Cómo recuperar el esmalte de los dientes naturalmente

0
61

Publicidad

No es posible recuperar el esmalte de los dientes naturalmente, una vez esta capa dental se daña o hay forma natural de restablecerla sin causar aún más daños en su estructura. El esmalte es la capa externa que cubre el diente, ejerciendo una labor imprescindible protegiendo la parte interna del desgaste. Es por eso que la pérdida de esmalte puede acaba conllevando la pérdida de piezas dentales.

Pero aunque no se puede recuperar el esmalte de forma natural, sí que hay formas de prevenir y tratar esta afección. En el siguiente artículo de Alimentaycura.com te vamos a hablar en profundidad sobre este tema, los síntomas que provoca, las causas, la prevención y las posibles soluciones.

¿El esmalte dental se regenera?

Cuando hablamos de esmalte dental nos referimos a la capa externa que recubre cada diente. Es el tejido con más dureza de todo nuestro cuerpo, no obstante, eso no significa que sea indestructible o que no se desgaste. Con el paso del tiempo y las agresiones, el esmalte dental va perdiendo su vigor, volviendo nuestros dientes más vulnerables y débiles contra posibles daños.

Es importante saber que el esmalte dental no se regenera, de hecho, y como veremos más adelante, llegados a cierto punto es imposible restablecer sus capacidades originales. Si tenemos en cuenta de la cantidad de funciones que tienen las dientes en nuestro cuerpo; al hablar, masticar o morder, una pérdida de esmalte dental puede resultar preocupante y facilitar la pérdida de piezas dentales.

Esmalte dental dañado: síntomas

Cuando aparecen los dientes lo hacen aún sin mineralizar, de hecho, es a lo largo del primer año después de su aparición cuando estos empiezan a endurecerse. Es por eso que hay que prestar atención a las señales de los dientes sin esmalte en niños. Por otro lado, otro de los momentos críticos es durante la vida adulta, en este caso no por falta de maduración, sino porque el desgaste provocado por los años puede hacer que su grosor disminuya.

A continuación te explicamos los principales síntomas y señales del esmalte dental dañado para que puedas identificarlo:

Los dientes tienen un tono amarillo, esto es consecuencia del desgaste del esmalte, que hace que se pueda ver la dentina.

Dolor y sensibilidad al comer cosas frías, calientes o dulces.

Los dientes se astillan y agrietan.

Aparecen hendiduras y pequeños hoyos por la superficie dental.

Aparecen manchas por la superficie dental, estas pueden ser de distintos colores.

Falta de esmalte en los dientes: causas

No hay una sola causa par ala pérdida del esmalte de los dientes. Para empezar, el tiempo es el primer culpable de que este tejido se debilite, no obstante, hay multitud de factores -que podemos evitar- que aumenta la velocidad en la que perdemos esmalte. A continuación te explicamos las principales causas de la falta de esmalte en los dientes:

Dieta: hay muchos alimentos que someten nuestros dientes a una acidez perjudicial. Por un lado tenemos las bebidas con gas o ácidas, que erosionan este tejido y lo debilitan. Por otro lado, los productos con azúcar son los grandes culpables de la pérdida de esmalte y de la proliferación de las caries.

Xerostomía: es el nombre médico de la sequedad bucal, una patología por la que la persona no produce los niveles necesario de saliva. Si tenemos en cuenta que la saliva es la principal protectora de este tejido, su ausencia provocará una aceleración de su degradación. Aquí te dejamos algunos remedios caseros para la boca seca.

Problemas gastrointestinales: algunos trastornos digestivos que provoquen reflujo gastroesofágico, acidez o vómitos pueden provocar el desgaste del esmalte por la acción de los ácidos de estómago. Lo mismo sucede con trastornos como la anorexia o la bulimia.

Medicamentos: consumidos de forma periódica, hay medicamentos, como la popular aspirina, que pueden ir erosionando el esmalte dental.

Pérdida de esmalte dental: soluciones

Como ya hemos explicado al inicio el esmalte dental no se puede recuperar naturalmente, no obstante, sí que existen algunas soluciones para evitar que se desgaste más o para corregir su pérdida. Obviamente, estas siempre deben ir de la mano de la ayuda profesional de un odontólogo cualificado.

Este profesional deberá hacer un examen y valoración del estado general de cada una de las piezas, mirando a conciencia el estado en el que se encuentra el esmalte y, de este modo, poder escoger el tratamiento que más se avenga en cada caso.

En casos en los que el deterioro del esmalte ya es considerable, la mejor solución pasará por que se coloquen coronas dentales o algún tipo de implante, como podría ser el esmalte dental sintético, para mejorar las condiciones y función del diente.

Por otro lado, cuando la pérdida del esmalte de los diente se encuentra en una fase inicial, sí que hay la posibilidad de realizar ciertos tratamientos sin invasión, como es el caso de la remineralización, que pueden ayudar a mejorar el estado del diente. Es por eso que se hace tan importante la detección precoz, mediante visitas periódicas al dentista, que nos ayudarán a reducir las complicaciones e iniciar antes y mejor los posibles tratamientos.

A día de hoy aún no existe la posibilidad de regenerar los dientes, de hecho, lo único que se puede hacer es poner parches, porque ningún material es capaz de sustituir al original al 100%. Como no hay forma natural ni artificial de recuperar el esmalte dental en sus mejores condiciones la prevención de su deterioro se vuelve imprescindible. En el siguiente apartado te hablamos de esta prevención en profundidad.

Prevenir antes que reparar el esmalte dental

Trasplante de órganos, aplicación de válvulas artificiales, prótesis de cadera, rodillas o manos… el ser humano ha unido su necesidad animal auto-conservación con su capacidad técnica, pudiendo recomponer estructuras el cuerpo que han sido dañadas. No obstante, esa capacidad es aún limitada y, como hemos visto anteriormente, aún no somos capaces de regenerar completamente el esmalte dañado.

Dado que no se puede curar, la mejor opción es prevenir y, aquí, por suerte, sí que sabemos perfectamente qué es lo que nos causa daño y que podemos hacer para prevenir el esmalte dental dañado, evitar los factores de riesgo y saber que medidas podemos llevar a cabo. A continuación te las explicamos:

No utilizar los dientes para abrir botellas, coger objetos, comerse las uñas, masticar tapones o huesos.

Llevar una correcta higiene dental, cepillándose los dientes después de cada comida.

Utilizar un cepillo e hilo dental correcto para que no dañen el esmalte.

Utilizar pasta de dientes con flúor para evitar el desgaste.

No masticar chicles.

Mantener una buena hidratación para prevenir la sequedad en la boca y la creación de un ambiente ácido.

No comer productos altos en azúcar.

No comer productos con mucha acidez.

En caso de sufrir problemas gastrointestinales iniciar un tratamiento oportuno.

No beber café, alcohol y otras bebidas irritantes.

No fumar.

Este artículo es meramente informativo, en Alimentaycura.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Publicidad