Microbioma Intestinal – Un órgano capaz de protegerte contra más de 100 enfermedades

0
399
Ad

Si hay un órgano que trabajé tanto como el hígado, el corazón, o el cerebro, en defensa de nuestra salud, es el microbioma intestinal.


Sin embargo, no recibe tanta atención mediática, como dichos órganos!

Publicidad

También se conoce como microbiota intestinal, o como flora bacteriana intestinal, términos de los que haré uso en más de una ocasión.

Su peso es de 1,5 a 2 kg (peso equivalente al de nuestro cerebro) y se localizan desde la boca del estómago, hasta el intestino grueso.

Y está formado por una cantidad impresionante (tanto en número como en especies) de microorganismo.

El microbioma intestinal enfermo contribuye al desarrollo de enfermedades

Según numerosos estudios, cuando la flora o microbiota intestinal está enferma puede causar más de 100 enfermedades y problemas de salud.

Tales como:

Enfermedades digestivas crónicas tales como estreñimiento, enfermedad celíaca, síndrome de intestino permeable, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa.Todo tipo de enfermedades inflamatorias (incluyendo alergias o asma).Enfermedades relacionados con el metabolismo, diabetes, hipertensión, obesidad.Infecciones por Clostridium difficile o H. pylori, enfermedades infecciosas como diarrea, resfriados, gripe, problemas gastrointestinales.Cánceres, particularmente de colon.

Nuevos estudios han demostrado recientemente la relación entre un mal funcionamiento del microbioma intestinal y la aparición de ciertas enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o la enfermedad de Parkinson. [1] [2]

Otros estudios han encontrado relación con:AutismoOsteoartritisE incluso la diabetes tipo 2

Sin embargo, si sabes/ puedes cuidar de este “órgano” puede convertirse en tu mejor médico.

Un médico dedicado y valiente.

Te defenderá contra enfermedades, te protegerá contra toxinas, y metales pesados.

También te ayudara a mejorar tu estado anímico, debido a que facilita la producción de serotonina, la hormona (o “neurotransmisor”) de la felicidad.

Así mismo, disminuirá el riesgo de depresión, cáncer, obesidad … y evitará las enfermedades mencionadas anteriormente.

Y lo mejor:

Todo lo que pide es un poco de “alimento y amistad”!!!


No es necesario hacer una cita. O ir al cajero o a la farmacia!

Descubrimiento del “órgano” médico

Este “órgano” médico es la microbiota intestinal (más comúnmente conocido como “flora o microbioma intestinal”).

Solo en los últimos 15 años, los científicos han comprendido su papel en varias funciones corporales.

Basta decir que algunos médicos han tenido la oportunidad de recibir capacitación sobre el tema durante su carrera académica. Así que entienden el impacto de sus recetas en la flora intestinal de los pacientes.

Pero hoy en día, sabemos mucho más: es un organismo completo!

No se compone solamente de células humanas, también está formado por cuerpos extraños: bacterias,levaduras, e incluso virus.

Pero tiene que ser fortalecido/mimado, solo entonces es capaz de producir innumerables beneficios para la salud.

Protege tu salud las 24 horas del día:

La planta funciona 24/24

Las bacterias del microbioma intestinal de nuestros organismo funciona como una fábrica para:

Degradar los alimentos consumidos: Las bacterias procesan los alimentos que el sistema digestivo ha sido incapaz de procesar. Es a través de su participación como “fin de curso” cuando las células intestinales son capaces de absorber ciertos nutrientes.
Sintetizar vitaminas: Son bacterias capaces de producir vitamina K, vitamina B12, tiamina (vitamina B1) y riboflavina (vitamina B2).
Protección contra la colonización del intestino por bacterias dañinas: Este es el “efecto barrera” el cual evita que los patógenos colonicen totalmente el intestino. La microbiota también puede degradar toxinas.Garantizar el equilibrio de nuestro sistema inmune al estar alojado en nuestro intestino el 80% de las células que forman dicho sistema.Proporcionar el combustible necesario para el funcionamiento de nuestro colon

Del estado de ánimo, al estado del intestino

Sin embargo, lo que es menos conocido es el papel de la microbiota y el intestino en nuestro propio cerebro.

Existe toda un área de la medicina completamente descuidada por el mundo académico y de la investigación: el vínculo entre el cerebro y el intestino.

De hecho, es una coincidencia que muchas expresiones de las emociones están relacionadas con nuestro sistema digestivo:

“Escupe bilis de la cólera que tiene”“Se le remueven las tripas por el daño que hizo”“Digiere mal las decepciones”“Mariposas en el estómago.”

El intestino juega un papel clave como mensajero para el cerebro

A diferencia del cerebro que está aislado del resto del cuerpo, el intestino está en el centro de nuestra salud.

Conoce todo lo que comemos, puede detectar las hormonas que circulan por nuestra sangre, y está al tanto del estado de nuestras células inmunes.

A través del nervio vago conecta con el cerebro, como una línea directa para enviar información sobre su entorno.

También envía información a los neurotransmisores:

La hormona serotonina, del buen humor, se produce en el 80% en el intestino.Acetilcolina, el mensajero químico de la memoria.Norepinefrina involucrado en atención, el aprendizaje, las emociones y el sueño.GABA, ácido gamma-aminobutírico, promueve la calma y relajación.

Las bacterias de nuestro microbioma intestinal son capaces de estimular estos neurotransmisores.

De hecho, el triptófano – un aminoácido esencial, un precursor para la producción de serotonina – no puede ser producido por el cuerpo humano y debe ser suministrada a través de la dieta o las bacterias intestinales.

Las bacterias patógenas del microbiota pueden afectar el equilibrio nervioso y emocional.

Por lo tanto una flora intestinal pobre puede actuar directamente sobre nuestra moral, nuestra capacidad de resistir el estrés o la calidad de nuestro sueño.

Algunas bacterias patógenas incluso desarrollan el gusto por consumir triptófano!

Es lo mismo para la tirosina, otro aminoácido,precursor de la dopamina y la noradrenalina, que también es “atacada” por bacterias malas.

Pero la influencia de la microbiota en nuestra salud no se detiene allí.

Estudios recientes han confirmado el papel de la microbiota en la aparición de ciertas enfermedades.

Cuando el microbioma intestinal está dañado, nuestro cuerpo sufre las consecuencias.

Microbioma intestinal enfermo

Para que el microbiota esté bien equilibrado, debemos tener aproximadamente un 85% de bacterias buenas.

Cada ser humano tiene un microbiota único.

A pesar que compartimos la mayoría de las bacterias que forman nuestra flora intestinal, su distribución varía muchísimo de persona a persona.

Algunas personas tienen una microbiota saludable que los protege de manera efectiva.

Otros, sin embargo, tienen una microbiota muy pobre, o peor, contaminada.

Puedes tener, sin saberlo, un desequilibrio en la flora intestinal al comer alimentos que fortalecen las bacterias malas.

Enemigos del microbioma intestinal

La mayor parte del desequilibrio en la microbiota intestinal se explica por las convulsiones de nuestro estilo de vida:

El consumo excesivo de azúcares que causa inflamación del tubo digestivo

Alimentos procesados: contienen conservantes que destruyen la microflora saludable y alimentan las bacterias malas y otras levaduras.

El cloro en el agua: cloro en el agua del grifo mata los gérmenes dañinos que pueda contener. Pero de la misma manera, también afecta directamente la flora intestinal, causando desequilibrio entre bacterias buenas y malas.

Estrés: genera un cambio tremendo en la composición del microbioma intestinalLa contaminacion

Metales pesados: cobre o zinc (contenido en grandes cantidades en el extremo de la cadena alimenticia de pescado: salmón, atún), transforma ciertas bacterias buenas en bacterias patógenas

Fármacos: tales como los usados para el reflujo o fármacos anti-inflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, aspirina) que dañan el revestimiento de la mucosa intestinal y por lo tanto la microbiota.

Antibióticos: atacan las bacterias, independientemente de su naturaleza. Y están por todas partes: no solo en nuestroa medicación, sino también en los alimentos que comemos (carne y pescado vienen cargados con antibióticos).

Para evitar tener un microbioma intestinal “enfermo”, debes controlar/eliminar primero todos los factores que acabo de mencionar.

Pero esto no es suficiente para restaurar la flora intestinal y que sea capaz de proteger tu salud.

A continuación vas a conocer cómo lograrlo.

Cómo protegerte de forma efectiva contra 100 enfermedades

Al mantener el microbioma intestinal sano puedes protegerte contra más de 100 enfermedades.

Sin necesidad de cirugía. O incluso sin medicación a largo plazo.

Mediante el uso de remedios naturales y con cambios simples en la dieta, puedes producir rápidamente los resultados deseados.

Nos sentimos rápidamente mejor cuando:

Tenemos un sueño profundo y reparadorDesaparecen los trastornos digestivosDisminuye la ansiedadMejora la apariencia del pelo y la piel se ve más brillanteE incluso la pérdida de peso

Es toda tu vida la que puede cambiar!

Debes aprender a limpiar y reponer la flora intestinal:

Al consumir alimentos fermentados capaces de fortalecer el microbioma intestinalIncluir alimentos ricos en inulina en la dieta, una fibra soluble sumamente asimilable y que desempeña el papel de prebiótico natural, tales como cebollas, ajo, puerros, alcachofa de jerusalén o Tapinambo, nabo mejicano, achicoria, raíz de bardana, raíz de diente de león, espárragos, ñame, equinacea, plátanos o bananas.Consumir polen de abejas, que contiene 10 millones de bacterias de ácido láctico por gramo. La cepa Lactobacillus Bifidobacterium es ideal para restaurar la flora láctica en el colon.Infusiones de jengibre o de hinojo para reducir los gases y la hinchazón

Pero eso no es todo.

También puedes usar ciertos aceites esenciales, pero eso ya será otra historia.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Puedes suscribirte a mi blog o a mi NewsLetter y seguirme en Facebook.

¿Sabías hasta que punto es vital para la salud el microbioma intestinal?

Publicidad