Si usted presenta algunos de estos 12 problemas es que necesitan más magnesio..

0
205
Ad

Publicidad

El magnesio es un mineral que se encuentra en muchos tipos de alimentos. Este  desempeña un papel esencial en la producción de ADN humano y en la reparación de los huesos. Además fortalece los nervios y los músculos.

A pesar de que lo puedes conseguir en muchos alimentos, la mayoría de los estadounidenses no cumplen con sus necesidades de este elemento a través de su dieta. Te invitamos a estar más pendiente de este mineral y colocarlo en tu dieta.

El Instituto Nacional de la Salud informa que las adolescentes y hombres mayores de 70 son los más propensos a sufrir de una deficiencia de este tipo.

¿Qué alimentos tienen magnesio?

Legumbres.

Alimentos de granos enteros.

Verduras.

Semillas y Frutos Secos.

Productos lácteos, carnes, chocolate y café.

Todos estos alimentos consumidos con moderación te pueden brindar una buena fuente de magnesio.

A continuación te mostramos algunos beneficios.

Beneficios del magnesio

Reduce la fatiga

El magnesio es utilizado en la generación de energía.

Te calma y te relaja

Te ayuda a aliviar la ansiedad. Al magnesio se le ha implicado en la síntesis y regulación de algunos neurotransmisores que condicionan la conducta y el estado de ánimo de las personas. De igual manera, genera serotonina.

Mejorar el descanso

Ayuda a liberar las hormonas relacionadas con la sensación de bienestar.

Sistema digestivo

Ayuda con la digestión y fortalece tu sistema digestivo. Si sufres de problemas relacionados con este aparato incluye magnesio en tus comidas más seguido.

Aliviar dolores musculares y espasmos

El magnesio colabora en regular el calcio en el cuerpo, donde evita una alta acumulación que produzca un funcionamiento anormal en esta labor de contracción muscular, junto a la aparición de dolor muscular o calambres, y producir la función normal de los latidos del corazón.

Salud cardiovascular

Se ha comprobado que presta un papel esencial en la contracción muscular.

Salud ósea

Se le atribuyen propiedades para prevenir la osteoporosis.

¿A qué se debe el déficit de magnesio?

Una mala alimentación.

Fármacos que bloquean la absorción.

El consumo desmedido de alcohol.

Niveles muy altos de calcio en la sangre.

Sudor excesivo.

Presentar algún tipo de patología relacionada con la absorción del mineral.

Cuadros intensos de estrés. O de situaciones únicas de pánico.

Métodos de cultivo transporte y mantenimiento de los alimentos.

El agua con un alto contenido mineral, o agua “dura”, es también una fuente de magnesio.

Propiedades

Producción energética celular.

Gobernar la contracción y relajación de los músculos.

Síntesis de hormonas que controlan las funciones corporales vitales.

Mantener el ritmo cardíaco constante y regular.

Apoyo y fortalecimiento del sistema inmunológico.

Soporte para el sistema óseo.

Regular los niveles de azúcar en sangre.

Controlar la presión arterial.

Síntesis de proteínas.

Síntomas del déficit de magnesio

Debilidad.

Falta de energía.

Agotamiento prematuro en actividades físicas.

Arritmias.

Temblores, calambres o espasmos musculares frecuentes.

Tics faciales.

Ansiedad.

Dificultad para conciliar el sueño.

Problemas de concentración y falta de memoria.

Alta presión arterial.

Náuseas y/o mareos frecuentes.

Niveles anormales de calcio y/o potasio.

Otros síntomas

Si no estás en ninguna de las categorías anterioresdebes considerar obtener un nivel mayor de magnesio si padeces alguno de los siguientes síntomas:

Bajo consumo de energía

Se encuentra involucrado en al menos 300 diferentes reacciones químicas de tu  cuerpo, y mucho tiene que ver con la producción de energía. Una señal importante de deficiencia de este mineral puede ser baja energía. Debes estar atento a esto.

Contracciones o calambres

El magnesio juega un papel importante en la relajación muscula. Si lo ingieres de manera insuficiente puede resultar en movimientos involuntarios. Sin su presencia, tus músculos estarían en un estado constante de contracción.

Dolores de cabeza frecuentes

La deficiencia de magnesio disminuye los niveles de serotonina, hace que los vasos sanguíneos se contraigan y afecta a la función neurotransmisora.

El insomnio

Los niveles muy bajos de magnesio influyen en la dificultad para mantener y conciliar el sueño. Las hormonas del estrés aumentan la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Ritmo cardíaco irregular

Si tienes niveles bajos de magnesio, el corazón puede tener problemas para mantenerse en su ritmo regular.

Aumento de la sensibilidad al ruido

Su ausencia evita que el sistema nervioso se estabilice, por lo que las personas podrían aumentar su sensibilidad ante ciertos estímulos.

Convulsiones

Las convulsiones pueden aumentar cuando el sistema nervioso se ve gravemente comprometido por la falta de magnesio. Si sufres de convulsiones tu médico te invitará a consumir cada día más.

La baja densidad ósea

Los huesos se forman adecuadamente gracias a la influencia del magnesio. De hecho, la mayor parte de este mineral se almacena dentro de los huesos.

El estreñimiento

Las evacuaciones a menudo se vuelven más problemáticas sin suficiente magnesio en el cuerpo. Por lo cual, si quieres dejar de sufrir de este problema del sistema digestivo te invitamos a incrementar su consumo.

La presión arterial alta

El magnesio es muy importante en el mantenimiento de una presión arterial saludable.

Diabetes tipo 2

El desglose de azúcar en la sangre es otra de las tareas de este elemento en el cuerpo humano. De hecho, las personas que han incorporado mayores cantidades de magnesio en sus dietas diarias tienen menos riesgos de desarrollar diabetes.

La depresión, ansiedad, confusión o cambios de personalidad

Si sus niveles en el cerebro son bajos, te pueden afectar en las funciones neurológicas que dan lugar a todo tipo de problemas. Desde ansiedad a confusión.

Un artículo de Psychology Today, titulado “El magnesio y el cerebro: El Original Chill Pill”, explica que el magnesio se ha empleeado como un remedio caseros bastante eficaz para tratar los síntomas de enfermedades como la agorafobia.

Al parecer, las investigaciones habrían señalado que las fobias se desarrollan como resultado de los niveles bajos de magnesio en el cuerpo.

Publicidad