12 Beneficios Del Té De Jengibre Y Limón + 4 Recetas

0
49

Publicidad

El té de jengibre y limón es una bebida refrescante, rejuvenecedora, fácil de hacer y con infinidad de beneficios para la salud. Puede curar el resfriado común, el dolor de cabeza, las náuseas y muchas otras cosas que te mencionaremos a continuación.

De igual forma te presentaremos 4 recetas fáciles para hacer el té de jengibre con limón. ¡Seguramente te conviertas en uno de los fanáticos de esta deliciosa y saludable bebida!

¿Para qué sirve combinar Jengibre y Limón?

El jengibre es aromático, de sabor picante y muy apreciado en gastronomía, especialmente en la preparación de platos de mariscos y cordero en la cocina asiática.

La medicina antigua griega y persa lo empleaba como medicamento en el tratamiento de varias dolencias y como afrodisíaco

La investigación científica ha permitido comprobar sus propiedades antioxidantes, desinflamantes, analgésicas, antisépticas, digestivas y tónicas, entre otras

El limón, por su parte, se emplea como medicina, blanqueador, desodorizante, abrillantador y suavizador, entre otros usos.

Principales beneficios del té de jengibre y limón

El té de jengibre y limón es una bebida potentemente curativa, que aumenta notablemente su poder nutricional si le añades algún otro ingrediente saludable, como miel de abejas, cúrcuma, menta o canela.

Pero por si solos, ambos se bastan para proporcionarte los siguientes 12 beneficios.

1. Sirve para tratar las náuseas y los vómitos

Náuseas y vómitos son síntomas asociados a situaciones tales como embarazo y tratamientos de quimioterapia, y también pueden presentarse como efectos secundarios del uso de muchos medicamentos.

Las mujeres embarazadas pueden controlar sus náuseas matutinas bebiendo este té, sin confrontar efectos secundarios.

En estos casos, el té de jengibre y limón se comporta como una poción mágica, atenuando los síntomas y brindando un alivio casi instantáneo.

Una investigación de la revista Integrative Medicine Insights demostró la efectividad del jengibre como agente para tratar problemas gastrointestinales como indigestión, dolor abdominal, diarrea, náuseas y vómitos (1).

2. Ayuda a mantener el peso

Un estudio piloto encontró que el jengibre aumenta la sensación de saciedad, ayudando a reducir la ingesta de calorías y es sabido que el limón incrementa la resistencia a la insulina y favorece la disminución de los niveles de grasas en el cuerpo (2).

Cuando el jengibre y el limón se unen, la tasa metabólica aumenta, la destrucción de calorías se eleva y la aguja de la báscula se mueve hacia abajo.

Si estás intentando conseguir o mantener un peso saludable, debes incorporar el té de jengibre y limón como una bebida de todos los días.

3. Fortalece el sistema inmunológico

El limón contiene abundante ácido ascórbico o vitamina C, nutriente que constituye uno de los principales pilares del sistema inmunológico.

El jengibre y el limón son extraordinarios remedios para proteger de infecciones, como la producida por la salmonella y para prevenir resfriados, gripes y ataques de tos.

Si eres una persona que tiende a atrapar infecciones con facilidad o sufres refriados y otros trastornos cuando cambian las estaciones y el clima, el té de jengibre y limón será un poderoso refuerzo para tu cuerpo.

4. Mejora el funcionamiento cognitivo

Una investigación conducida por la Facultad de Medicina de la Universidad de Khon Kaen (Tailandia), encontró que el consumo de jengibre impacta positivamente en la memoria de las mujeres de mediana edad (las participantes en el estudio tenían una edad promedio de 53.4 años), agudizando sus funciones cognitivas (3).

Así que si quieres mejorar tu inteligencia, poner tu cerebro un escalón más arriba e incluso prevenir el Alzheimer, bebe regularmente té de jengibre con limón y aprovecha las enormes dosis de compuestos antioxidantes y antiinflamatorios que contiene.

5. Mejora la salud del corazón

Proteger el corazón y el sistema cardiovascular puede ser algo tan simple como ingerir todos los días un té de jengibre con limón.

Una investigación reportada en la segunda edición de Medicina Hierbal señala que el jengibre estimula la circulación de la sangre y ayuda a prevenir afecciones cardiovasculares gracias a sus atributos antiinflamatorios, hipolipidémicos, hipotensivos y antiplaquetarios (4).

La vitamina C presente en el limón previene la formación de coágulos sanguíneos, al facilitar un adecuado movimiento de la sangre por arterias, venas y vasos capilares, lo que permite bajar el riesgo de accidentes cerebrovasculares y ataques cardiacos.

6. Alcaliniza el cuerpo

Para funcionar correctamente, el organismo debe tener el pH adecuado.

Algunos de los factores que contribuyen a la acidificación son los alimentos procesados, los medicamentos y la contaminación ambiental.

A pesar de que es muy ácido, el limón contribuye a alcalinizar el cuerpo ya que se mezcla con los ácidos estomacales para generar sustancias básicas, como el citrato de sodio, compuesto empleado en la industria alimentaria como corrector de acidez.

El nivel de alcalinidad es fundamental para:

La salud de la dentadura y las encías.

La regulación del colesterol.

El metabolismo de las grasas.

Inhibir el deseo de comer dulces.

7. Sirve para tratar los quistes ováricos

Si sufres de quistes ováricos y deseas adoptar un remedio natural para tratarlos, el té de jengibre y limón parece que puede ser de gran ayuda.

No hay suficiente investigación sobre este tratamiento para los quistes, pero sí hay muchos testimonios favorables de personas que lo han probado.

Estas propiedades del té de jengibre con limón seguramente están relacionadas con la gran cantidad de substancias antioxidantes y antiinflamatorias que contiene.

8. Mejora el ánimo y el enfoque

El jengibre alivia el estrés y ayuda a mantener las emociones bajo control, lo cual es fundamental para tener una apropiada concentración.

El limón es utilizado en aromaterapia por sus cualidades para mejorar el estado de ánimo.

9. Mejora la función hepática

Un estudio aparecido en la revista internacional de hepatología Hepatitis Monthly, encontró que la suplementación con jengibre redujo considerablemente las citoquinas inflamatorias y la esteatosis hepática asociadas con la enfermedad del hígado graso no alcohólico (5).

Otra investigación publicada en BioMed Research International señala que el jugo de limón tiene notables efectos protectores contra la lesión hepática inducida por el exceso de alcohol (6).

10. Es analgésico y desinflamante

El té de jengibre y limón ayuda a aliviar diversas clases de dolores, tales como:

Migrañas y cefaleas.

Cólicos menstruales.

Dolores después de una cirugía.

Ingerir habitualmente esta bebida te ayudará a mantener alejadas las anteriores molestias, haciendo que tus días sean más productivos.

11. Suaviza y embellece la piel

La beneficiosa combinación del jengibre y el limón trabaja para embellecer y  perfeccionar tu piel, haciéndola más suave y saludable.

Esta bebida induce la aparición de un brillo hermoso en el cutis y  hace lucir la piel sedosa y libre de defectos.

Ello se debe a la gran cantidad de antioxidantes, minerales, vitaminas y compuestos antimicrobianos que están presentes en los ingredientes del té.

12. Promueve el crecimiento del cabello

Los nutrientes contenidos en el té de jengibre con limón fortalecen la salud del cuero cabelludo y de los folículos pilosos, estimulando el crecimiento de una cabellera firme, brillante, hermosa y saludable.

De igual forma ayuda contra problemas como la caída del pelo, la picazón en la cabeza y la caspa.

Ahora vamos a presentarte 4 recetas a base de jengibre y limón para que disfrutes de un té caliente o frío hecho a tu gusto y con todos los saludables beneficios de sus ingredientes.

1. Té de jengibre, limón y miel

Ingredientes

Un limón fresco de mediano tamaño.

Media taza de jengibre fresco.

Media taza de miel de abejas al natural.

Preparación

Limpia el jengibre con un cuchillo de cocina o con el borde de una cuchara, y córtalo en rodajas.

Pon el jengibre y la miel en un tarro de vidrio, añade el jugo del limón y mezcla bien.

Guarda el tarro en el refrigerador hasta el día siguiente, para que los ingredientes se infundan, formando un espeso jarabe.

Cuando desees beber un té, hierve una taza de agua y ponle una o dos cucharadas del jarabe de jengibre y limón endulzado con miel.

Si deseas una bebida recién hecha y no un jarabe para guardar, hierve jengibre con limón por unos 15 o 20 minutos y endulza con miel de abejas al natural para beber.

2. Té desintoxicante de jengibre, limón y cúrcuma

En esta receta se añade la cúrcuma, un ingrediente que:

Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Protege el sistema cardiovascular.

Contribuye a reducir las grasas LDL o colesterol malo.

Ayuda a prevenir el Alzheimer y varios tipos de cáncer, ya que tiene la capacidad de inhibir el crecimiento de las células cancerosas.

Ingredientes

Un limón, preferiblemente de cultivo orgánico.

Un trocito de jengibre fresco de aproximadamente 3 cm.

1/8 de cucharadita de cúrcuma en polvo.

Agua filtrada.

Dos cucharaditas de miel de abejas cruda (opcional).

Preparación

Pon a hervir 2 tazas y media de agua.

Pela el jengibre y córtalo en rebanaditas.

Corta el limón en dos mitades.

Cuando el agua alcance el hervor, apaga el fuego y añade el jengibre, exprime el jugo de limón y agrega la cúrcuma.

Deja en reposo durante media hora.

Cuela y deja que se enfríe a temperatura ambiente.

Si lo deseas, endulza con la miel.

Puedes tomar la bebida caliente, pero sin llevarla a ebullición. La cantidad alcanza para dos personas.

3. Agua de limón y jengibre

Una taza en la mañana de esta bebida desintoxicante y limpiadora ayudará a alcalinizar el cuerpo, regulando el pH para comenzar las actividades del día con el organismo bien entonado.

Se toma sólo unos pocos minutos prepararla y lo más práctico es hacer una jarra para refrigerar y disfrutarla varias veces en el día.

Además, en la medida en que el agua se infunde más con el jengibre, el provecho del líquido va en aumento.

Los beneficios de esta agua de limón y jengibre son mayores cuando se bebe tibia, especialmente en la mañana, antes del desayuno. El resto del día puedes disfrutarla fría.

El limón es preferible ponerlo al momento de beber, en la cantidad con la que te sientas cómodo, aunque trata de que no sea menor de media fruta por taza o vaso.

Ingredientes

Entre 30 y 40 gramos de raíz de jengibre (1-1,4 onzas).

Un limón fresco mediano.

4 tazas de agua filtrada.

Preparación

Lava, pela y corta el jengibre en rebanadas.

Pon el agua en una jarra de vidrio, añade el jengibre y guarda en el refrigerador hasta el día siguiente, de manera que el líquido se infunda intensamente.

Antes de desayunar, calienta una taza de la infusión hasta entibiar, expríme medio limón y bebe.

Continúa bebiendo frío en el transcurso del día, añadiendo siempre el jugo de limón antes de beber.

La cantidad preparada alcanza para 4 porciones (tazas).

Abajo un vide de cómo hacer esta bebida:

4. Bebida desintoxicante de jengibre rallado  y limón

Esta bebida aprovecha al máximo las cualidades del jengibre para mantener activo el metabolismo, favoreciendo la quema de grasas y la disminución del peso corporal.

El limón aporta sus atributos diuréticos y es desintoxicante natural, ayudando al cuerpo a eliminar desechos y toxinas.

Si bebes habitualmente esta preparación y te ejercitas con regularidad, los efectos del jengibre para quemar calorías aumentarán.

Ingredientes

Un trocito de raíz de jengibre de aproximadamente 1.5 cm.

Un limón fresco de tamaño mediano.

Un vaso de agua a temperatura ambiente.

Preparación

Añade el jugo de medio limón al vaso de agua y reserva la segunda mitad para otra ocasión.

Pela el jengibre, ráyalo finamente y añádelo al agua.

Revuelve y bebe.

Esta bebida aporta sólo 11 calorías, no contiene colesterol, carbohidratos y grasas, y es perfecta para comenzar el día con una buena dosis de compuestos desintoxicantes, desinflamantes y antioxidantes haciendo sus invalorables trabajos en el organismo.

Comienza tus mañanas con una taza caliente y el estómago vacío.

Si estás bebiendo el té para bajar de peso, toma una taza media hora antes del desayuno y otra antes de la cena.

Añade una pizca de cúrcuma en polvo para potenciar las propiedades antiinflamatorias del té.

Si añades una cucharada de vinagre de sidra de manzana, la bebida será aún más saludable.

No son muchos los perjuicios que puede causar el té de jengibre y limón, incluso en grandes cantidades, pero es posible que confrontes alguno de los siguientes efectos secundarios si exageras con la bebida:

Leve acidez o malestar estomacal.

Excesiva hidratación, que luego tienda a deshidratar el cuerpo por el aumento de las micciones.

Sensación de resequedad en la garganta.

Erupciones en la piel en caso de una rara alergia al jengibre o al limón.

Debes abstenerte de beber el té si eres hipersensible a alguno de estos dos componentes.

Conclusiones

El té de jengibre y limón es formidable para combatir infecciones, perder peso o simplemente para refrescarse sana y nutritivamente.

Una taza caliente de este té todos los días ayudará a mantener joven tu piel y fortalecerá y embellecerá tu cabello.

Puedes hacer la bebida más potente y a tu medida, añadiendo canela, cúrcuma, miel de abejas, hierba de limón (limoncillo), menta, pepino o algún otro ingrediente de tu preferencia.

Después de que pruebes esta bebida y veas sus beneficios, agradecerás haber leído este artículo. Nosotros sólo te pediremos que lo compartas con tus amigas y amigos de las redes sociales y nos dejes algún comentario.

Publicidad