Cómo controlar la presión arterial alta con 5 remedios caseros

0
163

Publicidad

El aumento de la presión arterial, un trastorno conocido en términos médicos como hipertensión, es uno de los enemigos número uno de la salud cardiovascular.

Se origina por el engrosamiento u obstrucción de las arterias, lo cual obliga al corazón a esforzarse más para poder bombear y transportar la sangre hacia las demás partes del cuerpo.

Producto de esto, el músculo cardíaco se debilita y, algunas veces, se ve comprometida la función de los riñones, el cerebro y el páncreas.

Sin embargo, estas complicaciones se pueden prevenir con el oportuno tratamiento de la enfermedad, ya que algunos remedios reducen la presión y ayudan a mantenerla en niveles estables.

Si bien es necesario atender las sugerencias médicas, también se pueden emplear algunas soluciones naturales que apoyan su control.

A continuación te compartimos 5 interesantes alternativas para que no dudes en usarlas como complemento de tu tratamiento.

1. Albahaca

con-5-remedios-caseros.jpg”>

La infusión de albahaca tiene propiedades diuréticas y antiinflamatorias que apoyan el control de la presión arterial alta.

Su ingesta disminuye la retención de líquidos y el exceso de sodio, dos causas que incrementan el riesgo de hipertensión.

Ingredientes

1 cucharadita de albahaca fresca (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Calienta una taza de agua y, cuando hierva, agrégale la albahaca fresca.

Tapa la infusión y déjala reposar 10 minutos.

Modo de consumo

Ingiere 2 o 3 tazas de infusión de albahaca al día, mínimo 3 veces a la semana.

2. Canela

La canela es una especia rica en aceites esenciales, antioxidantes y compuestos antiinflamatorios que ayudan a mejorar la circulación y la salud arterial.

Está recomendada para el control de la presión arterial en pacientes con diabetes, ya que, entre otras cosas, ayuda a regular los niveles de glucosa.

Ingredientes

1 cucharadita de canela en polvo (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Agrega la canela en polvo en una taza de agua hirviendo, tápala y déjala reposar 10 minutos.

Modo de consumo

Ingiere una taza de infusión de canela en ayunas y, si gustas, repite su consumo a media tarde.

3. Cardamomo

con-5-remedios-caseros-1.jpg”>

Las propiedades del cardamomo son útiles para relajar el sistema nervioso y reducir la presión arterial.

Sus minerales esenciales ayudan a regular los niveles altos de sodio y, por si fuera poco, ayudan a mejorar la circulación.

Ingredientes

1 cucharadita de cardamomo (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Agrega una cucharadita de cardamomo en una taza de agua y ponlo a hervir.

Cuando llegue a ebullición, retira la bebida del fuego y déjala reposar, 5 o 10 minutos, a temperatura ambiente.

Pasa la bebida a través de un colador y consúmela.

Modo de consumo

Ingiere 2 o 3 tazas de infusión de cardamomo al día, después de cada comida.

4. Linaza

Por su alto contenido de omega 3, aminoácidos y fibra dietética, las semillas de linaza pueden contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares crónicas.

Estas sustancias promueven el control del colesterol alto y la presión arterial, disminuyendo la tendencia a sufrir ataques cardíacos, arteriosclerosis y otros trastornos graves.

Ingredientes

1 cucharada de semillas de linaza (10 g)

½ taza de agua (125 ml)

Preparación

Agrega una cucharada de semillas de linaza en media taza de agua caliente y déjalas reposar toda la noche.

A la mañana siguiente, cuando el líquido esté ligeramente espeso, cuélalo.

Modo de consumo

Ingiere la bebida en ayunas, todos los días.

Si gustas, agrégale un poco de zumo de limón.

5. Jengibre

con-5-remedios-caseros-2.jpg”>

El jengibre es uno de los remedios tradicionales para el control de la hipertensión. Sus bondades se le atribuyen a sus compuestos anticoagulantes y vasodilatadores, los cuales ayudan a mejorar el paso del flujo sanguíneo a través de las arterias.

Contiene antioxidantes, fibra y vitaminas y minerales que, en conjunto, ayudan a eliminar las toxinas y líquidos que influyen en el aumento de la presión.

Ingredientes

1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Vierte una taza de agua en una olla y ponla a hervir.

Cuando llegue a ebullición, agrégale el jengibre rallado, reduce el fuego y déjalo 2 minutos.

Pasado este tiempo, deja que la bebida repose a temperatura ambiente, hasta que esté tibia.

Modo de consumo

Cuela la infusión y consúmela en ayunas.

Repite su ingesta 2 o 3 veces al día, después de comer.

¿Sufres de presión arterial alta? ¿Tienes antecedentes familiares de hipertensión? Si tienes motivos para temer por esta condición, anímate a preparar los remedios mencionados y aprovecha sus propiedades.

Eso sí, si estás consumiendo medicamentos, consulta al médico para saber si estos remedios pueden interferir en su asimilación.

con-5-remedios-caseros-3.jpg”>

Publicidad