Consejos para agudizar tu mente y aumentar la capacidad intelectual

317
Si estas estudiando para exámenes finales o eres un profesional interesado en hacer todo lo que puedas por mantener la agudeza mental y aumentar tu capacidad intelectual.
O una persona mayor que busca preservar y fortalecer su materia gris a medida que envejece,sería interesante que conocieras los factores que puedes implementar para mejorar la memoria y su funcionamiento mental.
Ello te permitiría en alguna medida reducir el riesgo de problemas con la memoria a medida que envejeces.
Resultado de imagen
Aprovechar el poder de tu cerebro para aumentar la capacidad intelectual
Cómo mejorar la memoria
Dicen que no se puede enseñar trucos nuevos a un perro viejo, pero cuando se trata del cerebro, los científicos han descubierto que este viejo adagio simplemente es falso.
El cerebro humano tiene una asombrosa capacidad para adaptarse y cambiar, aun en la vejez.
Capacidad que se conoce como neuroplasticidad!
Una memoria fuerte depende de la salud y la vitalidad del cerebro.
Con el estímulo adecuado, el cerebro pued:
formar nuevas redes neurales.
Alterar las conexiones existentes.
Así como adaptarse y reaccionar de distintas formas.
La increíble habilidad del cerebro para remodelarse a sí mismo es válida cuando se trata del aprendizaje y de la memoria.

Puedes aprovechar la energía natural de la neuroplasticidad para aumentar tus habilidades cognitivas, mejorar tu capacidad para aprender y manejar nueva información y por supuesto fortalecer la memoria.
1. No escatimes en ejercicio o en dormir
Al igual que un atleta basa en el sueño y en una dieta nutritiva la capacidad para realizar su mayor esfuerzo, tu capacidad de recordar aumenta en la misma medida que nutres tu cerebro con una dieta de calidad y otros hábitos saludables.
Al mismo tiempo que ejercitas el cuerpo, estas ejercitando el cerebro
La forma como tratas a tu cuerpo puede influir en mejorar tanto en tu capacidad de procesamiento como en recordar información.
Los ejercicios físicos aumentan la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y reduce el riesgo de trastornos que conducen a la pérdida de memoria, como la diabetes y enfermedades cardiovasculares.
También puede potenciar los efectos de sustancias químicas cerebrales útiles y proteger las células cerebrales.
Recuerda a los griegos!
La almohada mejora tu memoria
Cuando te privas de sueño, es difícil que el cerebro funcione a plena capacidad.
Tanto tu creatividad como las habilidades para resolver problemas y de pensamiento crítico están en peligro.
Si estudias, trabajas o tratas de hacer malabares con muchas exigencias de la vida, privarte del sueño es una receta para el desastre.
El sueño es fundamental para el aprendizaje y la memoria.
Las investigaciones muestran que es necesario dormir para consolidar la memoria, proceso que ocurren durante las etapas de sueño más profundas.
2. Hacer tiempo para amigos y diversión
Cuando piensas en las maneras de mejorar la memoria ¿Qué actividades serías, tales como pelear por resolver el crucigrama de tu periódico favorito, el dominio de la estrategia ajedrecística o hacer pasatiempos más alegres, como por ejemplo salir con los amigos o disfrutar de una película cómica; te vienen a la mente?
Si eres como somos la mayoría, probablemente te hayas decantado por la opción del ajedrez.
Resultado de imagen
Pero innumerables estudios han demostrado que una vida llena de relaciones con los amigos y el factor diversión representa la mejor opción con miras a los (numerosos) beneficios cognitivos.
Los seres humanos somos animales sociables!
No estamos destinados a sobrevivir y mucho menos a prosperar, en aislamiento.
Las relaciones estimulan nuestro cerebro, de hecho, interactuar con otras personas puede ser el mejor tipo de ejercicio cerebral.
La investigación muestra que el tener relaciones significativas y un fuerte sistema de apoyo son vitales no sólo para la salud emocional, sino también para la salud del cerebro, ya que permiten aumentar la capacidad intelectual.
las personas con vida social activa tienen una tasa más lenta de perdida de memoria.
Hay muchas maneras de comenzar a tomar ventaja del cerebro y los beneficios de estimular la memoriade la socialización.
Voluntariado, unirse a un club, tratar todo lo posible por ver más seguido a los amigos. No pases por alto el valor de una mascota, especialmente los perros, son altamente sociales.
La risa es buena para el cerebro
Has oído que la risa es la mejor medicina y que aporte beneficios tanto para el cerebro como para la memoria, por supuesto que para el cuerpo también.
A diferencia de las respuestas emocionales, que se limitan a áreas específicas del cerebro, la risa abarca varias regiones del cerebro.
Además, escuchar chistes y resolver pasatiempos activan áreas del cerebro esenciales para nel aprendizaje y la creatividad.
¿Buscas maneras de recuperar la risa? Intenta estas lineas básicas:
Ríe de ti mismo
Comparte tus momentos embarazosos.
La mejor manera de tomarnos menos en serio a nosotros mismos, es recordando los tiempos cuando nosotros mismos no nos tomábamos muy en serio.
Risas compartidas
Cuando escuches risas, trata de acercarte a ellas.
La mayoría de las veces, a los humanos nos agrada compartir algo curioso porque nos da la oportunidad de reír de nuevo y se alimentan el buen humor.
La próxima vez que oigas risas, que no te de vergüenza preguntar sobre su origen.
Pasar tiempo con gente divertida y juguetona
Estas son personas que ríen fácilmente, tanto de ellos mismos como de los absurdos de la vida y rutinariamente encuentra puntos de vista divertidos en los eventos cotidianos.
Tienen un punto de vista lúdico y una risa muy contagiosa.
Rodéate de recordatorios que te tranquilicen
Mantén un juguete en tu escritorio o en tu auto, un cartel divertido en tu centro de trabajo.
Elije un protector de pantalla de ordenador que te haga reír. Un marco de fotos tuyas y de tu familia o amigos divirtiéndose.
Las posibilidades son infinitas!
Niños
Presta atención a los niños e imita su comportamiento.
Son los mejores expertos en jugar, en tomarse la vida a la ligera y en reír.
3. Mantener el estrés bajo control
El estrés es uno de los peores enemigos del cerebro. Con el tiempo, si no se frena puede llega a destruir las células cerebrales, además de ocasionar daños en el hipocampo, la región del cerebro implicadas en la formación de nuevos recuerdos y la recuperación de los viejos.
Fortalecer y estimular la memoria son dos de los grandes beneficios que se obtienen de la meditación, además de minimizar el estrés
La evidencia científica de los beneficio para la salud mental de la meditación es cada vez más abrumadora.
Los estudios demuestran que la meditación ayuda a mejorar diferentes condiciones, incluyendo la depresión, ansiedad, dolor crónico, diabetes y presión arterial alta.
La meditación también puede mejorar la forma en que enfocamos los problemas, además de la concentración, la creatividad, la memoria, el aprendizaje y las habilidades de razonamiento.
La meditación ejerce su magia cambiando el cerebro real!
Imágenes del cerebro muestran que la practica regular de la meditación genera mayor actividad en la corteza prefrontal izquierda.
Una área del cerebro asociada con sentimientos de alegría y ecuanimidad.

La meditación también aumenta el grosor de la corteza cerebral y fomenta la creación del número de conexiones entre las células cerebrales, contribuyendo a aumentar la agudeza mental y capacidad de la memoria.
La depresión y la ansiedad también pueden afectar la memoria
Además del estrés, la depresión, la ansiedad y la preocupación crónica pueden terminar siendo una carga pesada para el cerebro.
De hecho, algunos de los síntomas depresivos y de ansiedad incluyen dificultad para concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas.
Si te sientes lento mentalmente, debido a la depresióno la ansiedad, tratar dicho problema representará una gran diferencia en tus habilidades cognitivas, incluida la memoria.
4. Dieta estimulante para el cerebro
Al igual que el cuerpo necesita combustible, también el cerebro necesita combustible.
Probablemente ya sabes que una dieta basada en frutas, verduras, granos enteros, grasas del tipo saludable, (por ejemplo aceite de oliva, de coco, de nueces y de pescado) y proteína magra proporciona una serie de beneficios para la salud.
Evidentemente la memoria es participe de dichos beneficios!
Pero para la salud del cerebro, no es sólo lo que comes, es también lo que no comes.
Los siguientes consejos nutricionales ayudarán a incrementar tu capacidad intelectual y reducir el riesgo de demencia:
Omega-3 en la dieta
Más y más pruebas indican que los ácidos grasos omega-3 son especialmente beneficiosos para la salud del cerebro.
El pescado es una fuente particularmente rica de omega-3, especialmente los peces de agua fría como el salmón, atún, mero, trucha, caballa, sardinas y arenque.
Además de impulsar la capacidad intelectual, el consumo de pescado te puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.
Si no encuentras muy apetecibles los pescados y mariscos, considera fuentes vegetales para el omega-3 tales como las nueces, el aceite de linaza
calabaza de invierno, frijoles pintos, espinaca, brócoli y las semillas de calabaza.
Calorías y grasas saturadas excesivas
La investigación muestra que las dietas altas en grasas saturadas (de fuentes tales como carnes rojas, leche entera, mantequilla, queso, crema y helado) incrementan el riesgo de demencia y afectan la concentración y la memoria.

El consumo inmoderado de calorías también puede aumentar el riesgo de deterioro cognitivo. lo mejor es buscar la ayuda de un médico o un dietista para desarrollar un plan de alimentación saludable.

Comer más frutas y verduras
Son las fuentes ideales de antioxidantes, sustancias que protegen a las neuronas del daño causado por los radicales libres.
Vegetales de hojas verdes como la espinaca, col rizada, brócoli, lechuga, acelga y rúcula y frutas como los plátanos, albaricoques, mangos, melón y sandía.
Procura que haya variedad en los colores de dichos alimentos.
Té verde
Es una fuente muy rica en polifenoles, una clase muy poderosa de antioxidantes que protegen las células del cerebro del daño que pueden causar los radicales libres.
Entre muchos otros beneficios, el consumo regular de té verde puede mejorar la memoria y la agilidad mental, así como retardar el envejecimiento del cerebro.
Beber vino con moderación
Mantener tu consumo de alcohol bajo control es clave, ya que el alcohol mata las células cerebrales.
Pero con moderación (aproximadamente 1 vaso al día para las mujeres; 2 para los hombres), el alcohol puede ayudar a mejorar la memoria y la cognición.
El vino tinto parece ser la mejor opción, por su gran contenido en resveratrol, un flavonoide que aumenta el flujo sanguíneo en el cerebro y reduce el riesgo de la enfermedad de Alzheimer.
Otras opciones muy buenas de resveratrol son el zumo de uva, de arándanos, uvas frescas, bayas y cacahuetes.
Para la energía mental, elije carbohidratos complejos
Al igual que un coche necesita gasolina, tu cerebro necesita combustible para funcionar de forma eficiente. Cuando necesitas la máxima agudeza mental, los hidratos de carbono pueden marcar la diferencia.

Pero el tipo de carbohidratos que elijas hará la diferencia. Los carbohidratos son el combustible ideal para tu cerebro, pero debes tener en cuenta que los carbohidratos simples (azúcar, pan blanco, cereales refinados) así como dan un formidable impulso rápido luego el desplome también es igual rápido.

Por otro lado, hay evidencia que sugiere que las dietas ricas en carbohidratos simples pueden aumentar enormemente el riesgo de deterioro cognitivo en las personas mayores.
Para que la energía sea saludable y que dure, procura elegir carbohidratos complejos como arroz integral, avena, cereales ricos en fibra, lentejas y frijoles de todos los colores.
Evita alimentos procesados, también debes limitar los almidones (patata, pasta, arroz blanco, yuca) de tal forma que la porción no supere el cuarto del plato.
5. Entrenar el cerebro permite aumentar la capacidad intelectual
Cuando alcanzas la edad adulta, el cerebro ha desarrollado millones de caminos neurales.
Caminos que ayudan a procesar y recordar información rápidamente.
Así como también a resolver problemas y ejecutar tareas familiares con un mínimo de esfuerzo mental.
Pero si no desarrollas esos nuevos caminos y te quedas siempre con las mismas opciones que el cerebro ha venido usando toda tu vida, sino le das los estímulos que necesita para seguir creciendo y desarrollándose, estas abriendo la puerta a los problemas.
Tienes que cambiar las cosas de vez en cuando!
No se trata de aprender física cuántica.
Se trata de pequeñas variaciones que impliquen nuevos modos de procedimientos.
Acciones sencillas!
Como tomar una ruta distinta de casa al trabajo o a la tienda de comestibles, visitar lugares nuevos durante el fin de semana o diferentes tipos de lectura.

Publicidad

En otras palabras, evita seguir actuando de la misma forma como lo has venido haciendo hasta hoy.

A mi edad, estoy embarcado en varios proyectos.
Dos de ellos tienen que ver con el diseño web y voy a tener que aprender a programar.
La memoria al igual que los músculos, requiere de uso constante.
De lo contrario corres el riesgo de que se atrofien.
Cuanto más ejercitas el cerebro, mejor serás capaz de procesar y recordar información.
Romper la rutina puede aumentar la capacidad intelectual
Los mejores ejercicios para el cerebro rompen su rutina.
Al representar un desafío, se ve obligado a utilizar y desarrollar nuevas vías.
Actividades que requieren el uso de las manos son una gran manera de ejercitar el cerebro.
Tocar un instrumento musical, juegos malabares, ping pong (tenis de mesa), hacer cerámica, tejer o costurar son actividades que presionan al cerebro por la coordinación que necesita el eje ojo-mano, el razonamiento espacial-temporal y la creatividad.
El ejercicio que elijas para fortalecer el cerebro, puede ser prácticamente cualquier cosa, mientras cumpla los tres criterios siguientes:
Novedad
No importa la exigencia intelectual de la actividad, si es algo en lo que ya eres experto, no es buen ejercicio para el cerebro.
La actividad tiene que ser algo que sea totalmente desconocida y fuera de tu zona de comodidad.
Represente un reto
Todo lo que requiere algún esfuerzo mental y amplíe tus conocimientos puede servir para tales propósitos.
Por ejemplos, aprender un nuevo idioma, usar un instrumento nuevo, la práctica de un deporte, resolver crucigramas o Sudokus complicados.
Ser divertido
Tanto el placer físico como emocional son importante en el proceso de aprendizaje del cerebro.

Mientras más interesado y comprometido estás con la actividad, más probable será que continúes con su practica.
Evidentemente el beneficio que obtendrás será mayor.
La actividad debe ser un reto, sí, pero también debe ser divertida y agradable. Hacer una actividad más placentera apelando a los sentidos, por ejemplo, la música, para luego gratificarte con tu golosina favorita, por ejemplo.
Utiliza dispositivos mnemónicos para facilitar la memorización
Mnemónicas (la “m” inicial no se pronuncia como en psicólogo) son pistas de algún tipo que nos ayudan a recordar algo, generalmente porque asociamos la información que queremos recordar con una imagen visual, una frase o una palabra:
Imagen visual: Asocia una palabra o nombre a una imagen visual para ayudarte a recordarla mejor. Es más fácil recordar imágenes agradables de colores vivos y tridimensionales.
Acróstico: Inventa una frase formada por la primera letra de cada palabra de lo que quieres recordar.
Acrónimo: Es una palabra que está formada por las primeras letras de todas las palabras clave o ideas que deseas recordar y creas una nueva palabra.
Rima y aliteración: Es la repetición de sonidos o sílabas y hasta chistes, son una manera excelente para recordar hechos y cifras mundanas.
División: Agrupa una lista muy larga de números u otros tipos de información en partes más pequeñas, más manejables.
Método de loci: Imagínate colocando los artículos que quieres recordar a lo largo de una ruta conocida o en localizaciones específicas en una habitación familiar o edificio.
Consejos para mejorar la memoria y el aprendizaje de habilidades
Consejos simples de seguir, pero pueden fortalecer la capacidad intelectual.
Prestar atención: No puedes recordar algo si no lo aprendes y no puedes aprender algo — es decir, codificarlo en el cerebro — si no prestas suficiente atención.
La memoria necesita ochos segundos de enfoque intenso para procesar una pieza de información. Si te distraes fácilmente, elige un lugar tranquilo para evitar las interrupciones.
Involucra tantos sentidos como sea posible: Trata de relacionar la información con los colores, texturas, olores y gustos.
El acto físico de reescribir la información puede ayudar a imprimirlo en el cerebro.
Relacionar información con conocimientos adquiridos: Conectar nuevos datos a la información que ya posees, ya sea material nuevo que se basa en conocimientos previos o algo tan simple como la dirección de alguien que vive en una calle donde ya conoces a otra persona.
Material más complejo: centrarse en comprender las ideas básicas en lugar de memorizar datos aislados. Prácticar explicando las ideas a un amigo en tus propias palabras.
Repasar información aprendida: Repasar lo que has aprendido el mismo día te permitirá aprenderlo más fácilmente, así como su repetición periódica.
Este repaso espaciado es más eficaz que pretender abarcar todo el material a última hora, especialmente para reafirmar lo que has aprendido.
5 sencillos trucos para agudizar el pensamiento y aumentar la capacidad intelectual
El uso de las técnicas para mejorar la memoria te puede ayudar a mejorar tu capacidad para aprender nueva información y mantenerla en el tiempo.
Repetir
Una de las reglas de oro del aprendizaje y la memoria es repetir, repetir y repetir.
El cerebro responde también a la novedad repitiendo algo de una manera diferente o en otro momento se aprovecha al máximo el efecto de novedad y permite crear recuerdos más fuertes.
Ejemplos del uso de la repetición:
Tomar notas.
Repetir un nombre después de oírlo por primera vez.
Repetir o parafrasear lo que te dicen.
organizar
Una agenda o calendario de teléfono inteligente puede ayudarte a mantener un seguimiento de las citas y las actividades y también puede servir como un diario en el cual usted escribir cualquier cosa que te gustaría recordar.
Anotar y organizar la información refuerza el aprendizaje.
Trata de anotar las conversaciones, pensamientos y experiencias.
Revisa las entradas de forma periódica, algo que puedes hacer, luego de la cena
Si utilizas un planificador y no un teléfono inteligente, mantenerlo en el mismo lugar en casa y llevarlo cada vez que sales.
visualizar
Aprender nombres y caras es una tarea particularmente difícil para la mayoría de las personas.
Además de repetir el nombre de una persona, también se puede asociar el nombre con una imagen. La visualización fortalece la asociación que está haciendo entre la cara y el nombre.
Pistas
Cuando tengas dificultad para recordar determinada palabra o hecho, puedes escuchar detalles relacionados, una especie de rebobinamiento que te permita recordar de que hablabas cuando te interrumpieron y olvidaste de que iba el tema.
Grupos
Cuando intentas recordar una lista larga de elementos, agrupar los elementos en pequeños grupos, al igual que lo harías para recordar un número de teléfono.
Esta estrategia capitaliza la organización y la construcción de asociaciones.
Además ayuda a ampliar la capacidad de nuestra memoria a corto plazo mediante la división de la información, en lugar de tratar de recordar cada pieza de información completa.
Relacionado con la memoria
Últimas palabras en torno a fortalecer la capacidad intelectual
La práctica constante de estos consejos, se ha demostrado que potencia las habilidades de pensamiento, así como el fortalecimiento de la memoria, espero que te puedan ayudar.
Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.
Publicidad