Semillas de girasol: Propiedades, beneficios y usos

0
33

Publicidad

Las semillas de girasol son apreciadas por sus propiedades nutricionales: tienen un alto contenido de ácidos grasos y un buen aporte de micronutrientes, entre muchos otros, destacamos las vitaminas del grupo B y vitamina E, antioxidantes y sales minerales como hierro, zinc, fósforo, magnesio y potasio.

Semillas de girasol, valores nutricionales.

¿Las semillas de girasol engordan?

Todo depende de cuánto comas. Ciertamente no son bajas en calorías. 100 gramos de semillas de girasol proporcionan 584 kcal. Veamos en detalle los valores nutricionales de las semillas de girasol.

Calorías: 584 kcal

Hidratos de carbono: 20 g

Grasas: 51,46 g de las cuales, saturado: 4,45 g, monoinsaturado 18,52 g, Poliinsaturado 23,13 g

Proteínas: 20,78 g.

Se pueden ver los valores nutricionales de los micronutrientes:

Vitamina B1 (Tiamina): 1.48 mg.

Vitamina B2 (Riboflavina): 0.355 mg.

Vitamina B3 o Vitamina PP: 8.335 mg.

Vitamina B9: 227 μg.

Vitamina J o colina: 55.1 mg.

Vitamina C: 1.4 mg.

Vitamina E: 35.17 mg.

Calcio: 78 mg.

Magnesio: 325 mg.

Hierro: 5.25 mg.

Fósforo: 660 mg.

Potasio: 645 mg.

Sodio: 9 mg.

Zinc: 5 mg.

La vitamina J o colina es poco conocida, pero es una coenzima esencial para la creación de las membranas celulares. En cuanto al perfil de ácidos grasos, el principal es el ácido linoleico.

Entre los beneficios de las semillas de girasol, destacamos el aporte de fitosteroles, compuestos que ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre. Después de analizar las propiedades nutricionales de las semillas de girasol, pasemos a la práctica: ¿cómo se comen las semillas de girasol?

Cómo comer las semillas de girasol.

Las semillas de girasol son muy versátiles en la cocina. Se pueden usar para ensaladas pero también arroces, platos a base de verduras o sopas.

Son excelentes para usar en la preparación casera de pan u otros productos de panadería, como galletas saladas o palitos de pan caseros. También se pueden asar simplemente para un tentempié saludable o para el desayuno, tanto para adultos como para niños.

Si no son saladas, se pueden usar para añadir a una ensalada de frutas o para decorar un tazón de helado casero.

Semillas de girasol sin cáscara.

Aquí tienes una receta para tomar las semillas de girasol sin cascara.

Mezcla las semillas de girasol descascaradas de forma natural (preferiblemente tostadas) con diferentes cereales típicos del desayuno y añádelos a la leche. O también puedes molerlas para obtener un polvo que se puede añadir a la miel, dando como resultado una crema energética y rica para untar sobre el pan.

Semillas de girasol tostadas.

Para su uso, las semillas de girasol sin cáscara deben tostarse. ¿Cómo se pueden tostar? Muy simple.

Pon una sartén antiadherente al fuego, caliéntala y añade un puñado de semillas de girasol. ¡Atención! Todas las semillas de girasol deben entrar en contacto con la sartén.

Bajar el fuego al mínimo y tostar durante un par de minutos, “pelando” una vez, después de los primeros sesenta segundos. En la práctica, para tostar las semillas hay que “cocinarlas” en una sartén antiadherente durante 2 minutos “volteándolas” a mitad de la cocción.

Publicidad