4 Errores que cometemos antes de ir a la cama que nos están haciendo envejecer cada día

0
33

Publicidad

Quizás pienses que dormir lo suficiente y aplicarse protección solar son métodos suficientes para evitar el envejecimiento de la piel. Sin embargo, existen ciertos hábitos que pasan desapercibidos en nuestro día a día que están haciendo que tu piel luzca más vieja.

Purvisha Patel, un experimentado dermatólogo fundador de Visha Skincare, nos muestra algunos errores cotidianos que pueden estar dañando nuestra piel sin que nos demos cuenta al llegar la noche.

4 Cosas que haces antes de ir a la cama que te hacen envejecer:

1- Dormir sobre tu cara

Syda Productions / Shutterstock

“La gravedad actúa cuando dormimos sobre nuestro rostro”, explicaba el Dr. Patel. Los efectos inmediatos de este hábito (ojeras y ojos hinchados) son causados ​​por la fuerza de la gravedad que atrae los líquidos de la cara hacia abajo. Con el tiempo, dormir boca abajo promueve la flacidez facial y la pérdida de colágeno.

Si no quieres ralentizar el envejecimiento, no duermas sobre tu cara. En su lugar, acuéstate sobre tu espalda para disminuir el efecto de la gravedad en tu rostro.

2- No lavarte la cara

LarsZ / Shutterstock

Lavarse la cara antes de acostarse es esencial para eliminar la suciedad y el sudor que se acumulan durante el día.

“Si haces ejercicio y sudas, tus poros se obstruyen”, explicaba el Dr. Patel. “Si tienes la piel grasa, tu cara se verá aún más grasienta y aceitosa”. Patel recomienda usar un limpiador exfoliante para lavarnos la cara y abrir los poros de manera que la piel pueda regenerarse durante la noche.

3- Usar demasiados productos faciales

sirtravelalot / Shutterstock

Si usas una tonelada de productos para el cuidado facial y no estás seguro de cómo se usa cada producto, puede que en realidad estés llevando a cabo un hábito dañino para tu piel.

“Los productos que contienen retinol, por ejemplo, se usan para prevenir las arrugas. Pero cuando se mezclan con peróxido de benzoilo para combatir el acné, pueden resecar la piel y aumentar la irritaciónde la misma”, decía el Dr. Patel. Cuando la piel se seca e irrita, se enrojece e inflama.

Intenta utilizar productos con los que estés familiarizado y que funcionen para tu tipo de piel.

4- No beber suficiente agua

ESB Professional / Shutterstock

Estar bien hidratado es importantísimo para la piel. “Cuando estás deshidratado, la piel pierde turgencia y elasticidad“. A corto plazo, la deshidratación produce sequedad en la piel, haciendo que esta se vea arrugada y envejecida. Con el tiempo, la deshidratación constante puede causar la pérdida definitiva de la elasticidad de la piel, lo que significa que jamás podrá recuperarse.

El Dr. Patel recomienda que tomes al menos seis vasos de agua al día para mantener tu piel correctamente hidratada.

Publicidad