Preparado medicinal de ajo y aceite de oliva para la hipertensión

0
42

La hipertensión arterial es un trastorno de salud que debemos controlar para que no nos lleve a padecer graves consecuencias. Además de realizar un seguimiento médico, también podemos recurrir a algunos remedios naturales muy efectivos.

Publicidad

En este artículo compartimos un preparado medicinal a base de ajo y aceite de oliva para reducir la hipertensión. Además, la combinación de estos dos ingredientes milagrosos producirá efectos muy positivos sobre nuestra salud en general.

Controlar la hipertensión

Controlar la hipertensión no solamente es una cuestión de médicos y medicamentos. Podemos notar una gran mejoría en poco tiempo si adquirimos estos buenos hábitos imprescindibles:

Una alimentación equilibrada, rica en vegetales, cereales integrales y legumbres. Debemos reducir lo máximo posible los alimentos procesados con un alto contenido en sal, grasas, azúcares y aditivos.

Prevenir el estrés y las emociones negativas que alteran nuestro sistema nervioso.

Eliminar de nuestra vida el tabaco y el alcohol.

Combatir el sedentarismo y hacer ejercicio, por lo menos, dos veces por semana.

Alimentos beneficiosos

Para combatir la hipertensión con una buena dieta debemos consumir cada día buenas cantidades de frutas y hortalizas. Podemos cocinarlas o bien comerlas crudas en forma de ensaladas, jugos y batidos. Podemos acostumbrarnos a que haya una ración vegetal en cada comida del día.

Además, hay algunos alimentos muy beneficiosos que, gracias a sus propiedades, pueden actuar de manera muy positiva sobre la presión arterial. Dos de ellos son el ajo crudo y el aceite de oliva virgen extra, con los cuales vamos a realizar un preparado muy efectivo.

El ajo

El ajo es un alimento medicinal con grandes virtudes para nuestra salud. No obstante, debemos destacar que para beneficiarnos de las propiedades de la alicina, su compuesto activo, debemos consumirlo siempre crudo, no cocinado.

El ajo es, sobre todo, antioxidante, antiséptico, antibiótico y depurativo. Consumir ajo crudo cada día sube nuestras defensas y nos aporta una gran energía. De este modo, es una gran ayuda para sobreponernos a cualquier enfermedad. Además, si nos cuesta digerirlo también podemos encontrar su aceite en cápsulas.

El aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los mejores aceites vegetales que podemos consumir, gracias a su riqueza en ácidos grasos esenciales, en especial el ácido oleico. Gracias a sus nutrientes es un gran remedio vasodilatador, de modo que nos ayuda a prevenir y mejorar las enfermedades cardiovasculares.

Además, también es una de las mejores opciones para cocinar, junto con el aceite de coco, ya queresiste bastante bien las altas temperaturas sin oxidarse. Por este motivo, aunque recomendamos comerlo crudo a modo de remedio, también podemos usarlo para cocinar.

Preparado medicinal

Ingredientes

20 dientes de ajo

2 tazas de aceite de oliva virgen extra (500 ml)

Necesitaremos también un recipiente de cristal con cierre hermético. Lo ideal es que tenga la boca un poco ancha para que podamos hacer el preparado con más facilidad y podamos reutilizarlo más veces.

Elaboración

Para preparar este remedio para la hipertensión seguiremos los siguientes pasos:

Pelar los ajos.

Podemos trocearlos o bien dejarlos enteros.

Introducirlos en el recipiente e incorporar el aceite de oliva virgen extra, que debe cubrir y sobrepasar los ajos.

Cerrar bien el frasco y dejar macerar el preparado durante 3 semanas en un lugar fresco, seco y oscuro.

Pasado este tiempo, podemos empezar a consumir el remedio mientras los ajos siguen su proceso de maceración.

¿Cómo lo tomamos?

Podemos tomarnos una cucharada de este preparado tres veces al día, media hora antes de cada comida, para reducir la hipertensión arterial.

A modo preventivo será suficiente con una cucharada en ayunas al día.

También podemos utilizar este aceite para condimentar nuestras recetas y potenciar su sabor.

Nota: Las personas con el estómago sensible, hernia de hiato o úlceras gástricas pueden no tolerar bien este aceite macerado.

Otras propiedades

Además de ser un excelente remedio para reducir la hipertensión arterial, este preparado es efectivo para otros trastornos:

Fortalece nuestro sistema inmunitario gracias a sus propiedades antivirales y antibacterianas. Es un potente antibiótico natural.

Mejora la fluidez de la sangre y la circulación.

Favorece la eliminación de toxinas del organismo.

Reduce los niveles altos de colesterol y triglicéridos.

Mediante su aplicación podemos calmar algunos dolores, como el de muelas u oídos.

Publicidad