Formas de preparar jengibre como remedio para la tos

0
62
Ad

La tos es el principal mecanismo que tiene nuestro organismo de librarse y expulsar todo aquello que pueda bloquear nuestras vías respiratorias, ya sea polvo, alimentos que se nos van por mal sitio al tragar, líquido, mucosidad… En ocasiones, sobre todo cuando la tos es persistente, puede resultar muy molesta.

Publicidad

¿Cuáles son los síntomas de la tos?

La tos presenta varios síntomas, a continuación vamos a decirte cuales son los más comunes:

Necesidad permanente de toser.

Toser sin expulsar mucosidad.

Sensación de irritación, cosquilleo y sequedad en la garganta.

Propiedades del jengibre para aliviar la tos y formas de prepararlo

El consumo regular de jengibre ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario, promueve la salud del corazón, mejora la circulación y puede reducir la fatiga. El jengibre también tiene fuertes propiedades antiinflamatorias y disminuye el dolor.

Antiguamente se utilizaba para combatir todo tipo de enfermedades, entre ellas y más destacadas las congestiones en las vías respiratorias.

El jengibre aporta una amplia cantidad de diferentes nutrientes esenciales indispensables para nuestra salud y para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Entre estos nutrientes podemos mencionar:

Hidratos de carbono: entre un 40 y un 50 %.

Grasas: entre un 6 y un 8 %, destacando principalmente la presencia de ácidos grasos esenciales (oleico y linoleico).

Aminoácidos: arginina, leucina, asparagina, histidina, lisina, metionina, treonina, tirosina, triptófano, valina, glutamínico y ácido aspártico.

Vitaminas: C y niacina.

Minerales: fósforo, silicio, zinc, boro, cromo, manganeso y cobalto.

Flavonoides y ácido oxálico.

¿Cómo preparar jengibre para tratar los síntomas y afecciones de la tos?

1. Jengibre, miel, y limón para tratar la tos

El jengibre acompañado con estos dos ingredientes harán la mezcla perfecta. La miel y el limón son dos antisépticos naturales que ayudarán a aliviar la tos, ya que cubren las paredes de la garganta y la suaviza.

Ingredientes

3 tazas de agua (750 ml)

1 raíz de jengibre rallada (15 g)

El jugo de 1 limón

1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

Calentaremos el agua y añadiremos la raíz de jengibre rallada.

Cuando esté hirviendo, reduciremos el fuego y agregaremos el zumo de 1 limón.

Lo dejaremos por 2 minutos más, apagaremos y dejaremos reposar de 5 a 7 minutos.

Finalmente, agregaremos 1 cucharadita de miel  e ingeriremos.

Debemos consumir esta infusión 3 veces al día, y evitar el frío de la noche, así como el consumo de alimentos fríos (helados, granizados).

Jengibre, canela y limón 

También son bastante conocidas las propiedades de la canela como antiséptico, bactericida, antiparasitario y antibiótico. En este sentido, también se aplica en casos de enfermedades respiratorias. 

Ingredientes

2 tazas de agua (500 ml)

1 raíz de jengibre rallada (15 g)

1 cucharadita de canela en polvo (5 g)

El zumo de 1 limón

Preparación

En primer lugar calentaremos el agua y añadiremos el jengibre y la canela.

Cuando hierva, apagamos y dejamos reposar de 5 a 7 minutos.

Finalmente vertemos a una taza, agregamos el zumo de limón e ingerimos.

La consumiremos 2 o 3 veces al día y, al igual que en el caso anterior, evitaremos en todo momento el frío de la noche o los alimentos helados.

Jengibre, eucalipto, miel y limón para tratar la tos

Las hojas del eucalipto tienen propiedades antisépticas, astringentes y balsámicas, particularmente efectivas en casos de fiebres intermitentes y trastornos respiratorios como asma, bronquitis, anginas y resfriados.

Ingredientes

2 tazas de agua (500 ml)

1 raíz de jengibre rallada (15 g)

1 cucharada de hojas de eucalipto (15 g)

El zumo de 1 limón

1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

Calentaremos el agua junto con el jengibre y las hojas de eucalipto.

Cuando esté hirviendo, bajamos el fuego, agregamos el zumo de 1 limón y dejamos 2 minutos más.

Finalmente apagamos, y dejamos reposar de 5 a 7 minutos, vertemos a una taza y agregamos la miel.

Revolvemos e ingerimos, teniendo en cuenta las recomendaciones anteriores.

Jengibre, manzanilla y canela para tratar la tos

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas las cuales nos permitirán reducir la tos de manera inmediata.

Ingredientes

2 tazas de agua (500 ml)

1 raíz de jengibre rallada (15 g)

½ cucharada de flores de manzanilla (7 g)

1 ramita de canela, o canela en polvo (5 g)

Preparación

Calentar el agua y añadir la manzanilla, el jengibre y la canela.

Esperamos hasta que hierva, apagamos y dejamos reposar de 5 a 7 minutos.

Finalmente vertemos a una taza, o un vaso e ingerimos.

No debemos olvidar tomar esta infusión mientras estemos presentando síntomas de la tos.

Publicidad