Disipa tu niebla cerebral comiendo adecuadamente

0
35

Quizás alguna vez has experimentado una sensación de confusión o falta de claridad mental, algo así como tener la mente nublada, dispersa y demasiado cargada. Este fenómeno es conocido como niebla cerebral. Y además, suele estar acompañado por problemas de memoria y dificultades para enfocar la atención y articular palabras.

Publicidad

El exceso de trabajo, la multitarea o el abuso de sustancias (como el alcohol, el tabaco o las drogas) pueden causar esta sensación de neblina mental. No obstante, hay varias solucionares para disiparla.Comer adecuadamente, dormir más o mejor, hacer ejercicio habitualmente o relajarse son algunas de ellas. Otra solución puede ser llevar a cabo una desintoxicación del organismo, ya que las toxinas acumuladas por la contaminación y la mala alimentación influyen en este estado cerebral. Profundicemos.

Lo que debes eliminar de tu dieta para disipar tu niebla cerebral

Lo primero que tienes  que eliminar de tu dieta es lo que en algunos círculos denominan venenos blancos. Los venenos blancos son el azúcar refinado y todos los edulcorantes. Además, también se incluyen el jarabe de maíz, el arroz blanco, la harina refinada y sus derivados. Y en algunas ocasiones, también la sal refinada e incluso la leche pasteurizada.

Que algunos de estos productos sean de origen vegetal no los convierte en saludables. En su lugar, consume alimentos integrales o sin refinar; además de eliminar de tu dieta cualquier producto que no pueda considerarse un alimento de verdad. Esto incluye los productos con edulcorantes sin calorías, que pueden ser aún más perjudiciales que el azúcar.

Pero, ¿por qué es necesario eliminar estos productos de la alimentación para disipar la niebla cerebral? La razón principal es que el cerebro se alimenta de carbohidratos. Los carbohidratos refinados causan un subidón que resulta muy estimulante, pero la bajada de glucosa es igual de rápida, produciendo un estado de carencia. Esto conduce a cambios de humor, irritabilidad, cansancio, confusión y deterioro del juicio, es decir, niebla cerebral.

Otras relaciones entre los alimentos y la niebla cerebral

Por otra parte, evitar en la medida de lo posible los alimentos con gluten también ayuda a disipar las distracciones y a mejorar la concentración. Se ha descubierto que el trigo empeora los trastornos cerebrales como la esquizofrenia, el autismo y el TDAH. Aunque suprimir el gluten puede provocar síntomas de abstinencia temporales, por lo general merece la pena.

También hay que reducir de la dieta los aditivos alimentarios. Muchos de ellos están presentes, curiosamente, en los alimentos promocionados como saludables. Entre la larga lista de efectos secundarios que tienen, los aditivos alimentarios pueden causar niebla cerebral y otros síntomas relacionados con el cerebro. Algunos de ellos son dolores de cabeza, cambios de humor, mareos, ansiedad y depresión.

Para terminar, otra forma de disipar la niebla cerebral y mejorar la concentración es no consumiendo cafeína, o al menos, controlando su consumo. El café y el té ofrecen muchos beneficios para la salud y pueden ayudar  a mantenerse en alerta y enfocado. Pero la desventaja de la cafeína es que es adictiva, por lo que su carencia puede llevar a experimentar síntomas de abstinencia. Estos incluyen niebla cerebral, dolor de cabeza, fatiga e incluso síntomas similares a la gripe como náuseas y vómitos.

Qué comer para favorecer la función cerebral

Conseguir evitar la niebla cerebral no es tan complicado. Tan solo tienes que seguir una alimentación natural y saludable. Aunque hay muchos enfoques posibles y ciertas controversias al respecto, la mayoría de expertos están de acuerdo en algunos aspectos básicas.

Las grasas saludables son un importante combustible para nuestro cerebro. Alimentos como las nueces, los aguacates, el aceite de coco, el aceite de oliva virgen (sin refinar), el salmón, los huevos y la carne ecológica son muy buenos para mejorar la función cerebral. También se ha encontrado que grasas saturadas como el aceite de coco o la mantequilla de Ghee son muy beneficiosas para la salud del cerebro.

También es importante prevenir la deshidratación bebiendo mucha agua y consumiendo alimentos ricos en líquidos. El volumen de agua del cerebro alcanza el 75%, por lo que incluso una deshidratación leve afectará la capacidad de pensar con claridad. De hecho, hace falta solo un 2% de deshidratación para que la atención, la memoria y otras habilidades cognitivas se vean afectadas.

Añadir yodo a la dieta es también una buena forma de prevenir la niebla cerebral. Las algas marinas son una buena opción, ya que son uno de los alimentos más ricos en yodo o consumir sal yodada.

Otro alimento muy interesante para facilitar la claridad mental son los arándanos (frescos o congelados). Una buena cantidad de estudios publicados indican que estos frutos rojos tienen un efecto beneficioso sobre la función cognitiva.

Como vemos, consumir estos alimentos puede que no elimine por completo la niebla cerebral, pero sí que ayudará mucho a disminuirla. Además, producirá otros beneficios en tu vida que harán que merezca la pena preocuparte por este aspecto.

Publicidad