Top 10 razones por qué deberías estar comiendo quinoa

0
292

Publicidad

La quinoa o quinua, es una deliciosa alternativa al arroz y todos los que la han probado la adoran.

¿No lo has probado ya? No sabes lo que te estas perdiendo!

Aunque es autóctona de las montañas andinas de América del sur, ahora es conocida y disfrutada alrededor de todo el globo terráqueo.

Las hojas se pueden comer de la misma manera como las espinaca pero su cultivo se debe principalmente a sus semillas.

La quinoa se cocina como el arroz y viene en colores rojos, blancos y negros.

De hecho, es tan popular que las Naciones Unidas proclamó El año internacional de la quinoa en 2013.

Es súper nutritiva y ayuda a proporcionar nutrientes vitales a las personas de escasos recursos económicos.

Como quien dice, a la gran mayoría de personas en el mundo, yo incluido.

La quinua carece de gluten, sin embargo es rica en fibra, minerales y proteínas.

El top 10 de beneficios para la salud de la quinoa

Existen controversias en torno a si debríamos o no comer quinua, por mientras se aclara el tema, aquí tienes algunas razones por las cuales deberías incluir en tu dieta la quinoa.

Excelente para perder peso

Si deseas perder peso, tienes que consumir menos calorías de las que quemas.

Ciertos alimentos son conocidos por facilitar este proceso, bien aumentando el metabolismo o reduciendo el apetito.

La excelente noticia es que la quinua tiene ambas propiedades.

Es rica en proteínas, que pueden tanto reducir el apetito como aumentar tu metabolismo y su elevado contenido en fibra te hará sentirte más lleno.

Así que por lo general comerás menos.

La quinua también tiene un bajo índice glucémico y los estudios demuestran que comer este tipo de alimentos generalmente produce un menor consumo calórico.

la quinoa es un verdadero súper alimento

Es sumamente nutritiva, a tal punto que una vez fue llamada como la madre de todos los granos.

Este nutritivo grano ha sido comido por miles de años en América del sur y fue un cultivo muy importante para los Incas.

Era prácticamente desconocida en el mundo entero hasta casi hace una década.

Hoy en día puedes encontrar quinua en todo el mundo, por su contenido tan nutritivo en un grano tan pequeño y sin gluten.

Tan solo una taza de quinoa cocida tiene 8 gramos de proteína, 5 gramos de fibra, 39 gramos de carbohidratos, con sólo 4 gramos de grasa y calorías 222.

También contiene muchas vitaminas y minerales como manganeso, fósforo, magnesio, ácido fólico, cobre, cinc, hierro, potasio y calcio.

Es un alimento NO-OGM y aunque es una semilla, se clasifica como un alimento de grano entero.

Rica en antioxidantes

Los antioxidantes son muy importantes para nuestra salud.

Su acción es efectiva contra los radicales libres causantes del envejecimiento.

Así como de muchas otras enfermedades como la artritis, la enfermedad de Alzheimer e incluso el cáncer.

En un estudio realizado en 2009, los científicos estudiaron 10 granos andinos: 5 cereales, 3 pseudo cereales y 2 legumbres.

La quinua tenía los niveles más elevados de antioxidantes que cualquiera de las otros 9 granos estudiados.

Los germinados de su semilla tienen más poder antioxidante, así que tal vez podrías considerar la adición de algunos brotes de quinua en tu próxima ensalada.

Riquísima en poderosos flavonoides

Cuando comemos alimentos de verdad, los beneficios que recibimos van más allá de las típicas vitaminas y minerales que conocemos.

Muchos contienen trazas importantes de nutrientes y antioxidantes que le dan a nuestro cuerpo la mejor nutrición disponible.

También se suman los flavonoides a esta lista.

Los flavonoides son antioxidantes que se producen de las plantas y tienen increíbles propiedades benéficas para la salud.

Los dos flavonoides más estudiados son la quercetina y kaempferol y la quinoa tiene una elevada cantidad de ambos flavonoides.

De hecho, la quinua tiene niveles de quercetina más elevados que los del arándanos.

Estos flavonoides demostraron efectos anti-virales, anticancerígenos, antiinflamatorios y antidepresivos en estudios realizados con animales.

Elevado contenido en fibra

Aunque las variedades pueden variar, la quinua tiene entre 10 y 16 gramos de fibra por cada 100 gramos de quinoa cruda.

Esto significa que puede tener entre 17 a 27 gramos de fibra por taza.

Es una cifra bastante elevada, más de dos veces tan alta como la de cualquier otro grano.

La mayoría de la fibra es fibra insoluble, buena para la digestión.

Contiene una fibra soluble que es buena para bajar el colesterol, aumentar el sentido de saciedad, (que puede ayudar con la pérdida de peso) y disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

Perfecto para la intolerancia al gluten

Un estudio realizado en 2013 mostró que alrededor de un tercio de los estadounidenses están tratando de eliminar o evitar el gluten en su dieta.

Esto puede ser algo saludable, siempre y cuando se base en alimentos que son naturalmente libres de gluten y no en los alimentos manufacturados, “procesados sin gluten”.

Comer quinua en lugar de la típica comida refinada basada en almidones sin gluten como la patata, maíz o harina de arroz, puede aumentar enormemente el nutriente total y el valor antioxidante de tu dieta.

Rica en proteínas y aminoácidos

La proteína se compone de aminoácidos.

Algunos de estos se denominan aminoácidos esenciales porque nuestro cuerpo no los elabora, así que debemos obtenerlos de nuestra dieta.

La quinoa es una proteína completa porque tiene todos los aminoácidos esenciales, a diferencia de muchas otras fuentes de proteína.

Una taza de quinoa cocida tiene 8 gramos de proteína.

Bajo índice glicémico

El índice glucémico es una medida de que tan rápido elevan los niveles de azúcar en la sangre, determinados alimentos.

Comer alimentos con elevada calificación en el índice glicémico estimula el apetito y contribuye a la obesidad.

Este tipo de alimentos se han relacionado con muchas enfermedades crónicas que prevalecen hoy en día en el mundo.

La quinoa tiene un índice glícémico de 53, que es bastante bajo.

Elevado contenido de minerales: Nuestra dieta moderna nos priva de una gran cantidad de nutrientes vitales, especialmente hierro, zinc, potasio y magnesio.

Lo bueno es que la quinoa es muy rica en todos los 4 minerales, especialmente de magnesio.

De hecho, una porción de quinua tiene el 30% de la ingesta diaria recomendada de magnesio.

Asegúrate de remojar la quinoa antes de cocinarla para lograr que estos minerales estén más disponible para el cuerpo.

Apoya la salud metabólica

Al tener tantos nutrientes beneficiosos, tiene sentido asumir que la quinoa podría mejorar la salud metabólica.

En un estudio con ratas, al agregar quinua a una dieta rica en fructosa, anulo casi por completo los efectos negativos de la fructosa.

Otro estudio con la participación de seres humanos quienes llevaron una dieta basada en la quinoa en lugar de la habitual dieta de pastas y panes libres de gluten.

Todas las personas mostraron bajos niveles de azúcar en la sangre, en los niveles de triglicéridos, así como en los niveles de insulina.

Aunque estos estudios fueron pequeños, apuntan a la posibilidad real de que comer quinua puede mejorar la salud metabólica.

La quinoa es súper fácil de incorporar en la dieta, se sabe muy bien y va con casi cualquier receta, ya sea en el almuerzo o la cena.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

Lo más importante…tu salud!!!

Mientras más rápido agregues a tu dieta la quinoa, más rápido obtendrás sus beneficios.

Publicidad