Tratamientos para desintoxicar la piel de tu cara

0
64

Publicidad

Una intoxicación se define como trastornos, cambios y reacciones del cuerpo provocados por una o varias sustancias nocivas que se ingieren, respiran o tocan. Dicho de otra manera, es una alteración del organismo, que no es capaz de mantener el equilibrio normal o ideal, y presenta síntomas asociados a una sustancia perjudicial.

En nuestro organismo se producen miles de reacciones químicas que buscan mantener el equilibrio interno y la salud. Sin embargo, ese equilibrio se ve afectado cada día por agresiones del exterior. Virus, bacterias, radiación solar, contaminación ambiental y otros agentes nocivos nos atacan todo el tiempo.

La piel puede verse contaminada, ya sea por sustancias del medio o por productos de belleza, que se encargan de taponar los poros; por ello se recomienda hacer un proceso de limpieza cada noche antes de dormir.

Síntomas de una piel intoxicada

Entre las posibles señales que nos envía nuestra piel cuando está intoxicada encontramos:

Rigidez, que está causada por el aumento del número de células muertas de la piel, dejando una capa sobre la superficie de esta que provoca su desecación.

Rugosidad, causada por la deshidratación que dejan los tóxicos.

Piel escamosa que se produce cuando se desprenden grandes escamas de la epidermis y a veces se ve como polvo fino.

El picor es otro resultado de una piel intoxicaday es una reacción impulsiva a la incomodidad que causa la piel rígida, que no cumple sus funciones. La picazón aumenta según la gravedad.

¿Por qué debemos cuidar y humectar nuestra piel?

La piel es nuestra barrera de protección ante cualquier cantidad de agentes externos. Por eso, es necesario conservar su integridad para asegurarnos de que cumpla bien sus funciones. Conoce los beneficios de cuidar nuestra piel correctamente:

Retrasa la aparición de arrugas.

La piel se vuelve más luminosa.

Disminuye la apariencia de cansancio.

Elimina el acné y puntos negros.

Se vuelve más suave.

En el caso de las mujeres, el maquillaje hará menos daño.

Una piel sana es menos propensa a ser dañada por contaminantes.

Tratamientos naturales para desintoxicar la piel de tu cara

1. Mascarilla natural de miel y fresas

La miel es un ingrediente muy eficaz y beneficioso para nuestra piel. Su contenido rico en azúcares con sustancias como la glucosa y los ácidos alfa-hidróxidos permite una magnífica exfoliación que deja la piel revitalizada y muy suave.

Además, actúa como regenerador de las células muertas y no es nada agresiva pues, a la vez que exfolia, también hidrata la piel.

Las fresas son también buenas aliadas para blanquear nuestra piel y unificar el tono de la misma. Esto es gracias principalmente a su contenidos en ácido salicílico, el cual actúa con eficacia sobre las manchas oscuras que se han producido por el sol, el paso del tiempo o las depilaciones.

Podemos atenuar este tipo de manchas y obtener una piel más clara y equilibrada.

Ingredientes

2 cucharadas de miel (50 g)

10 fresas 

Preparación

En primer lugar, lavar, pelar y triturar las fresas

Cuando estén machacadas, poner sobre un recipiente plástico y agregar las 2 cucharadas de miel.

Revolver muy bien y dejar que se compacten los dos ingredientes por un lapso de 15 minutos.

Lavar bien el rostro, aplicar la mezcla y dejar actuar por 1 hora.

Pasado el tiempo indicado, retirar y lavar con abundante agua fría.

2. Mascarilla de yogur y avena

El yogur es un alimento muy beneficioso desde un punto de vista tanto nutricional como de salud.

Un vaso de yogur nos aporta:

180 mg de calcio

240 mg de potasio

17 mg de magnesio

vitamina A

vitaminas del grupo B, entre las que destacan vitamina B2, B12, ácido fólico y niacina

El yogur puede actuar como un excelente exfoliante de origen natural. De hecho, es ideal porque ayuda a limpiar la piel de células muertas, las cuales tienden a acumularse en nuestro rostro y dan como resultado laaparición de puntos negros, al mezclarse con el sebo presente en la cara.

La avena, por su parte, es una excelente fuente de fibra, magnesio, cobre, hierro y potasio. Además nos aporta antioxidantes, los cuales son ideales cuando se habla de cuidar la piel.

Ingredientes

1 taza de yogur natural (250 ml)

2 cucharadas de avena en hojuelas (30 g)

Preparación

Verter el yogur natural en un recipiente de plástico pequeño.

Añadir las 2 cucharadas de avena en hojuelas y combinar bien, hasta conseguir una mezcla uniforme.

Aplicar esta mezcla, cubriendo todo nuestro rostro.

Dejar actuar por el lapso de 1 hora, evitando el sol.

Finalmente retirar, y enjuagar con abundante agua fría.

Una piel saludable y bien cuidada siempre hablará por si sola. Por ello debemos prestarle atención y humectarla constantemente para lograr que luzca aún joven durante más tiempo. No esperes para probar estas increíbles y sencillas recetas de mascarillas naturales, verás lo beneficiosas que resultan para la salud de nuestra piel.

Publicidad