El cortisol y su influencia en el peso

0
198

Publicidad

El aumento de cortisol es la respuesta de nuestro cuerpo ante el estrés y la ansiedad. Cuando aumentan los niveles de la hormona cortisol, aumenta el apetito voraz. 

La producción de cortisol, la hormona del apetito, aumenta ante el estrés y ello nos lleva a comer compulsivamente. Si esto se convierte en un hábito, es decir, si permanecemos bajo una situación de estrés por mucho tiempo, también se produce una caída del la testosterona (la hormona masculina), lo que a su vez provoca una disminución de la masa muscular, por lo que se queman menos caloría.

Esta es la razón por la que engordamos a largo plazo.

Relación entre comer compulsivamente y el aumento de cortisol

peso.jpg”>

Esto ocurre naturalmente con la edad, pero los altos niveles de cortisol aceleran el proceso.

El cortisol también anima al cuerpo para almacenar la grasa, especialmente la grasa visceral, que es particularmente peligrosa porque rodea los órganos vitales, aumenta el colesterol y los niveles de insulina y allana el camino para las enfermedades cardíacas y la diabetes.

Si no podemos eliminar por completo toda la ansiedad y el estrés que desencadena el aumento de cortisol, si podemos seguir estos 7 pasos que te describo a continuación para combatir el estrés, controlar el nivel de cortisol,  mantener el peso de tu cuerpo bajo control, y mejorar tu salud en general al mismo tiempo.

Qué hacer para reducir los niveles de cortisol

1. No hacer Dietas

Es irónico, pero las investigaciones demuestran que las dietas constantes puede hacer que los niveles de cortisol aumentan hasta un 18%.

Además, cuando los niveles de cortisol presentan picos, el azúcar en la sangre se vuelve loco, primero subiendo, luego cayendo en picado. Esto te hace irritable y voraz ¿no lo has notado?.

Cuando el cerebro se ve privado de azúcar, su principal combustible, el auto-control cae en picado y la fuerza de voluntad desaparece. La única manera de evitarlo es dejar de hacer dietas rígidas.

2. Comer 5 veces al día

Lo mejor es comer tres comidas y dos refrigerios saludables regularmente espaciados a lo largo del día para que tu nivel de azúcar en la sangre se mantenga: No vas a tener hambre, por lo tanto tampoco vas a estar estresado por el hambre y poco a poco podrás bajar los kilos de más.

Publicidad