Beneficios de la miel

0
115

Publicidad

La miel es un producto natural único, rico en nutrientes, fuente de energía y de salud gracias a sus variados componentes. Sus aplicaciones son muchísimas, desde el alivio de la irritación de garganta hasta la cicatrización de las heridas. ¿Quieres saber más?

Cuando hablamos de miel nos referimos al producto que fabrican las abejas, dulce y espeso, para que les sirva tanto de alimento como de barrera térmica, permitiendo la autonomía y supervivencia de la colmena.

Ha sido utilizada por desde tiempos remotos por sus cualidades endulzantes, energéticas y vitamínicas, además de por poseer una enorme durabilidad.

Contenido del post

Se compone, básicamente de azúcaresagua y diversos nutrientes (sobre los que hablare más adelante).

Propiedades y Beneficios de la miel de abeja

Además de ser un edulcorante natural y un sustituto del azúcar, la miel es una fuente de salud enorme, entre los beneficios más destacados tenemos los siguientes:

1. Es una fuente de energía natural.

La miel ayuda a recuperarse de anemias gracias a su contenido mineral, de la misma manera que contribuye a la disminución de la fatiga después del ejercicio.

2. Previene la retención de líquidos y facilita la digestión.

Es un alimento pre-digerido por las abejas lo que permite que sea de fácil absorción.

Ayuda a prevenir la pesadez de estómago y el reflujo, además de tener propiedades diuréticas.

También tiene efecto laxante que ayudan a la regularidad intestinal.

3. Tiene propiedades curativas

La miel contiene sustancias antibióticas (como el ácido fórmico) y anti hongos, pero además es una ayuda en los resfriados por su contenido en vitamina C, y por su efecto en el alivio de los dolores de garganta y la tos. Además ayuda  aliviar el efecto de las alergias.

4. Es una ayuda en la recuperación de la piel

Gracias a sus propiedades antisépticas que ayudan a mejorar la cicatrización de las heridas y la curación de las quemaduras.

Además, aplicada junto a otros elementos untuosos como el aceite de oliva, garantiza una piel suave e hidratada.

5. La miel es antioxidante

Contiene sustancias que funcionan como verdaderos “conservantes” naturales y refuerzan el sistema inmunológico.

6. Mejora la salud de los huesos

Es una sustancia con riqueza de minerales, entre ellos el calcio, básico para la formación, crecimiento y conservación de nuestro esqueleto.

7. Facilita un sueño reparador

Prueba un tazón de leche caliente con una cucharada de miel antes de acostarte, en especial miel que proceda de árboles como el naranjo o el tilo.

Composición de la miel de abeja

Un 80% de la composición de la miel son azúcares, de los que destaca la fructosa y la dextrosa.

El segundo elemento destacado es el agua. La miel contiene un 15% de esta sustancia. Esto es importante ya que al tener un nivel de humedad por debajo del 18% impide que en su interior se desarrolle ningún ser vivo que la fermente y estropee.

El resto de componentes, aunque en cantidades mucho menores, son el ácido cítricoproteínaminerales (potasio, sodio o calcio, entre otros), vitaminas (C, D, E y B) y una cantidad considerable de antioxidantes.

Tipos de miel

Hay una variedad enorme de tipos de mieles y, por tanto, de sabores para elegir.

La procedencia de su polen es lo que hace que unas sean más beneficiosas en un aspecto o en otro.

En general se dividen entre multiflorales (proceden del polen de distintas flores) y monoflorales (se controla que el espacio en el que se alimentan las abejas tenga predominancia de una única planta).

Como norma, una miel oscura (como la de brezo) tiene una mayor cantidad de sustancias antioxidantes. Pero hay más.

• La miel de tomillo es famosa para facilitar la digestión y por sus propiedades diuréticas.

• La de azahar propicia el descanso y es relajante como la de tilo

• La miel de romero, de tonalidad oscura, es antioxidante, mejora la salud del hígado y es un potente recuperador físico.

• La de lavanda, de tono mas claro, se utiliza en los resfriados porque alivia la tos, suaviza la garganta irritada y es de sabor muy agradable.

• Y hay muchos más tipos, todo depende de los gustos de cada cual: girasol, de textura más seca y color amarillento, la de alfalfa, oscura y sabrosa, espliego, eucalipto…, y cada uno aportará las cualidades propias de la miel además de las específicas de cada planta.

Contraindicaciones

A pesar de todo lo dicho sobre sus bondades, hay que tener en cuenta que es un producto con un alto valor calórico y un enorme contenido en azúcares que, no por ser de origen natural como la fructosa, dejan de tener los efectos nocivos de su abuso.

El exceso de azúcares en una dieta provoca aumento de la presión arterial, acumulación de grasa en la sangre, puede provocar grasa en el hígado, colesterol, problemas cardiacos y, por supuesto, diabetes.

Publicidad