Infección de vejiga durante el embarazo (cistitis) – ¿Qué puedes hacer?

0
517

Infección de vejiga durante el embarazo (cistitis) – ¿Qué puedes hacer?

¿Conoces las causas de una infección de vejiga durante el embarazo? Una infección de vejiga, también conocida como cistitis, es uno de los tipos de infecciones que se pueden desarrollar en el tracto urinario (UTI’s).

Borrador automático

El canal urinario por naturaleza es estéril, no obstante al ser invadido por microbios, pueden desarrollarse infecciones.

Publicidad

Las vías urinarias o tracto urinario está formado por distintas partes, entre ellas la vejiga.

La vejiga sirve como centro de acopio, previo a la eliminación de la orina.

La orina se procesa/produce en los riñones, de ahí fluye a través de los uréteres (uno en el riñón derecho y otro en el riñón izquierdo) hasta llegar a la vejiga.

Cuando la vejiga está llena, la orina puede ser eliminada del cuerpo.

Causas generales de la cistitis

Al igual que el resto de fluidos corporales, la orina, normalmente es estéril.

La presencia de bacterias en la orina puede conducir a una infección del tracto urinario, por ejemplo, a una infección de vejiga.

La forma más común que las bacterias tienen para acceder al sistema urinario desde el exterior es a través de la uretra (la conexión entre la vejiga donde la orina sale del cuerpo).

Las bacterias pueden entrar en la uretra desde el recto o la vagina, causando así una infección de la vejiga.

A veces, las bacterias también pueden partir de la piel alrededor de la uretra y entrar en la vejiga.

En general, las mujeres por la menor longitud de la uretra son más propensas a la cistitisque los hombres.

En términos de bacterias específicas E. coli (Escherichia coli) es por mucho el organismo responsable de la mayoría de las cistitis o infecciones del tracto urinario.

Los estafilococos (de la piel), y otras bacterias entéricas (Proteus, Klebsiella, Enterococcus) son otros organismos que pueden causar cistitis, u otras formas de infecciones urinarias.

Rara vez una infección de vejiga puede ser causada por un hongo.

Pero si se da el caso, entonces las probabilidades que la causa de la infección se deba a Candida Albicans son elevadísimas.

Puede ocurrir en pacientes con cálculos renales no tratados, con infecciones recurrentes o en personas cuyo sistema inmunológico está debilitado.

¿Conoces las causas de infección de vejiga durante el embarazo?

La infección de vejiga, también conocida como cistitis, por lo general se produce en las mujeres, especialmente en los períodos en los que son sexualmente activas.

Borrador automático

Aunque no se sabe con precisión el motivo por el cual durante el embarazo el riesgo de infecciones del tracto urinario es mayor, los expertos especulan las siguientes posibilidades:

Debilidad del sistema inmune

Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, pueden alterar el sistema nervioso autónomo y debilitar el sistema inmunológico.

Especialmente la acción de la Gonadotropina coriónica humana que deprime el sistema inmune como medida preventiva para proteger al feto.

La proliferación de bacterias en el cuerpo puede conducir inevitablemente a una infección de la vejiga.

Otra infección, de la que debe protegerse la mujer durante el embarazo, es la clamidia.

Notas como que la vejiga no está totalmente vacía

Puede ser que en la noche despiertes repetidamente por necesidad de orinar.

No obstante, si vas al baño y no sale nada, posiblemente la sensación se deba a orina residual.

Al retener la orina y evitar ir al baño, fuerzas la vejiga para retener la orina mucho tiempo.

Contribuyen así, a que las bacterias permanezcan más tiempo del debido en la vejiga, dando como resulta cistitis.

Borrador automático

El flujo vaginal y la relación sexual

La cantidad de secreción vaginal aumenta durante el embarazo y el área alrededor de la vulva puede ser fácilmente un excelente caldo de cultivo para las bacterias.

Si estas bacterias logran entrar al tracto urinario, puede causar una infección de la vejiga.

La transferencia de bacterias a la zona alrededor de la vulva través de relaciones sexuales también puede causar cistitis.

Asegúrate de ducharte luego de tener relaciones, así como de lavarte las manos y las partes íntimas tanto como sea posible para mantenerlo libre de gérmenes!

No obstante, usa un jabón neutro para tales fines.

Los síntomas de las infecciones de vejiga durante el embarazo

El principal síntoma de una infección de vejiga, lo cual no es tan grave, es la molestia o sensación de hormigueo durante y después de orinar.

Esto hormigueos causan que orinar sea dolorosamente lento, viajes frecuentes al baño, y notar esa sensación de querer expulsar orines.

Es decir, notas como que si la vejiga no estuviera completamente vacía.

Son síntomas de infección de vejiga, que, si no haces nada al respecto, empeoraran.

Cuando la infección es grave, el color de la orina es más oscura de lo normal y puede incluso haber sangre en la orina.

El dolor también aumenta.

El tratamiento de una infección de la vejiga durante el embarazo

Una vez que notas síntomas incipientes de cistitis, lo mejor es acudir inmediatamente al médico.

Puede prescribir antibióticos hasta que te recuperes completamente.

También puede prescribir medicamentos antiinflamatorios para tratar la infección de vejiga.

En general, la mayoría de los medicamentos son seguros para su uso durante el embarazo.

Esta es la forma más común para curar las infecciones de la vejiga.

La cistitis también puede afectar los riñones y causar infección renal.

Infecciones de la vejiga de luz se pueden curar sin medicamentos, pero en realidad es la mejor manera de combatir las bacterias lo más rápido posible.

Consejos para prevenir una infección de vejiga durante el embarazo

Durante el embarazo, la prevención de cualquier infección es vital:

  • Beber a diario entre 1,5 y 2 litros de agua.
  • Ir a menudo al baño (controlar la frecuencia de visitas al baño, así como la cantidad y color de la orina).
  • Mantener el área vaginal limpia; utilizar protectores de bragas, en caso de necesidad.
  • Ducharse después de mantener relaciones sexuales; mantener el área alrededor de la vagina limpia y seca.
  • La dieta debe ser balanceada y dormir lo suficiente para fortalecer el sistema inmunológico.

Remedios naturales para el tratamiento de la cistitis durante el embarazo

Los siguientes son algunos remedios naturales para tratar una infección de la vejiga.

No obstante, consulta siempre con un médico antes de incluir en tu dieta suplementos o remedios especialmente si estás embarazada.

Si los síntomas empeoran o no respondes a los remedios naturales, para de usarlos y consulta al médico de inmediato!

1. Remedio natural para la infección de vejiga: recuperar / mantener el equilibrio hormonal

Comer grasas saludables pueden ayudar a curar las infecciones vaginales.

El aceite de hígado de bacalao, mantequilla y semillas de chía ayudan a mantener el equilibrio hormonal y también a mantener el nivel de azúcar en la sangre estable.

También puedes aumentar el consumo de frutas ricas en vitamina C, para aumentar la producción de progesterona.

2. Remedio natural para las infecciones de la vejiga: zumo (jugo) o extracto de arándano

El extracto de arándano es la forma ideal para para eliminar la E. coli.

Previene que la E. coli pueda adherirse a la parte interna de las vías urinarias y crear un biofilm que la protege contra los antibióticos.

Dicha prevención redunda en su eficacia como agente preventivo. Sin embargo, ello no impide E. coli se replique.

El arándano también inhibe el crecimiento de bacterias gram-positivas tales como Staphylococcus aureus.

También puedes beber zumo (jugo) de arándano, pero sin azúcar, aun y cuando puedas notar un punto picante.

3. Remedio natural para la cistitis: vitamina C

La vitamina C estimula el sistema inmune por la cantidad de interferón, una proteína que previene que los microbios patógenos se repliquen.

Evita usar vitamina C elaborada en laboratorios a partir de ácido ascórbico.

Es mejor optar por fuentes naturales como infusiones de rosa mosqueta (escaramujo) o polvo de Camu Camu.

El polvo de camu camu es una excelente fuente de vitamina C.

4. Remedio natural para las infecciones de la vejiga: probióticos

Evitar el desarrollo de la resistencia bacteriana es una de las medidas más prometedoras para luchar contra la cistitis.

Especialmente contra infecciones recurrentes del tracto urinario.

Los estudios muestran que la flora bacteriana benigna es crucial para prevenir el crecimiento anormal de los microorganismos, que pueden causar infecciones.

El uso de antibióticos destruye la flora bacteriana benéfica, facilitando la proliferación de bacterias patógenas.

Los probióticos pueden ayudar a mantener la flora normal del cuerpo humano y pueden servir como protección.

El consumo de alimentos fermentados también ayuda a restaurar la flora natural del cuerpo.

Además, contribuyen a limpiar la vejiga de bacterias dañinas y proteger contra ataques externos.

Algunos de los alimentos fermentados más sanos son kéfir, yogur probiótico, queso crudo y el chucrut.

5. Remedio natural para la cistitis: aceite de hígado de bacalao

El aceite de hígado de bacalao es por naturaleza rico en vitaminas A y D.

La vitamina D, en particular, ha demostrado que puede eliminar péptidos antimicrobianos causantes de infecciones en la vejiga.

Es una excelente medida preventiva para personas propensas a sufrir de cistitis

También puede ayudar a acelerar la recuperación del cuerpo.

6. Remedio natural para las infecciones de vejiga: aceite esencial de orégano

Un estudio realizado en 2012 evaluó la actividad antimicrobiana del aceite de orégano.

Los investigadores encontraron que el orégano puede luchar activamente contra todas las cepas clínicas de bacterias y contra el crecimiento de E. coli,

El aceite de orégano se puede utilizar como alternativa a los agentes antibacterianos.

Puesto que mejorar el proceso de curación de infecciones bacterianas.

Además, es eficaz en la prevención de la resistencia a antibióticos.

De hecho, los beneficios del aceite de orégano pueden ser incluso mejor que la de los antibióticos prescritos.

El aceite de orégano no causa resistencia a los antibióticos y no tiene efectos secundarios dañinos.

Para usar el aceite de orégano, lo mejor es mezclar con aceite de coco.

Mi aconsejo es usar el aceite de orégano durante no más de dos semanas consecutivas y consultar al médico al cabo de dos semanas.

7. Remedio natural para la cistitis: ajo prensado

El ajo es uno de los antibióticos más potentes.

Puedes comer un diente de crudo o lo puedes mezclar con una cucharadita de miel cruda para reducir el regusto.

Tienes que exprimir o machacar el ajo y dejar en reposo al menos 10 minutos.

Esto crea un potente compuesto llamado alicina.

Puedes comer tres veces al día un diente de ajo fresco .

Las mujeres han informado de curación completa luego de consumir ajo crudo tres veces al día.

8. Remedio natural para la infección de vejiga durante el embarazo: D-manosa

Este suplemento se puede unir a E. coli y eliminarlo.

Se produce naturalmente en los arándanos azules, arándanos rojos y manzanas.

Pero el extracto concentrado y estandarizado funciona con mayor eficacia.

Sin embargo, si la infección no es causada por E. coli, este suplemento podría no ser eficaz.

Puedes consumir extracto de arándanos para tratar infecciones de la vejiga o para prevenirlas!

Tiene un sabor dulce natural y sabe muy bien con yogur, batidos o incluso mezclado con agua.

9. Remedio natural para la cistitis: vinagre de manzana

El potente vinagre de sidra de manzana es otra manera de hacer frente a la infección de vejiga de manera natural.

Puede eliminar las bacterias de las vías urinarias que les permite salir de su cuerpo.

Borrador automático

También ayuda a acidificar la orina, hasta el punto que la vejiga se vuelve un lugar inhóspito para que prosperen las bacterias nocivas.

10. Remedio natural para la cistitis: Agua

Sí, beber mucha agua!

Ayuda a vaciar los riñones y aliviar la infección del cuerpo.

Agregar un poco de jugo de limón recién exprimido hará que sea aún más saludable.

Aunque puede ser que por sí sola no sea suficiente para hacer frente a la cistitis, es una pieza esencial del rompecabezas para curar cualquier infección.

Últimas palabras en torno a la infección de vejiga durante el embarazo

Padecer cistitis durante el embarazo es un problema común y no es motivo para que te sientas mal anímicamente.

Controlar la frecuencia de los viajes al retrete, así como la cantidad y el color de la orina, son medidas sencillas y efectivas.

La cistitis no tiene efecto directo sobre el feto y los medicamentos usados para curar las infecciones de vejiga (cistitis) son seguras durante el embarazo.

Al menos hasta la fecha.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Publicidad