Estos son los laxantes caseros más comunes y efectivos para el estreñimiento

0
21

El estreñimiento es la incapacidad que podemos presentar en algún momento para evacuar las heces o desechos de comida que digerimos. Esta condición es muy molesta, ya que lo que se considera normal es evacuar 3 veces ya sea en una semana o diariamente.

Publicidad

Es algo a lo que de pronto no prestamos mucha atención. No obstante,  el óptimo funcionamiento del aparato digestivo es sumamente importante para gozar de buena salud e incluso para evitar el sobrepeso.

A continuación te enseñaremos lo que necesitas saber sobre esta condición y te brindaremos alternativas naturales que te ayudarán a calmarla.

Síntomas

Además de la imposible evacuación de desechos fecales, el estreñimiento viene acompañado de:

Inflamación intestinal

Heces demasiado duras

Sensación de pesadez

Dolor abdominal

Gases

También debemos ser conscientes de que podemos presentar problemas más avanzados debido a la no evacuación, tales como:

Hernia de hiato

Dolores de cabeza

Hemorroides

Fisuras anales

Fecaloma (acumulación y compactación de las heces en el intestino)

Colitis isquémica

Diverticulitis

Cáncer gástrico

Cáncer colorrectal

Y como si fuera poco, el estreñimiento no permite que los nutrientes sean absorbidos con normalidad. Esto conlleva a un déficit, que afecta directamente el sistema inmunitario y provoca una baja de defensas.

Causas

Son varios los factores que desencadenan este problema digestivo, haciendo que las heces se acumulen en el colon y desencadenen los problemas mencionados anteriormente. Entre estos encontramos:

Malos hábitos: Debemos tener muy en cuenta que el momento de ir al baño debe ser sin apuros. Tampoco se recomienda esperar y retener por tiempo prolongado dicha evacuación.

Dieta: Debe tener un alto contenido de frutas, verduras, legumbres, cereales y frutos secos. La fibra es fundamental para el óptimo funcionamiento del aparato digestivo.

Ingesta insuficiente de líquidos: El agua y la fruta en zumo favorecen la deposición de las heces gracias tienen una gran acción humectante en los intestinos. Además, facilita el proceso de la digestión de los alimentos.

Falta de ejercicio físico: La práctica del ejercicio contribuye a aligerar el tránsito intestinal y, por lo tanto, a la evacuación de la materia fecal. El sedentarismo es enemigo número uno del cuerpo.

Factores psicológicos: Los más relevantes son el estrés asociado a la vida actual y los cambios bruscos que esta conlleva. También el hecho de no disponer de un ambiente adecuado que estimule el reflejo de la evacuación.

Consumo de ciertos medicamentos: Hay muchas sustancias farmacológicas que provocan estreñimiento como efecto secundario. Es el caso de la morfina, codeína, ansiolíticos, antidepresivos, antihipertensivos, diuréticos o suplementos de calcio y hierro.

Laxantes naturales para el estreñimiento

A continuación te presentaremos las alternativas naturales más comunes. Puedes prepararlas en casa para combatir de manera significativa esta molestia.

Semillas de lino o linaza

Las semillas de lino tienen un gran efecto laxante. Además, un componente de la fibra de la semilla de lino es el mucílago, una sustancia gomosa que agrega volumen a las heces y las ablanda. Las heces más blandas son más fáciles de pasar y menos propensas a crear o empeorar las hemorroides.

Ingredientes

1 cucharada de semillas de lino (10 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Calentamos el agua junto con las semillas de lino.

Cuando ya esté hirviendo contamos dos minutos más y retiramos.

Dejamos reposar hasta que la mezcla esté espesa, colamos y tomamos.

Se recomienda tomar esta preparación dos veces al día, la primera en ayunas.

Agua con limón

Su aporte de fibra regula el movimiento intestinal y ayuda a mantener una óptima eliminación de los desechos. Una sencilla bebida de agua con limón puede mejorar la digestión para evitar los episodios crónicos de estreñimiento e inflamación.

Ingredientes

1 taza de agua (250 ml)

3 cucharadas de jugo de limón (45 ml)

Preparación

Calentamos el agua y, cuando hierva, retiramos del fuego.

Agregamos las cucharadas de limón y revolvemos muy bien la preparación.

Se recomienda tomar 3 veces al día, 30 minutos antes de cada comida.

Aloe vera

Si se toma en estado puro el aloe vera funciona como un poderoso laxante. Este contiene antraquinonas, sustancias que aumentan el contenido de líquido en el intestino. Además se encarga de remover las partículas que se acumulan en el aparato digestivo.

Ingredientes

2 tazas de agua (500 ml)

6 cucharadas de  gel de aloe vera (90 g)

Preparación

Debemos agregar los dos ingredientes en la licuadora.

Licuamos hasta que se consiga una mezcla homogénea. Si se desea se puede endulzar con miel al gusto.

Se recomienda tomar 2 veces al día.

Publicidad