Cómo tratar el síndrome del intestino irritable con una infusión de jengibre y manzanilla

253

Publicidad

El síndrome del intestino irritable, también conocido como colon irritable, es una enfermedad que se caracteriza por periodos de distensión abdominal y cambios en el tránsito intestinal, alternando episodios de estreñimiento y diarrea.

Su causa exacta no está definida, pero se cree que tiene mucho que ver con factores psicológicos como el estrés, la ansiedad y el nerviosismo.

Además, también se relaciona con algunos cambios hormonales, intolerancias alimentarias y predisposición genética.

Si bien no se considera un problema grave, quienes lo padecen suelen buscar un tratamiento, ya que algunos de sus síntomas interfieren en el estilo de vida y, en algunos casos, presentan complicaciones.

Afortunadamente, además de los consejos médicos, hay remedios de origen natural cuyas propiedades reducen la severidad de los síntomas para ayudar a sobrellevar la afección.

Entre estos nos encontramos con una infusión medicinal de jengibre y manzanilla, recomendada para optimizar la digestión y reducir la inflamación.

¿Te interesa probarla? Descubre la receta.

Infusión de jengibre y manzanilla para aliviar el síndrome del intestino irritable

Tanto la raíz de jengibre como las flores de manzanilla se han valorado desde la antigüedad por sus múltiples aplicaciones medicinales, en especial en lo que tiene que ver con la salud digestiva.

Ambos contienen sustancias activas con efectos antiinflamatorios, analgésicos y desintoxicantes, las cuales optimizan la actividad intestinal, reduciendo las molestias causadas por el intestino irritable.

Son suaves con el estómago y, al regular su pH, neutralizan la producción excesiva de ácidos para evitar irritación en la mucosa intestinal.

Beneficios del jengibre

con-una-infusion-de-jengibre-y-manzanilla.jpg”>

El principal compuesto activo del jengibre se conoce como gingerol. Esta es la sustancia que le confiere su característico sabor picante, además de sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y digestivas.

Durante siglos se ha utilizado como remedio alternativo contra las digestiones pesadas, ya que facilita la absorción de los nutrientes y promueve la eliminación de los desechos acumulados en el colon.

Contiene una sustancia conocida como oleorresina, que le confiere propiedades antiácidas, laxantes y antiespasmódicas.

Es un carminativo natural, es decir, ayuda a frenar la producción excesiva de gases.

Mejora la circulación de la sangre y, de paso, promueve la expulsión de las toxinas que viajan a través del torrente sanguíneo.

Entre otras cosas, es uno de los mejores remedios naturales contra las náuseas, la acidez y el reflujo.

Beneficios de la manzanilla

con-una-infusion-de-jengibre-y-manzanilla-1.jpg”>

Las flores de manzanilla se han utilizado en la medicina alternativa como complemento contra los dolores, la inflamación abdominal y los problemas de tránsito intestinal.

Contiene sustancias activas, como los ácidos orgánicos, terpenos y alcoholes, que le confieren efectos antiinflamatorios y calmantes.

Es ideal para reducir la distensión causada por el intestino irritable y, de paso, ayuda a regular el pH de todo el sistema digestivo.

Controla la diarrea y el estreñimiento, y ayuda a reducir la acumulación de gases.

Tiene propiedades antiespasmódicas y antiácidas, ideales para reducir la sensación de agruras y pesadez.

Acelera el proceso de recuperación de los tejidos, sobre todo en casos de irritación de la mucosa gástrica y úlceras.

¿Cómo preparar una infusión de jengibre y manzanilla?

La infusión de jengibre y manzanilla se puede preparar como remedio natural para disminuir los incómodos síntomas del síndrome del intestino irritable.

Sin embargo, pese a sus beneficios, debe ingerirse de forma moderada, ya que los excesos de jengibre pueden causar reacciones contrarias.

Ingredientes

2 tazas de agua (500 ml)

1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)

1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)

2 cucharadas de miel de abejas (50 g) (opcional)

Hielo (opcional)

Preparación

Vierte las tazas de agua en una olla y ponlas a hervir.

Una vez alcancen su punto de ebullición, agrégales la raíz de jengibre rallada y las flores de manzanilla.

Reduce el fuego, y deja infusionar las plantas durante 2 o 3 minutos.

Luego, espera que repose a temperatura ambiente, 10 o 15 minutos más.

Cuela la bebida y, si gustas, endúlzala con miel de abejas y agrégale hielo.

Modo de consumo

Ingiere una taza de infusión en ayunas y repite el remedio a media tarde.

Consúmelo, por lo menos, 3 veces a la semana.

¿Estás lidiando contra los síntomas del síndrome del colon irritable? ¿Tienes digestiones pesadas o estreñimiento? Si es así, anímate a preparar esta bebida natural y comprueba sus beneficios para restablecer tu salud intestinal.

Por supuesto, para óptimos resultados, asegúrate de mantener una alimentación saludable, moderada en grasa y alimentos irritantes.

 

 

Publicidad