Conoce la postura adecuada para dormir en el embarazo…

0
1693

Publicidad

Conforme van pasando los días tu pancita se pone cada vez más grande esto te provoca incomodidad para poder dormir a la mayoría de las embarazadas. Uno de los problemas es el sueño: Te despiertas muy seguido durante la noche y esto es debido a que te dan ganas de hacer pipí a todas horas. Puedes no estar o sentirte cómoda.

Durante el embarazo llega el momento que no encuentras una postura cómoda para dormir ya que tu pancita cada día está más grande. El día de hoy te mencionaremos algunas de las mejores posturas para que duermas mucho más cómoda en esta maravillosa etapa de tu embarazo.

1. De lado (preferentemente de tú lado izquierdo)

Puedes colocar una almohada entre tus piernas, esto evitará que el peso de tu pierna caiga sobre la otra. Si optas por dormir en esta posición te ayudará a mantener tu espalda recta y también a que no forces tu columna.

Puede ser un poco difícil para ti porque estas acostumbrada a dormir de una manera especifica, te preguntarás Porqué dormir del lado izquierdo y no del lado derecho o boca arriba, todo tiene una explicación, que te diremos a continuación:

Por qué se recomienda dormir del lado izquierdo durante el embarazo.

Si te acostumbras dormir sobre tu lado izquierdo estarás favoreciendo la llegada de sangre a la placenta. Esto aportará más cantidad de oxígeno y nutrientes a tu bebé. Se recomienda dormir del lado izquierdo ya que la vena cava es la encargada de que circule importante cantidad de sangre.

Si duermes de tu lado izquierdo, evitarás la presión del peso de tu cuerpo sobre esa vena, y así favorecerás la irrigación de sangre hacía la placenta y mayor cantidad de oxígeno y nutrientes al bebé.

También mejorarás la circulación hacía tú corazón, permitiendo así un mejor flujo de sangre al bebé, riñones y útero.

Cuando la madre acostumbra dormir de su lado derecho o boca arriba, el bebé comprime su vena cava inferior, y como te lo dijimos anteriormente es la encargada de llevar la sangre al corazón, y estaría disminuyendo el flujo de sangre y oxígeno a tus órganos y a los del bebé.

2. Boca arriba

En ocasiones te acuestas y tienes sensación de ahogarte, palpitaciones, acidez o congestión nasal, te recomendamos usar varios conjines para apoyar tu espalda. Con esta postura podrás reducir tus mareos en caso de tenerlos, cuando estás demasiado tiempo en una posición demasiado horizontal.

3. Con los pies elevados

Si te acuestas con una almohada debajo de tus pies, esto te ayudará a aliviar tus pies hinchados y tus piernas. También te ayudará a que no te den los calambres, los pinchazos y a que aparezcan las varices en tus piernas.

Puede ser misión imposible lograr conciliar el sueño en las últimas semanas, pero si te ayudas con almohadas así puedes encontrar una mejor postura y así descansar un poco más.

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

Publicidad