Si comes esto en el desayuno, nunca más te preocuparás por grasa de tu vientre.

360

Publicidad

El desayuno que te presentaremos el día de hoy es uno de los más sanos y deliciosos, con una gran cantidad de vitaminas y minerales que mejoran la apariencia de la piel y el cabello. Además, este desayuno normaliza el metabolismo y fortalece tu cuerpo, dándote las energías necesarias para el día.

Este desayuno también tiene el poder para resolver los problemas de intestinos perezosos y estreñimiento. También ayuda a quemar grasa y normalizar el peso.

Ingredientes:

300 Ml de kéfir (o yogur bajo en grasa)
2 Cucharadas de copos de avena
1 Cucharadita de semillas de linaza
1 Cucharadita de cacao en polvo
5 a 7 Ciruelas carnosas

Preparación:

El desayuno se prepara por la noche para el día siguiente.
Rocía un poco de agua hirviendo (100 ml) sobre las ciruelas secas.
Tapa y deja actuar durante 5-10 minutos.
Mientras tanto, en un tazón pon los copos de avena, la linaza molida y el cacao.
Vierte el kéfir y remueve muy bien.
Pica las ciruelas y añade a la mezcla anterior. (Pueden agregarse a la licuadora y batir hasta conseguir un estado de “puré”, o realizarlo manualmente).
Mezcla bien y refrigera.
Por la mañana, retira de la nevera y disfruta de un desayuno saludable y delicioso. Los resultados pronto se harán presentes.

Nota: El primer día puede tener una sensación “interesante” en el estómago, lo que pasará en poco tiempo. Con este desayuno tu sistema digestivo comenzará a trabajar como un reloj. ¡Es bastante beneficioso!

Publicidad