Carnes que no debes comer si quieres adelgazar

0
37

Publicidad

Para aquellos que no se hayan sumado a la ‘superioridad moral’ de la que hacen gala veganos y vegetarianos, comer carne es uno de los mayores placeres que puede ofrecer la vida.

El problema llega cuando nuestro objetivo es estar más sanos o, al menos, más delgados. No todas las carnes son iguales, algunas nos ayudarán y otras nos complicarán -y mucho- nuestro objetivo.

Para evitar que los kilos de más hagan mella en nosotros, deberemos evitar las siguientes carnes:

Pato

Salchichón

Beicon

Salchichas Frankfurt

Carne de cordero

Pato

Es el protagonista de algunas de las preparaciones culinarias ‘gourmet’ más famosas, como el pato a la naranja. Tiene la pega de que lo que hace que esté delicioso es que su piel está llena de grasa. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés), 100 gramos de pato (con piel) contienen 11 gramos de proteínas y… ¡40 de grasas! Estas hacen que el valor calórico del pato ascienda hasta situarse en 404 kcal. Una barbaridad.

Salchichón

Que no es el mejor embutido no es ningún misterio. No queremos decir que no nos guste o que no esté rico, sino que es de las últimas cosas que muchos de nosotros elegiríamos. Tampoco nos ayuda con la pérdida de peso. De cada 100 gramos de salchichón, 32 son grasas (reconocibles a simple vista), y de esos 32 g, 10 son saturadas. Nada sano.

Beicon

Su fama no es de producto sano precisamente, y las recetas hipercalóricas que han invadido internet en los últimos años no ayudan a quitarle esa reputación (espárragos envueltos en tiras de beicon y hojaldre…, venga ya). Según USDA, 100 gramos de panceta ahumada contienen 37 g de grasas, de las cuales 12 son saturadas.

Salchichas Frankfurt

Llamarlo ‘carne’ a lo mejor es exagerar, dado que nadie parece tener demasiado claro de qué están hechas y hay diversos mitos al respecto. Una de las ventajas de la carne es que contiene más proteínas que grasa o, al menos, están igualadas. Ese no es el caso de las salchichas industriales. Sorprendentemente, de cada 100 gramos de salchichas Frankfurt, 25 son grasa y tan solo 10 proteínas. Todo un vacío nutricional…

Carne de cordero

Una de las joyas de la gastronomía castellana, sin la que Segovia no tendría tanto encanto, es además una bomba de grasa hipercalórica. Según la Base de Datos Española de Composición de Alimentos, 100 gramos de chuletas de cordero suponen 250 kcal. De esos 100 gramos, 15 son proteínas y 20 grasas. Así que mucho mejor tomarlo en ocasiones especiales, bien distanciadas unas de otras.

Publicidad