Cómo usar la ruda para las varices – remedio efectivo

0
88

Publicidad

La ruda o Ruta graveolens es una de las plantas que se utilizado desde hace siglos para tratar muchas enfermedades relacionadas con el aparato digestivo, la menstruación femenina, procesos inflamatorios y también para patologías relacionadas con la circulación de la sangre, como las varices, entre otras. Hoy en día, sigue siendo muy empleada en medicina natural y en remedios caseros. Uno de sus usos más comunes hoy en día es el de tratar las venas varicosas o varices.

En este artículo de Alimentaycura.com, te vamos contar cómo usar la ruda para las varices para que puedas notar alivio en las piernas.

Propiedades de la ruda para las varices

La ruda es una planta que tiene muchos componentes. En esta ocasión, como estamos hablando de varices, nos vamos a centrar en las propiedades que tiene para tratar este problema gracias a su composición. Los beneficios y propiedades de la ruda para las varices se centran principalmente en el fortalecimiento de las arterias y venas y en la protección de los capilares, lo que facilita una correcta circulación sanguínea y, en consecuencia, evita la aparición de varices.

También es buena la ruda para las varices ya existentes, puesto que tiene propiedades antiinflamatarias, lo que permite notar un alivio en las piernas, sobre todo, cuando se notan mucho las venas y la zona está muy abultada.

Y, ¿por qué la ruda tiene esos beneficios para las varices? La clave está en que contiene rutina, que es un flavonoide que se caracteriza por su acción protectora capilar. Esto redunda en una mejora la circulación sanguínea, aparte de contribuir al fortalecimiento de los vasos sanguíneos.

Así, al usar la ruda para las varices, las personas pueden prevenir o bien frenar la aparición de arañas vasculares o varices, siendo también muy útil para evitar que salgan hematomas, así como para reducir las venas varicosas que ya hayan salido.

Infusiones de ruda para las varices

La ruda para las varices puede emplearse de diversas maneras. Una de las más fáciles de preparar y efectivas es tomarla preparando una tisana o infusión de ruda. Para hacer una infusión de ruda para curar las varices, sigue estos pasos:

Ingredientes

1 taza de agua grande.

1 cucharadita de ruda o menos.

Preparación

Calienta agua como para preparar una infusión o té, es decir la cantidad de una taza.

Pon en una taza las hojas de ruda, no siendo conveniente superar una cantidad equivalente a una cucharadita.

Cuando el agua esté muy caliente, viértela en la taza con la ruda.

Tapa la taza y déjala reposar entre cinco y diez minutos.

Pasado este tiempo, la tienes que colar con el fin de retirar las hojas para comenzar ya a beberla o bien dejar que se enfríe porque también es efectiva así.

Si vas a tomar la ruda, notarás que su sabor no es muy agradable. De hecho, hay personas a las que les resulta un tanto amargo. Si te resulta muy desagradable, puedes añadirle algún edulcorante, stevia o miel.

Esta infusión puedes tomarla todos los días, aunque no es bueno abusar porque la ruda también tiene algunas contraindicaciones que te contaremos más adelante. De todos modos, nunca superes las dos tacitas al día. Para notar mejora en las varices, con tomar 1 taza al día durante 2 semanas será suficiente, pero puedes alargar hasta tres y luego descansar de su toma durante una semana antes de volver a tomarla. Conviene que combines este remedio con otros para tratar bien el problema de las venas varicosas.

Cómo hacer aceite de ruda para las varices

Otra de las maneras de usar la ruda para las varices es preparando un aceite, que se emplea para aplicarlo sobre la zona a tratar con el fin de notar alivio y de ayudar a que baje la inflamación, puesto que la piel puede absorber bien el aceite y se aprovechan al máximo las propiedades. El aceite de ruda para curar las varices también es fácil de preparar:

Coge unas hojas de ruda para triturarla y extraer su líquido para lo que deberá estar recién cortada.

Guarda este líquido y las hojas machacadas en una botella.

Añade aceite de oliva a esa botella para que se mezcle con las hojas de ruda.

Tapa bien el envase para dejarlo reposar aproximadamente un mes.

Cuela el líquido para retirar posibles restos de hojas de ruda y ya está listo para usar.

Para que el aceite de ruda sea más afectivo, es recomendable que lo extiendas sobre las piernas dándote un ligero masaje desde los tobillos hasta los muslos y siempre en sentido ascendente para mejorar la circulación sanguínea.

Cataplasmas de ruda para las varices

La ruda, como otras muchas plantas, es posible emplearla también de forma externa, preparando cataplasmas para aliviar las molestias causadas por la inflamación y hacerla bajar. El proceso es tan fácil o más que los anteriores que te hemos comentado. Para hacer cataplasmas de ruda para las varicessigue estas indicaciones:

Coge un puñado de hojas de ruda fresca.

Machácalas con un mortero o similar y ponlas sobre la zona afectada.

Sujeta las hojas machacadas con la ayuda de gasas o vendas.

Ten puesta la cataplasma hasta que notes que se ha secado totalmente el líquido de la ruda.

Luego retira la cataplasma y aclara con agua fría.

Esta cataplasma puedes hacerla 1 vez al día, siendo mejor que la apliques por la noche para notar más alivio porque es el momento del día en el que las piernas suelen notarse con más molestias y más pesadas.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la ruda

Aunque la ruda es una planta con importantes propiedades medicinales, es importante que sepas que hay que tomarla con precaución y moderación porque tiene una serie de contraindicaciones y de efectos secundarios nocivos que hay que conocer.

Contraindicaciones de la ruda

Personas con problemas digestivos graves.

En personas con la piel sensible o problemas de piel graves, no conviene que se aplique de forma externa.

Embarazadas y lactantes.

Niños menores de 15 años.

Personas que toman tratamiento médico para problemas circulatorios.

Efectos secundarios de la ruda

Si se toma en exceso, produce:

Malestar general en el cuerpo, que se acompaña de vómitos y diarreas.

Puede producir una menstruación excesiva.

Puede provocar el aborto.

Intoxicación en menor o mayor grado, dependiendo de la dosis, pudiendo producir el fallecimiento si se toma en gran cantidad.

Con estas pautas sobre cómo usar la ruda para las varices, ya podrás beneficiarte de sus propiedades. Desde Alimentaycura.com siempre te recomendamos que acudas a un especialista para que te indique si puedes tomar esta planta o si es mejor otro tratamiento.

Este artículo es meramente informativo, en Alimentaycura.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Publicidad