Si tienes amigdalitis y dolor de garganta, aquí te damos soluciones naturales

0
781

La amigdalitis es una infección aguda de las amigdalas , por lo general causada por virus o bacterias. Produciendo dolor de garganta , fiebre , dolor en los ganglios linfáticos , dolor al tragar y una sensación de malestar general.

Publicidad

El tratamiento clínico de una amigdalitis provocada por un virus sería a base de analgésicos y antipiréticos , sin embargo si es provocada por bacterias , su tratamiento sería a base de antibióticos.

Pero si quieres tratar la amigdalitis y el dolor de garganta de manera natural, entonces aquí te damos a conocer una buena receta con la cual vas a poder combatirla de una manera muy sencilla. Presta mucha atención y prepárala de manera inmediata.

Remedio para el dolor de garganta y amigdalitis

Ingredientes:

1 cucharadita de whisky
100 gramos de comino negro
300 mililitros de agua embotellada

Modo de preparación:

En una olla , hervir los 300 ml de agua embotellada junto al comino negro , durante un período de 10 minutos.Comprobar que tenga  una consistencia espesa , sino es así dejar 5 minutos más hirviendo.Por último , colar la mezcla resultante y añadir una cucharadita de whisky.

Método de uso:

Vas a tomar 1 cucharada de este remedio natural cada 45 minutos , a partir de la segunda hora vas a empezar a notar un alivio significativo de las molestias.Pasadas 5 horas , todos los síntomas de amigdalitis y dolores asociados , deben haber desaparecido por completo.Si pasadas 7 horas  no han desaparecido los síntomas , deje de tomar este remedio natural y consulte con su médico de cabecera para tratar el problema con medicamentos tradicionales.

Otros remedios para tratar la amigdalitis

Haz gárgaras con zumo de limón recién exprimido y una cucharada de miel, cinco veces por día. Lava tus dientes al terminar para evitar el efecto corrosivo que tiene el limón en las dentinas.Realiza un emplasto de hojas de salvia hirviendo (o lo más caliente posible). Aplica en la garganta y envuelve con un pañuelo o paño para que el calor se mantenga. Cuando se enfría, sustituir por otro. Se pueden hacer, mientras tanto, gárgaras de infusión de salvia, tibia.Mezcla una cucharada de miel, una de vinagre de manzana y una taza de agua tibia. Bebe lentamente de a sorbos sin dejar que se enfríe.Hierve medio litro de agua, coloca 30 gramos de salvia y 25 de pimienta de cayena. Deja reposar y realiza gárgaras varias veces al día.Prepara un zumo con 3 zanahorias, media taza de agua y 6 fresas. Licúa todo durante 3 minutos y bébelo.

¡Comparte esta publicación!

Publicidad