Aceite de oliva

    67

    Publicidad

    El aceite de oliva, también conocido como “oro líquido” gracias a su amplio abanico de propiedades y beneficios para la salud, es un ingrediente esencial de la dieta mediterránea. Se viene utilizando desde hace varios miles de años, tanto como alimento como remedio natural.

    Y es que, además de incluirlo en la dieta, este aceite vegetal cuenta con una serie de propiedades que mejoran de forma considerable una gran selección de afecciones.

    Beneficios del aceite de oliva

    El aceite de oliva tiene una gran selección de beneficios para la salud, tanto física como mental. Es suficiente con tomar 40 gramos diarios, lo que equivale a tres cucharadas.

    Colesterol en sangre: uno de los beneficios más conocidos del aceite de oliva en relación con la salud es que reduce los niveles de colesterol malo al mismo tiempo que aumenta el conocido como colesterol bueno. De este modo, minimiza de forma notable el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio.

    Hipertensión: gracias al alto contenido en poli-fenoles y en ácido oleico, el aceite de oliva reduce la hipertensión.

    Sistema digestivo: este ingrediente natural también tiene beneficios relacionados con el sistema digestivo. Y es que actúa como barrera protectora ante el exceso de ácidos en el estómago. Además, estimula la secreción de bilis, mejorando así las digestiones y evitando enfermedades como el estreñimiento.

    Piel: en relación a la piel, el aceite de oliva tiene propiedades antioxidantes, evitando el envejecimiento prematuro de la piel. También ofrece una gran elasticidad y nutrición.

    Nutrientes: y, por último, este aceite vegetal mejora la absorción de nutrientes como el calcio y el magnesio por parte del organismo.

    Propiedades del aceite de oliva

    Uno de los principales componentes de este aceite vegetal es el oleocantal. Se trata de un gran inflamatorio, de modo que se utiliza para reducir de forma notable los dolores tanto articulares como musculares. Además, contiene grasas saludables que regulan los niveles de azúcar en sangre, así como la producción de insulina; por lo tanto, resulta un gran aliado contra la diabetes.

    Otra de las propiedades que se le atribuyen al aceite de oliva es su alto contenido en antioxidantes; así, fortalece de manera notable el sistema inmunológico al mismo tiempo que evita el envejecimiento tanto de la piel como de las células.

    Por supuesto, su contenido en grasas monoinsaturadas aumentan los niveles de colesterol bueno en el organismo.

    Mejores remedios naturales con aceite de oliva

    Tal y como hemos señalado, el aceite de oliva tiene una gran selección de beneficios y propiedades para la salud. Así, existen numerosos remedios caseros con este aceite vegetal como ingrediente principal.

    Lo cierto es que el aceite de oliva se viene utilizando desde hace varios miles de años en la medicina natural. Conocido como “oro líquido”, tiene propiedades muy similares a las del ibuprofeno, lo que lo convierte en un remedio estupendo para aliviar el dolor local.

    Estreñimiento

    Si sufres de estreñimiento y quieres tratar esta dolencia con ingredientes naturales, el aceite de oliva es una opción fantástica. Basta con tomar dos cucharadas en ayunas; si deseas mejorar el sabor puedes añadir un par de gotas de limón.

    Un remedio casero muy efectivo y sencillo de aplicar. Siendo constante con la toma del aceite de oliva, el estreñimiento poco a poco irá mejorando y lograrás evacuar con mayor frecuencia y facilidad.

    Quemaduras

    Uno de los usos más frecuentes del aceite de oliva en relación a los remedios caseros es es el tratamiento de quemaduras. Eso sí, nunca se debe hacer inmediatamente después de sufrir la quemadura en cuestión. Hay que esperar algunos minutos para que la herida respire.

    Una vez transcurrido el tiempo, se puede aplicar una cucharadita de aceited e oliva sobre la zona afectada. Este ingrediente natural hidrata la piel en profundidad, aliviando el dolor y acelerando el proceso de recuperación.

    Torcedura y dolor muscular

    Tal y como hemos señalado, el aceite de oliva tiene propiedades similares a las del ibuprofeno, un medicamento ampliamente utilizado para tratar el dolor.

    Pues bien, es suficiente con aplicar un par de cucharadas sobre la zona dolorida y dar un masaje con movimientos circulares y una duración estimada de diez minutos, hasta que se absorba bien. El alivio es prácticamente instantáneo.

    Tapones de los oídos

    El aceite de oliva resulta de gran ayuda a la hora de eliminar los tapones de cera de los oídos. Sólo hay que aplicar un par de gotas en el oído afectado justo antes de dormir y taparlo con un algodón. Así, a la mañana siguiente se aplica un poco de agua caliente en el oído afectado con una jeringuilla. Una forma fantástica para acabar con los tapones de forma sencilla, rápida, y sin dolor.

    Cuidar la piel

    Además de los numerosos beneficios que el aceite de oliva proporciona a la salud general del organismo, este ingrediente natural también ayuda a cuidar la piel. Tiene propiedades antioxidantes e hidratantes, de modo que es muy beneficioso para la piel de todo el cuerpo.

    Ayuda a combatir los signos del envejecimiento de manera efectiva. Para ello, cada noche basta con hacerse un masaje en el rostro con una mezcla obtenida a partir de una cucharada de aceite de oliva y dos gotas de limón.

    Este ingrediente natural también resulta efectivo para tratar las estrías en la piel. Para acabar con ellas sólo hay que mezclar una cucharada de aceite de oliva con una de aceite de germen de trigo; luego, se aplica la mezcla dando un suave masaje. Con la aplicación constante, poco a poco las estrías van mejorando.

    ¿Es bueno tomar aceite de oliva en ayunas?

    Los expertos aseguran que tomar aceite de oliva en ayunas, unos minutos antes del desayuno, es muy beneficioso tanto para la salud física como mental. Y es que de esta forma se absorben todos sus nutrientes ya que el organismo no está realizando otro proceso digestivo.

    Los beneficios de tomar aceite de oliva en ayunas son notables, y merece la pena tenerlos en cuenta.

    Sistema digestivo: ayuda a limpiar el hígado y el páncreas, favoreciendo así el buen funcionamiento de ambos órganos. Especialmente importante en el caso del hígado ya que se encarga de digerir las grasas y depirar el organismo.

    Perder peso: uno de los grandes beneficios de tomar este tipo de aceite vegetal minutos antes del desayuno es que favorece la depuración del organismo y evita en gran medida la retención de líquidos. También genera sensación de saciedad. Así, es una opción fantástica para aquellas personas que deseen perder peso.

    Sistema cardiovascular: el aceite de oliva en ayunas puede resultar de gran ayuda para disminuir la grasa abdominal, la cual guarda una relación directa con enfermedades cardiovasculares.

    Estado de ánimo: más allá de los beneficios a nivel físico, tomar aceite de oliva en ayunas también mejora el estado de ánimo. Y es que aporta grasas saludables que resultan esenciales para el buen funcionamiento del sistema nervioso central, el cual produce neurotransmisores que permiten tener un buen estado de ánimo.

    Lo mejor para tomar aceite de oliva en ayunas es acompañarlo de zumo de limón y un vaso de agua tibia. Un remedio 100% recomendable (lee nuestro artículo: agua con limón en ayunas). El agua tibia es un laxante natural que permite al organismo asimilar mejor los nutrientes obtenidos a lo largo del día. Además, el limón es rico en vitamina C, la cual fortalece y protege el sistema inmunitario de enfermedades como el resfriado o la gripe.

    Publicidad