Una investigación de casi 10 años demuestra que el azúcar podría ser la clave para acabar con las células del cáncer

0
53

Publicidad

Desde hace mucho tiempo se sabe que existe una relación entre el cáncer y el azúcar, pero averiguar exactamente en qué consistía ha sido una incógnita hasta ahora. Por suerte, tras una investigación de más de 9 años, la ciencia han conseguido conocer el mecanismo por el cual las células cancerígenas metabolizan el azúcar.

Sabemos que casi todas las células del cuerpo humano requieren energía, y que obtienen esta energía de los azúcares de los alimentos que comemos. Las células cancerosas también requieren azúcares para crecer, pero su ingesta de glucosa es mucho más alta que la de las células sanas, al igual que lo es la velocidad con la que fermentan la glucosa en ácido láctico.

con-las-celulas-del-cancer.jpg”>Eviart / Shutterstock

Esto se conoce como efecto Warburg, un proceso que los científicos piensan que tiene algo que ver con la rápida tasa de crecimiento del cáncer. Lamentablemente, es difícil determinar si el efecto Warburg es un síntoma o una causa de cáncer.

Si no hay azúcar, las células cancerosas no crecen

Desde hace tiempo se ha propuesto que el crecimiento de las células cancerosas puede obstaculizarse al privarlas de azúcar. El problema es que actualmente no existe un método con el que se pueda cortar el suministro de azúcar a las células cancerígenas mientras se mantiene abierto a las células sanas.

Esta es la razón por la cual el mecanismo biológico detrás del aumento del metabolismo de la glucosa es tan importante. Puede ser la clave para “matar de hambre” a las células cancerosas mientras que las células sanas no experimentan ningún cambio.

con-las-celulas-del-cancer-1.jpg”>Evan Lorne / Shutterstock

“Nuestra investigación revela cómo el consumo hiperactivo de azúcar de las células cancerosas conduce a un círculo vicioso en la estimulación y desarrollo del cáncer“, decía el investigador Johan Thevelein del KU Leuven, Bélgica.

“Por lo tanto, es capaz de explicar la correlación que existe entre el efecto Warburg y la agresividad tumoral. Este vínculo entre el azúcar y el cáncer tiene consecuencias radicales. Nuestros resultados proporcionan una base para futuras investigaciones en este campo, que ahora se podrán realizar desde un enfoque mucho más preciso y relevante”.

con-las-celulas-del-cancer-2.jpg”>PongMoji / Shutterstock

El equipo usó células de levadura para su investigación, específicamente analizando la familia de genes ‘Ras’, una familia de genes que está presente en todas las células animales, incluidas las células cancerosas humanas.

La levadura también tiene un metabolismo de azúcar altamente activo, pero no tiene los procesos reguladores adicionales de las células de los mamíferos que pueden ocultar otros procesos subyacentes.

En términos simples, los investigadores encontraron que la levadura que tenía un influjo hiperactivo de glucosa causaba que las proteínas Ras se activaran demasiado, lo que favorecía que las células crecieran a un ritmo acelerado.

con-las-celulas-del-cancer-3.jpg”>SNeG17 / Shutterstock

Johan fue cuidadoso al señalar que esta investigación, si bien es importante, es solo un paso más dentro de un proceso mucho más largo, y que un avance en la investigación no es lo mismo que un avance médico.

“Todavía no podemos identificar la causa principal del efecto Warburg”, agregó. “Se necesitan más investigaciones al respecto para averiguar si esta causa también se conserva en las células de levadura”.

¿Qué te ha parecido este descubrimiento? ¿Eres consciente del daño que puede causar el azúcar en nuestro organismo?

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares!

Publicidad