Donación de órganos – que es, requisitos, que órganos se pueden donar

0
174

Publicidad

La donación de órganos es el proceso de extraer quirúrgicamente un órgano o tejido de una persona, que es donante de órganos, y colocarlo en otra persona que es el receptor del trasplante. El trasplante es necesario porque el órgano del receptor ha fallado o ha sido dañado.

La donación de órganos es uno de los grandes avances de la medicina moderna pero la necesidad de donantes de órganos es mucho mayor que el número de personas que donan. Los trasplantes de órganos son una opción cuando un órgano en particular está fallando.

Hay condiciones como la insuficiencia renal, cardiopatía, enfermedad pulmonar y cirrosis hepática que podrían ser tratadas eficazmente con un trasplante. Para los problemas con el corazón, los pulmones y otros órganos es típicamente el último recurso. Pero si todas las demás vías han sido exploradas y el paciente está dispuesto y es capaz, el trasplante es una opción buena y viable.

Los riñones y el hígado pueden ser trasplantados de un donante vivo, ya que las personas nacen con un riñón extra y el hígado se regenera por si solo. Incluso un pulmón puede ser trasplantado de un donante vivo aunque es muy raro. Para estos procedimientos el paciente generalmente encontrará un donante voluntario en un amigo o familiar. Si el donante es compatible, puede pasar directamente a la fase quirúrgica.

Si un paciente necesita un trasplante de corazón, un trasplante doble de pulmón, un trasplante de páncreas o un trasplante de córnea, necesitará obtenerlo de un donante fallecido. Por lo general, los donantes aceptables son personas que se encuentran en muerte cerebral con apoyo de vida artificial. Aunque estén técnicamente muertos, su cuerpo sigue funcionando, lo que significa que los órganos permanecen sanos. Al morir los órganos se deteriorarán muy rápidamente lo que los hace inutilizables para el trasplante.

Procedimiento de la donación de órganos

La mayoría de las donaciones se hacen después de la muerte del donante. Es importante entender la distinción entre muerte cerebral y muerte cardíaca ya que afectan la donación de órganos. La noción de muerte cerebral incluye la falta de respuesta de la parte del paciente, ausencia de respiración o movimiento, ausencia de reflejos y un electroencefalograma plano.

Una persona con muerte cerebral no tiene función cerebral aunque el corazón y los pulmones pueden continuar funcionando durante algún tiempo. La mayoría de los órganos extirpados para el trasplante se toman de pacientes con muerte cerebral.

Los órganos y tejidos que se encuentran en buenas condiciones se extirpan mediante cirugía y todas las incisiones se cierran para que el donante pueda ser enterrado en un ataúd abierto si lo desea.

Después de la extirpación de los órganos, se retira al paciente del soporte artificial. Los órganos sólidos del cuerpo deben usarse entre 6 y 72 horas después de la extracción del cuerpo de un donante con muerte cerebral, aunque hay otros tejidos corporales como tejidos oculares, piel, válvulas cardíacas, huesos, tendones, ligamentos y cartílagos pueden preservarse y almacenarse en bancos de tejidos para su uso posterior.

La muerte cardíaca es el punto en el que el corazón de la persona deja de latir después de que se retira del soporte vital. La donación de órganos después de la muerte cardíaca se produce sólo después de que el paciente o la familia haya decidido retirar los medios de mantenimiento de la vida por razones completamente distintas a la donación de órganos.

Se mantiene un registro nacional de posibles receptores y proporciona órganos y tejidos a muchos receptores al año que lo necesitan. Todos los órganos están disponibles gratuitamente y se comparten según la necesidad del receptor y por orden de llegada.

Requisitos para la donación de órganos

Las personas mayores de 18 años pueden ser donantes de órganos y tejidos sin el consentimiento de sus padres o tutores. Existe un concepto erróneo de que la gente mayor no será aceptada como donantes de órganos excepto para el tejido ocular.

De hecho la condición de los órganos del donante es más importante que la edad. Alguien de 35 años de edad con antecedentes de abuso de alcohol puede tener un hígado en peor condición que alguien de 60 años de edad que nunca ha consumido alcohol.

Es posible que las personas en la lista de espera necesiten ser trasplantadas con un órgano que no sea el ideal si no hay ningún otro órgano adecuado disponible a tiempo para salvar sus vidas. Los médicos examinarán los órganos y determinarán si son adecuados para la donación en caso de que surja la situación.

Un anciano que desea ayudar a otra persona antes o después de la muerte puede donar un órgano u otro tejido corporal en el momento de su muerte, dependiendo del estado de sus órganos y de la enfermedad específica que tuvieran.

Donación de órganos en vida

Los donantes vivos pueden donar uno de sus dos riñones, una porción del hígado, un pulmón o parte de un pulmón, una porción del páncreas o parte de los intestinos. En términos de tejidos, pueden donar sangre, médula ósea, células madre sanguíneas o sangre del cordón umbilical.

En general, los donantes vivos son individuos físicamente en buena salud entre las edades de 18 y 60 años. Es posible que actualmente no tengan ni hayan tenido diabetes, cáncer, hipertensión arterial, enfermedad renal o cardiopatía. Además son examinados cuidadosamente tanto psicológica como físicamente para determinar su aptitud para donar.

Que órganos se pueden donar

Los órganos que se pueden donar de donantes muertos incluyen el corazón, los intestinos, los riñones, los pulmones, el hígado y el páncreas. Los tejidos que se pueden tomar incluyen huesos, tendones, córneas, válvulas cardíacas, venas femorales, grandes venas safenas, pequeñas venas safenas, pericardio, injertos de piel y la esclerótica que es la membrana blanca que cubre el ojo.

Las personas cuyos órganos no son aptos para trasplantes pueden donar sus cuerpos a una escuela de medicina para que los estudiantes de medicina estudien la anatomía humana o a organizaciones de investigación. Esto se llama donación de todo el cuerpo y hay que firmar un consentimiento por adelantado antes de morir.

Los órganos y tejidos que pueden ser trasplantados incluyen:

Hígado

Riñón

Páncreas

Corazón

Pulmón

Intestino

Córnea

Oído medio

Piel

Hueso

Médula ósea

Válvulas cardíacas

Tejido conectivo

Injertos vascularizados que pueden incluir piel, huesos, músculos, vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo.

Qué debo hacer si necesito un trasplante de órganos

Si usted necesita un trasplante, necesita estar en la lista de espera nacional. Para inscribirse en la lista debe visitar un hospital. Los médicos del hospital lo examinarán y decidirán si usted es un buen candidato para la donación de órganos.

Además de los criterios desarrollados para algunos tipos de órganos cada hospital tiene sus propios criterios para aceptar candidatos a trasplantes.

Si el equipo de trasplantes del hospital determina que usted es un buen candidato para un trasplante, lo añadirá a la lista de espera nacional. No hay manera de saber cuánto tiempo esperará para recibir un órgano donado.

Su nombre será añadido al grupo de nombres. Cuando un órgano está disponible, todos los pacientes son evaluados para determinar su compatibilidad.

Publicidad