4 remedios antibióticos para aliviar una infección de garganta

0
109

Publicidad

Los casos tanto de resfriado común como de gripes suelen aumentar de forma más o menos considerable durante los meses de otoño e invierno. Estos cursan con síntomas comunes que todos conocemos, como dolor de garganta, malestar general, dolor de cabeza, mucosidad y tos.

En este sentido, sobre todo en caso de gripe, uno de los síntomas más habituales es la infección de garganta. Esta infección puede cursar con diferentes síntomas. Entre los principales destacan:

Dolor y malestar de garganta, sobre todo al tragar o comer

Enrojecimiento en la zona de la garganta

Inflamación de garganta

Producción de pus

¿Cuáles son sus causas?

Podemos encontrarnos con dos tipos de infección de garganta, dependiendo de si ha sido causada por un contagio vírico o bacteriano:

Origen vírico: Se debe a un contagio por algún virus. Surgen en enfermedades habituales, como gripes, resfriados comunes y mononucleosis.

Origen bacteriano: Son consideradas como las más serias, motivo por el cual deben ser tratadas médicamente de forma rápida. Son comunes las infecciones por estreptococo, hemófilus o micoplasma.

4 remedios antibióticos para aliviar una infección de garganta

1. Infusión de ajo

El ajo es uno de los antibióticos naturales más eficaces con los que podemos contar. Está considerado como el vegetal con más propiedades curativas, y es especialmente efectivo para combatir y prevenir infecciones. 

Ingredientes

3 dientes de ajo machacados 

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Calentaremos el agua hasta que llegue a ebullición.

Cuando hierva, añadiremos los 3 dientes de ajo machacados y dejaremos que se realice la decocción durante unos minutos.

Dejamos reposar 7 minutos, vertemos a un vaso o taza y bebemos.

2. Infusión de equinácea

La equinácea es conocida por estimular el sistema inmunitario. Así, ayuda a evitar el resfriado común, y es un remedio eficaz contra la gripe.

A diferencia de los antibióticos que están diseñados para matar todas las bacterias, la equinácea ayuda a nuestras defensas, preparándonos para lucha contra las bacterias y virus. Disminuye los síntomas y el tiempo de recuperación en la convalecencia.

Ingredientes

1 cucharada de flores de equinácea (15 g)

2 tazas de agua (500 ml)

1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

Añadiremos el agua junto con las flores de equinácea en un cazo y lo llevaremos a ebullición a fuego moderado.

Cuando hierva, apagaremos el fuego y dejaremos reposar 7 minutos. 

Pasado el tiempo indicado, colaremos el contenido en una taza y añadiremos una cucharadita de miel.

Beberemos la infusión 2 veces al día, en ayunas y antes de ir a dormir.

3. Infusión de jengibre

El jengibre también cuenta con un gran poder de antibiótico, puede atacar los virus y bacterias que se encuentran en nuestro organismo.

Además de eso, participa contra el crecimiento desmedido de microorganismos benignos como la flora intestinal, por lo que nos permite combatir enfermedades.

Ingredientes

1 raíz de jengibre

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Calentaremos el agua hasta que llegue a ebullición y añadiremos la raíz de jengibre.

Dejaremos que se realice la decocción durante 5 minutos y retiraremos del fuego.

Por último, verteremos a un vaso o taza y beberemos.

4. Infusión de cebolla

Este vegetal se presenta como una buena solución para hacer frente a los resfriados y otras enfermedades. Al contener vitamina C, isotiocianatos y quercetina, que son componentes antiinflamatorios, se puede utilizar contra lesiones, artritis o inflamaciones o infecciones.

Este vegetal contribuye a dilatar las vías respiratorias, por lo que nos ayuda a mejorar los principales síntomas de la gripe, que son la tos y la congestión nasal. Al realizar una función de expectorante también nos permitirá acabar con la flema.

Ingredientes

1 cebolla

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

En primer lugar, lavaremos y cortaremos la cebolla en juliana.

Calentaremos el agua y añadiremos la cebolla.

Cuando hierva, apagaremos el fuego y dejaremos reposar 7 minutos.

Pasado el tiempo indicado, vertemos la infusión en un vaso o taza y bebemos.

Muchos de nosotros hemos pasado por las incómodas molestias causadas por una infección de garganta. En ocasiones no toleramos ni siquiera comer algunos alimentosCon estas increíbles infusiones impediremos que la condición avance y podremos retomar nuestros días normales.

Publicidad