Paludismo: remedios naturales para aliviar sus síntomas

0
65

Publicidad

El paludismo es una de las enfermedades más extendidas. Se producen millones de nuevos casos cada año en las diversas partes del mundo.

En este artículo pretendemos que te enteres de cómo es esta enfermedad, de qué debes hacer en caso de contar con sus síntomas y te brindaremos alternativas naturales para calmarlos.

Síntomas

Algunos síntomas que hacen que la enfermedad sea fácil de reconocer incluyen ataques típicos de escalofrío y fiebre durante unas horas todos los días. Estos vienen seguidos por calores agotadores los cuales se presentan con más frecuencia día de por medio o cada tres días. 

En ocasiones, el paludismo puede ser una enfermedad grave. Los síntomas pueden diferir mucho de los que se presentan en el caso típico. También pueden variar mucho en las recaídas y en las infecciones múltiples.

En una región palúdica, cualquier enfermedad acompañada de fiebre, o cualquier tendencia notable a una debilidad creciente o al cansancio, deben despertar sospechas de paludismo.  También cualquier enfermedad misteriosa cuya naturaleza no se entienda.

Todos los casos deben inducir a que se haga un estudio microscópico de los glóbulos rojos de la sangre.

En los casos muy crónicos el bazo está muy dilatado  y esto facilita el diagnóstico. El examen cuidadoso de los glóbulos rojos es el método más eficaz de descubrir la infección palúdica.

Si se quiere hacer un examen tal, no se iniciará medicación antes, porque al tomar preparados antipalúdicos hacen desaparecer los parásitos de la sangre hasta el punto que puede resultar imposible encontrarlos.

Causas

las causas específicas del paludismo son tres parásitos de la sangre: plasmodium malariae, plasmodium vivax, plasmodium falciparumSegún la provoque una u otra especie, la enfermedad varía en carácter y severidad.

Plasmodium malariae: Produce un tipo de paludismo comparativamente raro y benigno.

P. vivax: Un tipo muy común, con pronunciada tendencia a las recaídas.

P. falciparum: Produce un tipo muy grave que se encuentra mayormente en las densas selvas tropicales.

Los parásitos de esta enfermedad son transmitidos directamente de un ser humano a otro por alguna especie de mosquito Anopheles.

Cuando este  pica a una persona cuya sangre contiene virus del paludismo, estos entran en el cuerpo del insecto y allí pasan por una etapa de su desarrollo. Posteriormente, se acumulan en sus glándulas salivales.

Cuando pica a otro individuo, los parásitos parcialmente desarrollados penetran en la sangre de esta nueva víctima. Allí pasan por la otra etapa de su desarrollo. Los parásitos penetran en los glóbulos rojos de la sangre, crecen en ellos y finalmente los destruyen.

Cuando uno de estos microorganismos se ha desarrollado por completo dentro de un glóbulo rojo suele dividirse en varia partes, cada una de las cuales puede penetrar en uno de ellos y repetir el proceso.

Esto requiere generalmente de dos a tres días y puede repetirse durante muchos ciclos. Al final tienen que producirse las formas especiales del parásitoadaptadas para desarrollarse en el cuerpo del mosquito, para que la reproducción continúe.

En todo caso de infección intensa pueden hallarse en la sangre la forma común y la especial.

¿Qué hacer?

Toma nota de qué debes hacer si tienes este problema:

Durante los ataques de escalofrío, mantenerse en cama y bien abrigado.

Si la fiebre se eleva a más de 40 grados, procurar reducirla.

Durante el periodo agudo, la alimentación debe ser líquida.

Entre los ataques, preparar una dieta bien equilibrada y nutritiva.

El trabajo físico en los días libres de fiebre debe ser liviano.

Remedios naturales para tratar el paludismo

Albahaca

Esta planta es de gran ayuda para reducir los síntomas del paludismo. Uno de sus compuestos principales es el  eugenol, responsable de sus propiedades terapéuticas, ayudando a eliminar las infecciones bacterianas.

Ingredientes

5 hojas de albahaca frescas

1 taza de agua (250 ml)

   Preparación

En un recipiente ponemos a hervir la taza de agua. Cuando ya esté lista, retiramos del fuego.

Verter el agua en la taza, agregar la albahaca y dejar reposar durante 15 minutos.

Se recomienda tomarla tres veces al día.

Canela

Este es un remedio completo, por su potente componente orgánico, el cinamaldehído, que tiene propiedades antiinflamatorias. Estas nos ayudan a reducir los síntomas del paludismo como son la fiebre, el dolor de cabeza y la diarrea.

Ingredientes

1 cucharadita de canela (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Calentar el agua.

Cuando ya esté en su punto de ebullición, agregar la canela y dejar reposar.

Tomar una taza en la mañana y otra en la noche, preferiblemente todos los días.

Ajenjo

Es perfecto para el tratamiento de afecciones como la indigestión, gases y la eliminación de parásitos intestinales. También se ha usado el ajenjo como un ayudante en problemas del hígado y vesícula. Aumenta la secreción de jugos biliares por lo que descongestiona el hígado y mejora sus funciones.

Ingredientes

4 cucharadas de ajenjo (60 g)

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Verter el ajenjo en agua y llevar a ebullición.

Cuando hierva, retirar del fuego, tapar y dejar reposar.

Tomar 2 tazas al día hasta que la enfermedad ceda.

Estas enfermedades tropicales son muy fáciles de adquirir, debido a la cantidad de mosquitos que hay en estas zonas. Por ello, cuando se presente algún viaje a dichos lugares, es necesario llevar repelentes y las vacunas correspondientes.

Publicidad