Cómo Se Diferencia Un Pulmón De Un Fumador Comparado Con Un Pulmón Normal

0
409

Publicidad

con-un-pulmon-normal-1.jpg”>Seguramente, sabes que fumar es malo para tu salud. Millones de personas mueren cada año a causa del cigarro.

Este hábito afecta de muchas maneras a tu cuerpo, desde debilitar tu sistema inmune hasta la pérdida de piezas dentales y, por supuesto, los órganos más afectados son los pulmones.

Estos órganos reciben la inhalación de todas las sustancias tóxicas que contienen los cigarros, afectando su funcionamiento de forma directa.

Cómo Funcionan Los Pulmones Sanos

con-un-pulmon-normal-2.jpg”>Cada minuto, entre 12 y 20 veces, inhalas y exhalas aire por tus pulmones. Estos órganos son los encargados de llevar oxígeno al cuerpo y desechar el dióxido de carbono.

El proceso comienza en la nariz y en la boca. Desde ahí, el aire pasa por la garganta hacia la tráquea, los tubos bronquiales y a los bronquiolos que terminan en pequeños sacos de aire conocidos como alvéolos.

Los alvéolos, que son más de 300 millones, están rodeados de vasos sanguíneos llamados capilares, por donde el aire llega a la sangre.

Dentro de las vías respiratorias y los pulmones también existen los cilios, pequeños pelillos que evitan la entrada de elementos dañinos a los pulmones, limpiando el oxígeno.

La sangre oxigenada llega al corazón, que la bombea al cuerpo para que llegue a todos los órganos y células.

Cuando las células usan el oxígeno, desechan dióxido de carbono, el cual es transportado por la sangre de regreso a los pulmones para ser expulsado.

Cómo Afecta El Cigarro A Los Pulmones

con-un-pulmon-normal-3.jpg”>Los cigarros contienen muchas sustancias dañinas que pueden causar inflamación e incremento de la mucosidad, lo que genera que muchos fumadores padezcan tos, bronquitis, neumonía y ataques de asma.

La tos se presenta porque el cuerpo intenta liberarse de las sustancias tóxicas, creando mucosa y expectorando.

La nicotina paraliza a los cilios, que dejan de hacer su función de limpieza, lo que deriva en una acumulación de sustancias tóxicas en los pulmones.

Dichas sustancias deterioran la elasticidad de las células pulmonares que, cuando el tejido se rompe, se presenta la enfermedad llamada enfisema.

Condiciones De Riesgo Al Fumar

con-un-pulmon-normal-4.jpg”>En el corto plazo, fumar puede producir:

Dificultad para respirar.

Menor desempeño atlético.

Problemas respiratorios.

Mala salud pulmonar.

Tos.

Dientes manchados.

Mal aliento.

A largo plazo puedes cáncer de pulmón. Se calcula que 90% de los casos de cáncer pulmonar están relacionados con el tabaquismo.

Asimismo, se incrementa la posibilidad de padecer neumonía y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Los fumadores tienen mayor riesgo de padecer cáncer de:

Hígado.

Riñón.

Estómago.

Boca.

Páncreas.

Esófago.

Vejiga.

Colon y recto.

Leucemia mieloide.

Otros daños y enfermedades que puede causar el consumo regular de tabaco son:

Aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Ataques cardíacos.

Derrames cerebrales.

Daño a las arterias del corazón.

Daño a los vasos sanguíneos.

Envejecimiento prematuro de la piel.

Las heridas tardan más en sanar.

Afecta el olfato y el gusto.

Disminuye la densidad ósea.

Aumenta el riesgo de sufrir úlceras pépticas.

Incrementa la posibilidad de padecer degeneración macular, que puede provocar ceguera.

Cómo Afecta A Tus Pulmones Dejar De Fumar

Tal vez creas que ya es tarde para dejar el tabaquismo, pero te equivocas. El cuerpo tiene una gran habilidad para curarse a sí mismo.

A los pocos días de dejar de fumar, los cilios de tu sistema respiratorio comienzan a regenerarse y en cuestión de meses recuperan su funcionamiento normal.

Al principio, muchos fumadores tosen más que antes, debido a que lo cilios están realizando su labor de limpieza nuevamente.

En dos semanas, la función respiratoria al hacer ejercicio mejora, ya que disminuye la cantidad de monóxido de carbono.

A los pocos meses puedes notar grandes progresos. Tus pulmones están más fuertes y limpios, puedes hacer ejercicio sin sentir que desfalleces y tu circulación sanguínea se recupera. En este tiempo, la posibilidad de sufrir un ataque cardíaco disminuye.

A los 10 o 15 años de haber dejado de fumar, tus pulmones se habrán recuperado a tal grado, que la posibilidad de que sufras enfermedades relacionadas con el tabaquismo será la misma que los no fumadores.

Cómo Dejar De Fumar

con-un-pulmon-normal-5.jpg”>Como sucede con cualquier adicción, dejar el cigarrillo no es sencillo, pero afortunadamente no es imposible.

La recomendación es que acudas a un especialista, además de buscar el apoyo de tus amigos y familiares.

Existen diversas opciones y métodos para superar el tabaquismo, a saber:

Parches de nicotina.

Grupos de apoyo.

Combatir los factores que te hacen fumar, como el estrés.

Ejercicio.

Cigarros electrónicos.

Dejarlo de un día a otro.

Dejarlo poco a poco, disminuyendo su consumo.

Lo más recomendable es que pruebes diferentes métodos sin desanimarte, hasta que encuentres el que te funcione.

Si sufres síndrome de abstinencia por la nicotina, acude al médico para que te sugiera las mejores opciones.

Por otro lado, hay algunas cosas que puedes hacer para limpiar tus pulmones:

Procura permanecer en áreas abierta.

Evitar estar cerca de fumadores.

Ventila tu casa, abre puertas y ventanas.

Realiza una limpieza profunda de tu vivienda, ropa de cama y muebles para eliminar todos los residuos del humo del tabaco.

Ten plantas en tu casa, ya que ayudan a purificar el aire.

Evitar utilizar productos tóxicos de limpieza.

Conclusiones

Fumar es un hábito nocivo para tu salud y los que te rodean, que provoca un daño inmediato y constante a todo tu cuerpo.

Los pulmones, encargados de darnos oxígeno, se ven seriamente afectados por el cigarrillo. Si has considerado dejar de fumar y no te has decidido, nunca es tarde para hacer un cambio. Con disciplina, un buen plan y fuerza de voluntad, puedes lograrlo.

Publicidad