Cómo recuperar el blanco de mis ojos

0
324

Publicidad

Una parte del cuerpo en la que mucha gente se fija son los ojos y, además, se dice que son la parte más expresiva y cuando hablamos lo normal es mirar a los ojos de tu interlocutor. Por eso nos gusta que se vean bonitos y radiantes, pero no siempre es así. La parte blanca del ojo se llama esclerótica y, aunque normalmente suele ser blanca, pueden aparecer distintas tonalidades o incluso venitas rojas o pequeñas manchas que afeen un poco los ojos. Esta zona puede revelar aspectos de nuestra salud, por ejemplo, si se torna amarillenta esto estará diciéndonos que podría ser un problema de bilirrubina. Incluso cambia de tonalidad en las personas que fuman o simplemente cuando estamos cansados o hay falta de sueño. Pero siempre puedes poner en marcha algunos truquitos para que vuelvan a lucir radiantes. En este artículo de alimentaycura.com te damos algunos consejos para responder a tu duda sobre “¿cómo recuperar el blanco de mis ojos?“.

Cambia tus hábitos para mejorar tu salud ocular

Para empezar es importante tener en cuenta que, muchas veces, el cambio de tonalidad o la aparición de rojeces en el blanco de los ojos se deben a cuestiones internas. Por eso es importante comenzar desde dentro.

Cambia tus hábitos de salud para recuperar el blanco de tus ojos. Por ejemplo, es importante la dieta. Las frutas y verduras de colores anaranjado o amarillo, como son la zanahoria, los limones, las naranjas o las calabazas te ayudarán a mantener el blanco en tus ojos, ya que contienen vitaminas y antioxidantes. También tienen beneficios en tus ojos los vegetales de hojas verdes. Además, son buenos para desintoxicar el hígado, lo que ayudará a que funcione mejor y se evite un tono amarillento en la esclerótica.

Otros hábitos que debes seguir son beber mucha agua al día, ya que ayuda a un buen funcionamiento interno que se traduce en un mejor aspecto de ojos, evitar bebidas alcohólicas y con cafeína. Asimismo, dormir las horas necesarias para descansar bien es algo vital para la salud ocular, puesto que descansando bien evitarás las rojeces así como la sequedad de los ojos.

Además es importante llevar siempre gafas de sol, aunque creamos que los rayos no inciden del todo en nuestros ojos. Los rayos ultravioleta son dañinos y perjudiciales para nuestra salud ocular.

Acude al oculista y al oftalmólogo

Es importante revisar los ojos de vez en cuando, pero más aún si el aspecto de estos ha cambiado. Si se tornan amarillentos es posible que haya un problema de hígado, si están muy rojos puede que sea una conjuntivitis, etcétera. Si además tienes otros síntomas, como dolor o picazón es importante realizarse una revisión en el oftalmólogo y el oculista.

No obstante, aunque no sientas que tienes ninguna afección, es aconsejable revisar la vista y los ojos periódicamente.

Colirios y gotas para recuperar el blanco de los ojos

En el mercado hay diferentes colirios con diferentes acciones. Por ejemplo, puedes usar las famosas lágrimas artificiales o gotas oculares que no solo reducen el enrojecimiento, sino que además neutralizan la resequedad o la irritación de los ojos. Se suelen comprar en farmacias y con una o dos gotas en cada ojo cuatro veces al día bastará para mejorarlos.

También hay algunas gotas oculares más viscosas que tienen propiedades de enfriamiento, lo que ayuda a calmar el ardor en los ojos y reducir el enrojecimiento. No obstante, son un poco más agresivas que las anteriores.

Y, por último, hay unas gotas de tinte azul específicas para contrarrestar el amarillo de la esclerótica y hacer que los ojos se vean más blancos.

Compresas frías para aliviar los ojos enrojecidos y recuperar el blanco

Muchas veces los ojos no están del todo blancos porque no hemos descansado y esto se traduce en ojos enrojecidos y, normalmente, hinchados. Para clamar esta sensación se pueden aplicar compresas frías sobre estos y dejarlas reposar un rato. Coge un paño y humedécelo con agua fría. Escúrrelo y déjalo sobre tus ojos durante 5 o 10 minutos. Repite este proceso varias veces al día y verás como tus ojos se ven mucho mejor.

Zanahorias para mejorar el blanco de los ojos

Como ya hemos dicho, comer zanahorias puede mejorar la salud del organismo y repercutir en los ojos, pero además puedes usarlas de forma tópica.

Para aplicar jugo de zanahoria en tus ojos primero lava varias zanahorias y sécalas. Quítales los extremos y procésalas para hacer un jugo. Esto es lo que utilizaremos para aplicar sobre los párpados. Déjalo toda la noche pero con cuidado de que no entre en los ojos. A la mañana siguiente lávate la cara con normalidad y listo. Verás como tu salud ocular mejora con el paso de pocos días y tus ojos se vuelven más blancos.

Maquíllate para resaltar el blanco de tus ojos

Una forma de hacer que nuestros ojos se vean más blancos es utilizando maquillaje. Para aparentar este efecto visual, puedes aplicar iluminación en la parte de debajo del ojo, en la ojera, o incluso pintar la línea de agua con algún color claro o de color carne.

Si usas sombra o delineador utiliza tonos azules que es el color que dará la sensación de blancura. Y en lugar de mascara de pestañas negra utiliza una marrón.

Este artículo es meramente informativo, en alimentaycura.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Publicidad