La vitamina K para prevenir la arterioesclerosis

0
57

La vitamina K para prevenir la arterioesclerosis

Publicidad

Si bien se conocían otras propiedades de la vitamina K, en los últimos tiempos se ha descubierto que la vitamina K, especialmente la variedad K2, tiene una relación especial con el calcio, que juntos ayudan a proteger el corazón y prevenir la aparición de arteriosclerosis.

La vitamina K es una vitamina liposoluble cuya función principal se relaciona con la circulación de la sangre, pero al parecer esta vitamina tendría otras propiedades, especialmente cuando se relaciona con el calcio.

La vitamina K presenta diversas formas, y es la vitamina K2 o Menaquinona es la que brinda estas propiedades cardioprotectoras. A esta vitamina se la vincula con la salud cardiovascular, a través de su relación con el calcio.

Esta vitamina es esencial para mantener las arterias sanas, libres de obstáculos que impidan la normal circulación de la sangre. La vitamina K2 favorece la absorción del calciopor los huesos, evitando que este mineral se deposite en el interior de las arterias. Cuando se produce un deficit de vitamina K, el calcio de los huesos disminuyen, aumentando la probabilidad de que las arterias se calcifiquen y provoque arteriosclerosis.

Por un lado la vitamina K, en general, favorece la normal circulación de la sangre, porque impide la formación de coágulos; y por otro lado, la vitamina K2 evita que las arterias se tapen con exceso de calcio. Por todas estas razones, esta vitamina ayuda a prevenir la arterioesclerosis y proteger el corazón.

Si bien esta información puede ayudarte a conocer otro principio activo natural, que puede ayudarte a proteger el sistema cardiovascular, es necesario que conozcas cómo llevar esta información a la práctica. Para ello, es importante que tengas presente cómo puedes obtener dicha vitamina a través de los alimentos.

Los alimentos que contienen vitamina K2 o Menaquinona son la carne, la leche y los lácteos derivados de la leche, como por ejemplo el queso, así como también la soya.

Si sufres de algún problema cardiovascular o quieres prevenir que estos aparezcan, no debes dejar de incorporar estos alimentos a tu dieta. Ten en cuenta que, en el caso de la carne, selecciona carnes sin grasas visibles. Por otro lado, en el caso de los lácteos elige los lácteos desnatados o bajos en grasas.

Recuerda que, siempre es conveniente obtener las vitaminas en forma natural. Si tienes la inquietud de consumir suplementos vitamínicos, es necesario que consultes con tu médico antes de consumirlos, ya que el exceso de vitaminas puede ser perjudicial para la salud.

Publicidad