día entre las comidas

Remedio con matricaria para las menstruaciones atrasadas Elaborar una tisana, a razón de 5 a 10 cabezas (flores) en infusión de 10 minutos en una taza de agua hirviente, para facilitar la venida de las reglas 

Remedio con matricaria para los dolores de encías en bebé: Aplicar mediante un bastón de algodón un poco de polvo de matricaria (se puede conseguir en farmacias botánicas y herbolarios) humedecido con agua sobre las encías.

Remedio con matricaria para mosquitos y otros insectos (actúa como repelente) Coger 10 cabezuelas y ponerlas a calentar a fuego moderado con 150cm3 de aceite de oliva de Io durante media hora. Retirar del fuego y dejar reposar durante toda la noche. Después filtrar por expresión a un botellín y guardar. Se emplea durante el tránsito por parajes atestados de mosquitos o tábanos. Dar un suave masaje con un poco de aceite sobre las zonas descubiertas del cuerpo, lo que aleja a los insectos durante el recorrido y, de esta forma, la piel no sufre nada. Además funciona como relajante natural.

Contraindicaciones

Las personas alérgicas a la familia de las compuestas no deben tomar matrícaria. No se ha informado de ningún efecto secundario grave, aunque puede provocar molestias gastrointestinales (especialmente en fuertes dosi puede provocar vómitos). y nerviosismo en algunos individuos.

Las personas que la toman durante periodos largos y luego dejan de hacerlo pueden presentar dificultad para conciliar el sueño y rigidez muscular

La matrícaria puede interactuar con otros medicamentos. No debe tomarse durante el embarazo ni la lactancia. No debe darse a niños menores de dos años.

Publicidad